Las elecciones presidenciales de Venezuela se celebrarán el 22 de abril

Nicolás Maduro. EFE

La oposición venezolana no ha decidido todavía si acudirá a esta contienda electoral, pero ha participado hasta ahora en un proceso de negociación política con el Gobierno de Maduro

Las elecciones presidenciales de Venezuela se celebrarán el 22 de abril, así lo anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

Con esa fecha, afirmó, se cumple el decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que ordenó realizar los comicios antes de mayo.

La oposición venezolana no ha decidido todavía si acudirá a esta contienda electoral, pero había participado hasta este miércoles en un proceso de negociación política con el Gobierno de Nicolás Maduro para buscar "mejoras" en las condiciones de las votaciones.

"Se convoca las elecciones presidenciales para el 22 de abril del 2018", dijo Lucena tras recordar que el CNE estuvo en "sesión permanente" desde el pasado lunes "analizando las fechas y trabajando en diferentes escenarios".

Señaló que el registro electoral estará abierto hasta el 20 de febrero pero que antes habrá una jornada especial destinada a los electores que esperan inscribirse o hacer cambios de residencia para finalmente publicar el 5 de marzo el número total de llamados a las urnas.

La rectora informó de que las candidaturas se presentarán primero por internet del 24 al 26 de febrero, y este último día se abrirá un plazo de 48 horas para que cumplan con los requisitos que les darán soporte definitivo. Indicó además que la campaña electoral durará 16 días, a partir del 2 de abril, para finalizar, como de costumbre en el país, tres días antes de los comicios.

" Tenemos 15 auditorías y todas las garantías para una elección transparente y confiable para queos venezolanos ejerzan su soberanía y expresen su voluntad", agregó Lucena. 

Lucena lamentó que el Gobierno y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no hayan firmado un acuerdo en el proceso de diálogo que arrancó en diciembre en Santo Domingo y que entró este miércoles en "receso indefinido", según ponderó el presidente de República Dominicana, Danilo Medina.

Sin embargo, la rectora agradeció su labor al exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y a los países acompañantes de este proceso, que buscaba, entre otras cosas, acordar una fecha para las presidenciales, así como varias garantías para la contienda electoral.

En la propuesta opositora, que es una condición para firmar el acuerdo, se pide legalizar en un lapso de 48 horas a las formaciones Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y a la MUD

La MUD entregó este miércoles a los observadores del diálogo una propuesta final en la que exige por escrito que se levanten las inhabilitaciones políticas al dos veces candidato presidencial Henrique Capriles y a Leopoldo López, dirigente opositor bajo arresto domiciliario. El antichavismo no firmó un documento que el oficialismo rubricó el martes y que contemplaba solo algunas de sus exigencias.

En la propuesta opositora, que es una condición para firmar el acuerdo, se pide legalizar en un lapso de 48 horas a las formaciones Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y a la MUD, luego de que las tres organizaciones fueran anuladas por decisiones del CNE y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

ZAPATERO. Por su parte, el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero envió una carta a la delegación de la oposición venezolana que participa en el diálogo con el Ejecutivo en la que le pide suscribir el acuerdo elaborado por la comisión facilitadora de las conversaciones.

En la misiva facilitada a Efe, Rodríguez Zapatero, facilitador del diálogo junto al presidente dominicano, Danilo Medina, expresa que, "de manera inesperada para mí, el documento no fue suscrito por la representación de la oposición. No valoro las circunstancias y los motivos, pero mi deber es defender la verdad y mi compromiso es no dar por perdido el lograr un compromiso histórico entre venezolanos".

En su carta remitida a la delegación de la oposición en el diálogo, que encabeza Julio Borges, Rodríguez Zapatero dice que el proceso de diálogo en Santo Domingo culminó "en un consenso básico para un gran acuerdo, que supone una esperanza real y valiente para el futuro de Venezuela".

POWERED BY