Miércoles. 20.06.2018 |
El tiempo
Miércoles. 20.06.2018
El tiempo

El exespía ruso Skripal y su hija fueron envenenados con un agente nervioso

Fotografía de archivo del exespía ruso Sergei Skripal. EFE
Fotografía de archivo del exespía ruso Sergei Skripal. EFE

Uno de los agentes de policía que atendió a los dos afectados se encuentra también hospitalizado en estado grave por intoxicación

La policía británica afirmó este miércoles que centra sus esfuerzos en averiguar quién está detrás del intento de asesinato del exespía ruso Sergei Skripal y su hija Julia, después de confirmar que éstos fueron envenenados "intencionadamente con el propósito de causar la muerte" con un agente nervioso.

Skripal, de 66 años y su hija, de 33, continúan hospitalizados en "estado grave", tal y como apuntó Scotland Yard, tras entrar en contacto el pasado domingo con una sustancia en la localidad inglesa de Salisbury.

El jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley —que se está haciendo cargo de la investigación por las "inusuales circunstancias" que rodean al caso— señaló este miércoles que ya han identificado la sustancia como un agente nervioso, pero no quiso revelar más detalles sobre su naturaleza para no interferir en las pesquisas.

La identificación de la sustancia ha sido llevada a cabo por un centro de investigación militar, el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa de Porton Down, en el condado de Wiltshire (centro de Inglaterra)

Además, Rowley informó de que uno de los agentes de policía que atendió a los dos afectados en el momento de los hechos, se encuentra también hospitalizado en estado grave por intoxicación.

La asesora oficial médica de Inglaterra, Sally Davies, calificó lo ocurrido como "horrible" pero aseguró que el suceso no supone un riesgo para la salud y la seguridad nacional.

Scotland Yard dijo que cientos de agentes se encuentran trabajando para esclarecer lo sucedido y que el trabajo policial en Salisbury podría alargarse varios días más e instó a cualquiera que visitara la localidad inglesa el pasado domingo a ponerse en contacto con ellos para aportar cualquier tipo de información que pudiera ser de utilidad.

CASO SIMILAR. La noticia saltaba el pasado lunes y encendió todas las alarmas por su parecido al caso del asesinato del también exespía ruso Alexander Litvinenko, que conmocionó al país.

Litvinenko, muy crítico con el régimen del presidente ruso, Vladímir Putin, murió el 23 de noviembre de 2006, a los 43 años, envenenado con la sustancia radiactiva polonio 210, tres semanas después de haber tomado el té en el Hotel Millennium de Londres con sus excolegas del espionaje ruso Andréi Lugovói y Dmitri Kovtun.

El exespía ruso Skripal y su hija fueron envenenados con un agente...