Domingo. 22.04.2018 |
El tiempo
Domingo. 22.04.2018
El tiempo

La misteriosa desaparición de la cuenta de Twitter de Julian Assange

Julian Assange. AEP
Julian Assange. AEP

Su usuario estuvo unas horas inactivo y después volvió pero con dudas sobre su autenticidad

La cuenta personal de Twitter del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha desaparecido de la red social durante unas horas sin que haya ningún indicio de cuál podría ser el motivo. Este lunes al mediodía, el usuario @JulianAssange ha vuelto a estar aunque con dudas acerca de si el ciberactivista es quién está detrás.

La búsqueda online del perfil del periodista australiano, asilado desde 2012 en la embajada ecuatoriana de Londres, llevó durante unas horas a una página que indicaba "no existe", si bien por el momento nadie ha podido confirmar la presunta supresión de la cuenta.

El diario británico The Independent apunta que no está claro si esa popular red social ha decidido eliminar dicha cuenta o si ha sido el propio Assange, de 46 años, quien habría optado por esa medida.

Durante los últimos días, el exhacker ha sido muy activo en la publicación de tuits a favor de la independencia de Cataluña en plena crisis catalana.

Hace apenas seis días, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, señaló que el australiano se había comprometido a no intervenir en la crisis catalana, pues su condición de asilado no le permite opinar acerca de asuntos de política ecuatoriana ni de países amigos.

CUENTA ALTERNATIVA. Al desaparecer la cuenta de Assange, una nueva cuenta alternativa aseguró que Twitter había eliminado la oficial a causa de una historia que el australiano tenía previsto publicar.

No obstante, al no haber indicios claros de que el periodista estuviera, efectivamente, detrás de esa cuenta alternativa, dicha cuenta fue suspendida por la red social.

Assange reside desde hace cinco años en la legación de Ecuador de la capital británica, a fin de evitar ser extraditado a Suecia, país que le requiere para interrogarle por delitos sexuales que él niega. 

La misteriosa desaparición de la cuenta de Twitter de Julian Assange