sábado. 27.11.2021 |
El tiempo
sábado. 27.11.2021
El tiempo

Cuando jugar es la mejor forma de aprender

Jugar y aprender pueden ir de la mano. AEP
Jugar y aprender pueden ir de la mano. AEP

Los juguetes educativos siguen siendo los preferidos por los padres

A pesar de que Internet, los dispositivos móviles y las nuevas tecnologías están cada día más presentes en nuestras vidas y en las vidas de nuestros hijos, cuando se trata de elegir juegos los padres lo tienen claro. No solo quieren un juguete con el que sus hijos se diviertan sino que buscan un plus en ellos, en especial en el caso de los más pequeños. Al fin y al cabo, jugar y aprender pueden ir de la mano, como bien demuestras todas las opciones que podemos comprar en tiendas como Cerebrito Pérez, un comercio online especializado en juguetes para niños donde veremos que jugar no solo una experiencia única sino donde la originalidad y la calidad deberían ser la constante en todos los juguetes que tengan nuestros hijos. 

De hecho, el primer paso que deberíamos dar todos aquellos que regalamos algún juguete a un niño es cambiar nuestra concepción sobre los juegos tal y como los entendemos en la actualidad. Una forma de ver los juguetes donde parece que lo único importante es encontrar algo barato o de moda sin pensar en si es o no el producto más adecuado para el pequeño

Es más, los juguetes que vemos normalmente hoy en día son en realidad unos juguetes con los que los niños pierden la verdadera esencia de jugar, pierden todo lo que tenían los juegos de antes como los rompecabezas de madera, los juegos de manualidades, los juegos de construcción, etc. Es decir, unos juegos donde la diversión estaba asegurada sin necesidad de contar con numerosos sonidos y luces ya que precisamente era la imaginación y la creatividad de cada uno lo que más importaba y lo que hacía que cada día jugar fuera una aventura nueva, fuera todo un mundo por descubrir.

Por ese motivo es tan importante contar con juguetes se adapten perfectamente a los niños tanto en lo que respecta a su edad como en lo relacionado con su carácter, con su personalidad y con su madurez. Al fin y al cabo, cada niño tiene unas necesidades y unos gustos diferentes así como una forma diferente de expresarse por lo que debemos dejar de lado las ideas preconcebidas y apostar por juguetes más personalizados con los que podamos estimular al máximo la inteligencia de nuestros hijos. No solo la inteligencia puramente racional sino también la inteligencia emocional. 

En ese sentido, contar con tiendas como Cerebrito Pérez cuya filosofía es que los juegos didácticos estén presentes en todas las casas sin duda será la mejor forma de comprar esos juguetes que todo padre quiere para sus hijos. Unos juguetes que tienen que estar adaptados a cada uno pero que buscan el mismo resultado: divertir a nuestros hijos a la vez que se consiguen estimular todas sus capacidades emocionales, psíquicas e incluso motoras de los niños. Un aspecto muy importante este último sobre todo si tenemos en cuenta que el sedentarismo es cada vez más habitual entre los más pequeños y que todas las personas deberían aprender la importancia del movimiento. Un aprendizaje de la importancia que tiene la actividad física que si conseguimos adquirirlo desde pequeños sin duda se traducirá no solo en una mejor infancia y en un mejor desarrollo y crecimiento sino en una mejor salud y en una mejor calidad de vida cuando esos niños sean adultos.

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de comprar un juguete para niños?
Por otro lado, y a pesar de que ya hemos comentado algunos puntos importantes que debemos tener en cuenta cuando se trata de elegir un buen juguete para los más pequeños, no podíamos dejar de mencionar algunos aspectos que harán mucho más fácil nuestra elección.

En ese sentido, cuestiones como el diseño, la forma o el color que tenga el juguete serán fundamentales, no solo por los gustos del niño sino porque estos tres puntos son esenciales a la hora de motivar a los niños y conseguir que se diviertan jugando.

Además, lo ideal será comprar juguetes que estimulen diversas capacidades y que no se centren en un solo ámbito. Por ejemplo, juegos con los que desarrollen la lógica, juegos para pintar o hacer música, juegos de manualidades, etc. serán la combinación perfecta para conseguir que los niños se diviertan a la vez que crecen intelectual y emocionalmente. Si bien es cierto que en función del carácter de cada niño, tendrá más afinidad con un tipo de juguetes u otros.

Finalmente, si queremos tener la seguridad de que estaremos haciendo una elección acertada, lo mejor será acudir a comercios especializados donde no solo encontraremos una gran variedad de productos sino donde podremos recibir una atención personalizada con la que solucionar las dudas que nos puedan surgir.

Cuando jugar es la mejor forma de aprender
Comentarios