jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Lo que deberías saber sobre los cigarrillos electrónicos

Actualmente, la presencia cada vez más popular de los cigarrillos electrónicos en la sociedad es un hecho y está a la orden del día. Cada vez es más común observar cómo infinidad de personas optan por la opción del cigarrillo electrónico. Sin embargo, esta alternativa hace años era prácticamente desconocida y actualmente esta situación ha dado un giro: cuenta con un gran público que, de manera fiel, prefiere consumir este producto al tabaco convencional. ¿En qué consiste el cigarrillo electrónico? ¿Es el nuevo tabaco del siglo XXI?

Los cigarrillos electrónicos, también conocidos como vapes, son una de las ayudas más actuales y eficientes para que una persona deje de fumar para siempre. Puede convertirse, también, en un pilar de cara a llevar a cabo un proceso para dejar de fumar combinándolo, por ejemplo, con un servicio local de ayudas para dejar de fumar. Afortunadamente, gracias al cigarrillo electrónico mucha gente llega a cumplir su objetivo: dejar de fumar y llevar una vida más saludable. Otras, en cambio, prefieren consumirlo y no fumar tabaco convencional porque lo consideran una mejor opción. Ahora bien, ¿es mejor o peor que el cigarrillo de toda la vida? Te lo explicamos a continuación cuál es la mejor opción:

Si nos referimos a seguridad y bienestar social, los cigarrillos electrónicos son más saludables y por tanto más éticos de cara a no perjudicar tanto a los demás. Según estudios científicos, es un 95% menos dañino que el tabaco. Esta cifra genera una gran diferencia entre ambas opciones, ya que los cigarrillos electrónicos son mucho más saludables. Por otro lado, un argumento destacado contra el tabaco es que los cigarrillos electrónicos no suponen ningún coste a las arcas públicas, en cambio esto sí sucede con los cigarros tradicionales. Es, por tanto, más saludable y responsable.

Un reciente informe de la sociedad científica británica Action on Smoking and Health, también conocida como ASH, basándose en la encuesta anual sobre la percepción de la salud y hábitos de vida de la población ciudadana del Reino Unido, tiene como resultado que el conjunto de ciudadanos y ciudadanas valoran de manera positiva el aumento, cada vez más notable, de los usuarios de cigarrillos electrónicos. Este hecho tiene como principal consecuencia un descenso en el número de fumadores de tabaco convencional, ya que son bienes que compiten entre sí. Observando las cifras de los usuarios y usuarias de este nuevo producto, gran parte de este conjunto de clientes ha sido anteriormente fumador o fumadora.

Aunque estas cifras muestren la realidad de otro país, Reino Unido, en líneas generales España se encuentra en la misma situación. Los cigarrillos electrónicos han llegado para quedarse y cada vez tiene una mayor aceptación y popularidad entre los consumidores y consumidoras.

Por otro lado, ¿qué opinan las organizaciones que se dedican a la salud del considerable aumento en el consumo de los cigarrillos electrónicos? La Organización Mundial de la Salud, en un documento, se mostró en contra de este consumo. La OMS en la página web comentaba de manera crítica los riesgos que suponía vapear. Sin embargo, este riesgo era fruto de utilizar dispositivos adquiridos en su mayoría de manera ilegal sin cumplir garantías. Otras organizaciones referentes internacionalmente como el Royal College of General Practitioners o la British Medical Association y Cancer Research UK sostienen y están completamente de acuerdo en el hecho de que los cigarrillos electrónicos son mucho menos dañinos que fumar. A pesar de las afirmaciones de la OMS, las investigaciones más recientes nos demuestran cómo beneficia optar por el cigarrillo electrónico. En definitiva, entre las dos opciones la mejor es el cigarrillo electrónico.

Ante este nuevo paradigma, es necesario informar a la población de las diferencias entre ambas opciones. Todavía hay muchas personas que desconocen la existencia de los cigarrillos electrónicos o que tienen ciertos prejuicios fruto de la desinformación. Es fundamental que las personas consuman con conciencia, sabiendo cuál es la mejor opción entre todas. El vapeo es una alternativa muy interesante y positiva, convirtiéndose incluso en un puente hacia una vida mucho más saludable sin fumar. Dejar de fumar es un proceso muy complicado. Por ese motivo, cualquier ayuda puede ser útil para alguien.

En conclusión, bien es cierto que la opción más saludable es no fumar en absoluto. Sin embargo, la existencia de los cigarrillos electrónicos es una alternativa eficaz y accesible para llegar al objetivo final: dejar fumar. Una vez se conocen las diferentes opciones existentes, es decisión personal de cada individuo tomar la siguiente decisión: ¿seguir fumando tabaco como hasta ahora, probar los cigarrillos electrónicos, seguir con este último o dejar de fumar directamente? Las opciones son ilimitadas y cada vez hay más formas de llevarlo a cabo. El cigarrillo electrónico es, en definitiva, una alternativa ideal de cara a un estilo de vida más saludable y responsable.

Lo que deberías saber sobre los cigarrillos electrónicos