martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

El blackjack, un juego emblemático de los casinos online

Cartas
Cartas

Juego de cartas por antonomasia a nivel mundial, el blackjack es una variante del clásico juego español de naipes de la Veintiuna

El blackjack (también conocido en español como blackyack) no es sino una variante del clásico juego español de naipes de la Veintiuna. Es, sin lugar a dudas, uno de los juegos de cartas por antonomasia a nivel mundial y todo un clásico en la oferta de los casinos (tanto físicos como online).

Una buena parte de su encanto reside en el hecho de que para ganar es necesario combinar una buena dosis de preparación y conocimiento con la buena fortuna. Aunque pueda parecer relativamente fácil conseguir el objetivo final (sumar el número 21 con tus cartas), la estrategia a seguir en la mesa de juego sigue siendo un factor de peso para tener éxito. En Casino Royale puedes encontrar una completa guía para jugar al blackjack online.

Los orígenes del juego
Aunque el origen preciso del blackjack se desconoce, todo apunta a que tiene siglos de antigüedad. Sin ir más lejos, en la inmortal obra Rinconete y Cortadillo escrita por Miguel de Cervantes a principios del siglo XVII ya se hacía referencia explícita a un juego llamado la Veintiuna, cuyo objetivo no era otro que sumar 21 con tus cartas sin pasarse de dicho número. Es decir, los mismos principios del blackjack.

Aunque en España y en países de habla española se ha seguido jugando a la Veintiuna desde entonces, habría que esperar unos siglos para que el blackjack adquiriera su actual formato. Todo apunta a que fueron colonos franceses los que comenzaron a popularizar este juego de cartas a principios del siglo XIX en Nueva Orleans, uno de los pocos lugares en Estados Unidos donde el juego era legal.

Tras algunas décadas, la conocida como Fiebre del Oro ayudó a la expansión de este juego hacia otras zonas del país, en particular los salones del Oeste americano. Fue allí donde comenzó a jugarse a mediados de dicho siglo con una apuesta especial que consistía en pagar 10 veces la cantidad apostada si el jugador ganaba la mano con un as y bien la J (Jack) de tréboles o la de picas. Esa apuesta comenzó a conocerse como "black jack" (por el color negro de las picas y Jack de la J). Con el transcurrir del tiempo, no solo sería ese tipo particular de apuesta sino el juego en su conjunto el que empezaría a ser conocido como Black Jack.

Con la llegada del siglo XXI e internet, el mundo de los casinos ha hecho una exitosa y rápida transición al entorno online. Ello ha resultado en que todos los casinos en internet cuenten con una o varias modalidades de blackjack entre la selección de juegos disponibles para sus usuarios online, haciéndolo más atractivo.

blackLas reglas
El objetivo final del blackjack es sumar un total de 21 puntos con las cartas de una misma mano sin pasarse de esa cifra y acercándose lo más posible a la misma. Cada una de las cartas de la baraja tienen su valor numérico, con la excepción del As (que pueden valer 1 ó 11 puntos) y de las figuras (J, Q y K) que tienen un valor de 10 puntos. Cada uno de los jugadores en la mesa está jugando contra el repartidor de las cartas (dealer) y no contra los otros. El crupier reparte 2 cartas visibles a cada jugador y otras 2 para sí mismo. De las 2 cartas del dealer, una permanece oculta y la otra se deja a la vista. Es entonces cuando cada jugador decide si pide otra carta al dealer o si, por el contrario, decide plantarse. Además, podrá elegir entre asegurar la mano, rendirse, separar la mano o doblar la apuesta inicial. 

Se suelen jugar dos versiones de blackjack: la europea o la americana. La diferencia fundamental entre una y otra es que en el caso del blackjack americano, el dealer muestra su primera carta a los jugadores, saca una segunda carta y la dejará oculta, pero en el caso de que tenga la posibilidad de conseguir Blackjack (la primera carta visible sea un As o una carta que tenga el valor de 10), mirará la segunda (en vez de dejarla oculta) para comprobar si ha conseguido Blackjack. Si así fuera, lo haría saber al resto de jugadores en ese momento dando por finalizada la mano.

En el caso de la versión europea, el dealer solo mostrará su segunda carta una vez todos los jugadores hayan jugado su mano. Ello implica el que el jugador pueda decidir aumentar su apuesta sin saber si el crupier o dealer está en disposición de obtener blackjack. En otras palabras, en la versión europea el dealer tiene más ventaja sobre el jugador que en la versión americana.

El blackjack, un juego emblemático de los casinos online