viernes. 27.11.2020 |
El tiempo
viernes. 27.11.2020
El tiempo

Cómo está afectando la crisis de los estibadores a los precios de las viviendas en Galicia

La fuerte crisis que enfrentan los estibadores trae consigo una bajada sustancial en la importación que afecta directamente la economía de Galicia

La fuerte crisis que enfrentan los estibadores trae consigo una bajada sustancial en la importación que afecta directamente la economía de Galicia. Asimismo, dicha situación trae consecuencias en el mundo inmobiliario, a pesar de que no es el único factor que afecta a la compraventa de viviendas en la comunidad gallega.

Es por esto, que para estimular la demanda, los precios han comenzado a bajar. De este modo, se espera que haya una subida en lo que se refiere a las ventas, para amortiguar el sector a cualquier coste; precisamente puedes ver en este enlace el precio de las viviendas de toda Galicia.

Enrique López Veiga, presidente portuario, anunció una bajada que supera el 14% en el volumen total de las mercancías importadas, lo cual se traduce en el equivalente de más de cincuenta mil toneladas menos que el año pasado.

Las autoridades portuarias explican que el conflicto de los estibadores, sumado a los desvíos de los buques a Portugal además de las trabas en la importación, deriva en una pérdida de más de catorce mil toneladas de mercancía. Dadas estas condiciones desfavorables, el producto de la pesca congelada bajó un 11,95% comparado con el período anterior. 


Además, debido a los controles más rigurosos que se comenzaron a implementar desde el Punto de Inspección en Frontera (PIF) el mercado no volvió a ser el mismo. Muchos de los proveedores de China, tras padecer controles exhaustivos, vieron sus mercancías atascadas en los contenedores por lo que han decidido no volver a mandar sus productos a Guixar.

De este modo, el presidente portuario confía en que todo se resolverá de la mejor manera pero, por el momento, nada parece que haya vuelto a la normalidad. De hecho, a partir de los nuevos controles que lleva a cabo la PIF, muchos proveedores se resisten a mandar sus mercancías por miedo a que no sean liberadas en tiempo y forma.

Muchos de los productos que antes pasaban sin inconvenientes, en la actualidad, son requisados de manera preventiva; de esta manera, todo se torna en un paisaje oscuro para el mercado donde los compradores y vendedores se deben adaptar a las nuevas reglas de juego.

A lo largo de la historia, la economía de Galicia dependió de la pesca y la agricultura, por lo tanto, es lógico que un desbarajuste en este sector irrumpa de manera negativa a toda la comunidad, afectando fuertemente a su economía.

Otras consecuencias de la crisis portuaria
La crisis portuaria conlleva un efecto dominó en las demás áreas de la economía española. Precisamente, el negocio inmobiliario se ve afectado de manera significativa pues el valor de las viviendas en Galicia no está pasando por su mejor momento.

Además, Galicia enfrenta una crisis demográfica importante, por lo que resulta difícil el incremento de la demanda de viviendas en el sector. Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Murcia se destaca que el mercado inmobiliario está sobresaturado y con muy pocas probabilidades de recuperación. Precisamente, en Galicia el mercado inmobiliario sigue en caída pues las estadísticas muestran que se cerraron menos operaciones que las que se llevaron a cabo en el trimestre anterior.

En este sentido, salvo algunas oscilaciones puntuales, el mercado sigue inamovible. Si hablamos de precios, el metro cuadrado no supera los 800 euros, lo cual es un fiel reflejo de lo que la crisis está provocando en la región. Actualmente los inmuebles cuestan la mitad de lo que costaban hace diez años, durante el boom inmobiliario.

Además, es válido destacar que todo lo que está ocurriendo en el mundo inmobiliario no depende exclusivamente de lo que sucede en el conflicto portuario. En este sentido, la caída abrupta en el sector se viene dando desde hace años de manera sostenida.

Asimismo, tras la fuerte crisis económica que atraviesa el país, hace que el acceso a un préstamo bancario sea casi imposible. Lo cierto es que el número de contrataciones sigue siendo muy bajo y muchos de los contratos que se firman son temporales, lo que dificulta mucho poder acceder a la compra de una vivienda.

Por lo tanto, el alquiler de una vivienda es una de las prácticas que ha aumentado en los últimos años ya que la dificultad o imposibilidad de pagar una hipoteca hace que muchas personas se planteen la renta como una única opción viable.

La crisis golpea a varios sectores de España y los diferentes gremios tratan de buscar las mejores soluciones para salir airosos pero todo se vuelve más difícil cuando se produce el efecto dominó.

Cómo está afectando la crisis de los estibadores a los precios de...
Comentarios