viernes. 07.08.2020 |
El tiempo
viernes. 07.08.2020
El tiempo

El congreso gallego fractura al PSOE de Lugo antes del foro provincial

sector afín a Besteiro y Villoslada estalla tras quedar fuera de todos los órganos del partido ►El catálogo de vacantes de la Benemérita no incluye ni una sola plaza en Seguridad Ciuda

El sector del partido en Lugo afín al secretario xeral del PSdeG José Ramón Gómez Besteiro y a Juan Villoslada, que aspiraba a sucederle, estalló tras verse fuera de los órganos autonómicos del partido debido al pacto entre el nuevo líder socialista gallego, Gonzalo Caballero, y Xoaquín Fernánde Leiceaga. Esta exclusión afectará seguramente al próximo congreso que deberá elegir al nuevo secretario provincial, un puesto para el que suenan los nombres de Álvaro Santos o José Tomé, pero al que podría optar un aspirante avalado por la dirección gallega.

Los besteiristas salían además al paso de unas declaraciones del nuevo secretario de organización del PSdeG, José Antonio Quiroga, en las que aseguraba a este periódico que Villoslada pedía en la nueva ejecutiva una representación del 42%, el mismo porcentaje de votos que logró en las primarias. "Non é verdade, porque non se plantexaba estar na executiva, que é un órgano que debe ser da confianza do secretario xeral. O que se pedía eran 15 representantes no comité nacional, que é un foro de debate dentro do partido, así como dous dos sete representantes no congreso federal, José Tomé e Miguel Fidalgo, que xa estaban pactados con Pedro Sánchez", comentaba un miembro del sector besteirista.

Esta exclusión afectará seguramente al próximo congreso que deberá elegir al nuevo secretario provincial

Este socialista lucense también advertía de los problemas que pueden generar en el futuro las alianzas conformadas por Caballero y Leiceaga, que integraron a personas que en su momento apoyaron a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez. "Buscaron votos e acabaron por resucitar aos que perderan as primarias", añade.

En Lugo, el pacto de Caballero y Leiceaga con los susanistas habría incluido a cargos públicos como José Blanco o Ricardo Varela, además de al díscolo vicepresidente de la Diputación, Manuel Martínez. A cambio de este apoyo, el nuevo secretario xeral del PSdeG habría accedido a situar en la ejecutiva a Iván Castro, de Paradela y que asesoró a Blanco en Bruselas, así como a los alcaldes de Burela, Alfredo Llano, y de Sarria, Pilar López.

Pero la elección de la nueva ejecutiva del PSdeG también deja descolocados a los dos cargos socialistas con más poder en Lugo, el presidente de la Diputación, Darío Campos, y la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, quienes dieron su apoyo a Villoslada, pero vieron cómo la militancia lucense apostaba mayoritariamente por Caballero.

En el caso de Campos, su gobierno ya está caracterizado por tener como número dos a un Martínez que apostó por Caballero como una forma de dar un nuevo desplante al besteirismo.

Mientras, en el equipo de Méndez llamó la atención que fuese su primera teniente de alcalde, Ana Prieto, la elegida por el nuevo secretario xeral para incluirla en su ejecutiva. Prieto, que avaló en su día a Caballero, se convierte así en el referente de la dirección socialista en el Concello de Lugo y se le abre el camino a una carrera en el partido.

LUGO. En un año en el que los problemas de seguridad se han multiplicado en Lugo, la provincia no sumará ni un agente de base más este ejercicio, lo que agravará el déficit sistémico que lleva años arrastrando tanto en Guardia Civil como en Policía Nacional.

La confirmación acaba de llegar con la publicación del catálogo nacional de vacantes de la Guardia Civil: no hay ni una sola plaza nueva para Seguridad Ciudadana en toda la provincia. Contempla un puesto para la brigada de Policía Judicial en Monforte, pero es en segunda convocatoria, lo que significa que ya se sacó a concurso pero ningún agente la pidió, y dos para guardias en la reserva (protección de juzgados y edificios oficiales, fundamentalmente). También se cubrirán dos puestos de labores burocráticas en la Comandancia. Esto supone que el déficit en el catálogo de puestos de trabajo en la Guardia Civil de Lugo ronda ya las 200 plazas.

No hay mejores noticias en la Policía, donde se arrastra un déficit de más de medio centenar de plazas entre Lugo, Viveiro y Monforte. El concurso que se convoca una vez al año trajo a Lugo dos oficiales de policía y un subinspector, mientras que Monforte se tuvo que conformar con un policía y Viveiro, con ninguno.

La confirmación acaba de llegar con la publicación del catálogo nacional de vacantes de la Guardia Civil


Hasta marzo del año que viene no habrá un nuevo concurso, así que las únicas esperanzas se concentran en la promoción que en estos momentos se prepara en la academia de Ávila. Tardará aún más de medio año en finalizar su formación, y luego serán destinados nueve meses de prácticas a diversas comisarías de España. Tampoco será, en el mejor de los casos, una solución: de los treinta agentes que eran destinados de prácticas a Lugo habitualmente hace una década, la última vez se recibieron cinco, y ha habido años en los que no ha llegado nadie.

A esto se une la negativa de Interior a crear en Lugo dos unidades con las que sí cuentan tanto comandancias de la Guardia Civil como comisarías de la Policía Nacional más pequeñas. En el caso de la Benemérita, la asociación de guardias con mayor representación, la AUGC, anunció que pedirá una nueva reunión con la Subdelegación del Gobierno para volver a plantearle la creación de una Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic).

Se trata de una unidad específica al mando del jefe de la Comandancia y a disposición de la Subdelegación del Gobierno que da apoyo a las patrullas territoriales en caso de situaciones especiales, como grandes eventos, fiestas u oleadas de delitos concentradas en un territorio determinado). Ya cuentan con ella hasta provincias como Teruel y otras con mucha menos población y extensión que Lugo.

El presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, aludió al resultado del congreso del PSdeG indicando que "todos traballamos a morte con Besteiro e todos imos traballar a morte con Caballero, porque todos somos socialistas".

"No seu momento, todos fomos de Besteiro, agora todos somos socialistas e seremos do noso secretario xeral", comentó Darío Campos al ser preguntado por una posible derrota del llamado besteirismo, después de que se conociese la composición de la nueva ejecutiva autonómica que lidera Gonzalo Caballero.

Sobre la nueva dirección, Campos opina que es "bastante representativa das catro provincias e agora hai que traballar a morte" con Caballero para cambiar esas políticas del Partido Popular que "están discriminando á provincia de Lugo".

"Temos que apoiar desde un inicio á nova executiva", agregó Campos, quien recordó que él mismo siempre dijo que iba a estar a muerte con la persona que ocupase el cargo de secretario xeral del PSdeG.

Con respecto a los congresos provinciales, el presidente de la Diputación de Lugo dijo que coincide con lo señalado por el nuevo secretario de organización de los socialistas gallegos, José Antonio Quiroga, apostando por celebrar el proceso de primarias y congreso de los socialistas de Lugo antes de fin de año. "As eleccións municipais están á volta da esquina e hai que poñerse a traballar para ter os mellores candidatos posibles para as alcaldías", indicó.

El congreso gallego fractura al PSOE de Lugo antes del foro provincial
Comentarios