miércoles. 28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo

El tarot y sus virtudes adivinatorias

Tarot
Tarot
La historia milenaria del tarot: desde el antiguo Egipto hasta la era de internet

Cuántas veces nos hemos sentido agobiados por la incertidumbre del porvenir, indecisos ante una encrucijada o con dudas sobre una relación, un trabajo, o el destino en general. El tarot tiene una historia milenaria que enlaza con lo esotérico. Interpretado del modo correcto nos aporta consejos, advertencias e indicaciones valiosas y es esa la razón que lo convierte, dentro de las ciencias adivinatorias, en uno de los métodos más usados cuando se trata de conocer un poco más allá, el futuro y algo más.

Lo cierto es que estas cartas han acompañado la historia del mundo casi desde sus inicios, y como no podía ser de otro modo, ahora también tienen su protagonismo en la era de internet. ¿Cómo comenzó todo y cuál es su verdadero origen? La verdad es que no se sabe a ciencia cierta, pero muchos encuentran que hunde sus raíces en el Antiguo Egipto, principalmente por sus jeroglíficos y por los hallazgos en excavaciones donde se han encontrado representaciones de algunos de los símbolos de estas cartas.

De todos modos, en las 78 cartas totales que lo conforman (divididas en arcanos mayores, que son los que más se consultan, y 56 arcanos menores) encontramos influencias que recorren los rituales cátaros, la cábala judía, el gnosticismo, el neoplatonismo. Es claro que el tarot ha ido incorporando distintos elementos con el paso del tiempo, de acuerdo a los usos y costumbres de cada época y de acuerdo con las particularidades de cada sociedad; por ejemplo, comenzaron haciéndose -como es lógico-  a mano, siendo elementos preciados manejados solo por una élite, hasta que con la aparición de la serigrafía pudieron masificarse.

Si bien existen muchos tipos de Tarot, el más conocido y consultado es sin dudas el Tarot de Marsella, que se remonta al siglo XV y que tiene la particularidad de presentar personajes completos además de colocar en cada carta números romanos en la parte superior, mientras que la parte inferior mantiene su nombre francés. Son precisamente sus 22 cartas, o Arcanos Mayores, los que conforman la tirada de cartas más conocida, con el objetivo de interpretar el pasado, el presente y el futuro. Estas cartas llamadas “triunfos” nos hablan no sólo del destino, sino de nuestras experiencias pasadas, nuestro crecimiento y nuestros progresos, y los desafíos que aún deberemos enfrentar.

Por su parte las restantes cartas de la baraja, los Arcanos Menores, están divididas en 4 palos - las espadas, las copas, los oros y los bastos-  asociados inicialmente con el tetramorfo - el león, el ángel, el toro y el águila-  y posteriormente con los elementos -fuego, agua, aire y tierra- y a las estaciones del año. Cada uno de los palos está formado por cartas del 1 al 10, más cuatro figuras: Sota, Caballo, Reina y Rey.

Estos arcanos, mayores y menores son los encargados de darnos respuestas y guiarnos a la hora de tomar decisiones. Actualmente y con el uso de las nuevas tecnologías, los tipos de consulta se han ampliado y la tradicional sesión cara a cara es sólo una de las muchas formas de hacer una tirada. Internet nos ha abierto un mundo de posibilidades y desde la comodidad de nuestro hogar podemos acceder a todo lo que nos interesa. Todas las artes adivinatorias son accesibles desde la red, incluso el horóscopo en internet puede darnos a diario algunas pautas generales en relación a nuestra personalidad, nuestra salud, el aspecto laboral y, por supuesto, el amor.

Por supuesto el tarot no podía estar ajeno a este fenómeno, y encontramos numerosas páginas web que nos permiten realizar tiradas vía internet, ideales a la hora de hacer preguntas puntuales y encontrar respuestas rápidas a nuestras dudas,. Muchas tiradas en la red nos permiten encontrar respuestas de tipo “sí” o “no”, e ir aclarando el panorama en preguntas sucesivas. Este tipo de tiradas son muy simples, dando paso a consultas que pueden responderse con sólo una carta.

Ya sea por internet, por teléfono o en una consulta cara a cara con una tarotista, es muy importante recordar que, antes de cualquier tirada del tarot y sea este del tipo que sea, conviene estar relajados, con la mente tranquila, en lo posible serenos. Nuestra mente domina nuestra energía así que, con una mente tranquila, la idea, la duda, la pregunta surgirá no sólo con claridad sino también con fuerza y se transmitirá mejor, sin “interferencias” de otros pensamientos o estados anímicos. Las cartas varían su significado no sólo de acuerdo al tipo de carta sino también a cómo sale -de pie o dada vuelta- y a cómo se ubica en relación a otras cartas en la misma tirada, cuando la tarotista ha elegido usar varias catas para comprender más cabalmente una situación. En cualquier caso, lo ideal es mantenerse serenos también al recibir las respuestas.

El tarot y sus virtudes adivinatorias
Comentarios