jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Un panadero de tercera generación apuesta por el pan ecológico

El Consejo Regulador de la Alimentación Ecológica de Galicia (Craega) en su último informe, referido a 2009, incluye dos únicas panificadoras gallegas certificadas que produjeron 68.209 kilogramos de pan ecológico que supusieron un volumen de negocio de 144.344 euros.

Una parte de ese negocio corresponde a la panadería de Eladio Pazos, que cuenta con un obrador y dos despachos de venta en la plaza de abastos de Compostela y un total de cuatro trabajadores, con una producción anual de un 25 por ciento de pan ecológico, en diferentes versiones, y el resto pan tradicional, según explicó Pazos a GG.

"Empecé hace cuatro años con el pan ecológico para especializarme, ofrecer algo diferente de los demás panaderos y por curiosidad" agregó, y todo ello fue el inicio de los contactos que le llevaron a buscar materias primas certificadas como ecológicas, en Italia, Holanda y Albacete.

Pazos está "al día" de la búsqueda de un trigo gallego que está en fase experimental y ya tiene una propuesta del Craega para utilizarlo cuando esté certificado como ecológico.

Se brinda a todo tipo de experimentos, según explicó, como el encargo de un restaurante de Santiago de Compostela para elaborar pan de orégano.

"Lo hicimos, igual que hacemos pan tradicional de maíz, de algas, de tomate, o ecológico con harina de kamut, rescatada de las pirámides de Egipto, o con avena y cebada de Holanda, con garantía europea de que las harinas proceden de cereales no manipulados genéticamente".

Dijo estar convencido de que esta variedad y especialización "es más rentable" en los tiempos actuales pues "el consumo se recortó a causa de la crisis, pero con productos diferentes, atractivos y de calidad puedes remontar pues los clientes se sienten atraídos por ellos".

Con un pasado iniciado en 1947 por su abuela y tras la conversión para elaborar pan ecológico, la panadería de Pazos ya tiene nuevos proyectos entre los que se encuentran el pan de maíz ecológico -pendiente de certificación del Craega- y la ampliación de las instalaciones del obrador y del almacén de materia prima ecológica.

Un panadero de tercera generación apuesta por el pan ecológico
Comentarios