domingo. 17.01.2021 |
El tiempo
domingo. 17.01.2021
El tiempo

Enoturismo en el fin del mundo

O Cabo do Mundo, donde se emplaza la bodega Abadía da Cova (Foto: GUILLERMO GONZÁLEZ)
O Cabo do Mundo, donde se emplaza la bodega Abadía da Cova (Foto: GUILLERMO GONZÁLEZ)

O Cabo do Mundo es a la Ribeira Sacra lo que Fisterra es a la costa atlántica. Un lugar de belleza indiscutible donde el agua, el cielo y la tierra se encuentran en perfecta armonía y dibujan un paraje único que sobrecoge al ser humano.

La firma de viñedos y licores Abadía da Cova, detrás de la que está Adegas Moure, tiene precisamente sus raíces en O Cabo do Mundo (O Saviñao) y sus propietarios pusieron en marcha un proyecto enoturístico para compartir su riqueza vinícola y paisajística con todo aquel que esté dispuesto a adentrarse en la naturaleza de la mano del mundo del vino.

Este verano, Abadía da Cova propone al visitante un plan que incluye un recorrido por su bodega, cata de vinos y una ruta de senderismo. El proyecto comienza en las propias instalaciones de la firma, construidas hace 30 años justo enfrente del meandro que forma el río Miño a su paso por A Cova. La bodega, hecha de sillares de granito, recuerda en la forma a una abadía y alberga en su interior la última tecnología en elaboración de vinos. De ella salen cada año miles de botellas de albariño, godello y mencía con uva que procede de 15 hectáreas de viñedo ubicadas en los alrededores de la propia bodega y que llegaron a los antepasados de la familia Moure en el año 1836, tras la desamortización de Mendizábal.

José Moure, fundador de Abadía da Cova, padre y suegro de José Manuel Moure y Evaristo Rodríguez, los actuales propietarios de la firma, fue el que dio un enfoque comercial a Abadía da Cova y aprovechó el potencial del viñedo que los caprichos de la historia dejaron en sus manos. Adegas Moure es uno de los pilares de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, sus propietarios fueron pioneros en la elaboración de vinos en barrica y de los primeros en dar el salto a la producción ecológica. El consumidor y los críticos reconocieron en los últimos años sus vinos con más de 150 premios y el último gran proyecto de la empresa es el enoturismo.

Tras la visita a la bodega, el turista puede probar los caldos en las instalaciones y después adentrarse en una ruta entre viñedos para conocer el concepto de viticultura heroica y la belleza natural de O Cabo do Mundo.

HORARIOS

La bodega recibe visitas de martes a domingo

Durante los meses de julio y agosto, las visitas a las instalaciones de Abadía da Cova (O Saviñao) pueden realizarse de martes a domingo en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 20.00 horas. Las reservas pueden hacerse llamando por teléfono al número 982.45.20.31 o enviando un correo electrónico a la dirección de la bodega. En su interior se puede acceder, entre otras dependencias, a la sala de vinos jóvenes y de vinos en barrica.

Más alternativas

Cerca de la bodega hay una playa fluvial con una zona de baño, una cafetería y otros servicios, la iglesia románica de A Cova que data del siglo XIII, restaurantes, el club náutico de Belesar desde el que parten los catamaranes y varias casas de turismo rural.

Enoturismo en el fin del mundo
Comentarios