Domingo. 24.06.2018 |
El tiempo
Domingo. 24.06.2018
El tiempo

Cómo evitar las infecciones oculares por el uso de lentillas en verano

Ojo
Ojo

Es posible que las temperaturas poco usuales para esta época del año y las lluvias estén retrasando la llegada del verano, pero este no se hará esperar mucho más. De hecho, muchas de las piscinas, tanto municipales como privadas en urbanizaciones o casas, abrirán pronto sus puertas. El tiempo libre, el buen clima caluroso y la naturaleza invitarán a pasar el tiempo libre tanto en las piscinas como en las playas. Y aunque todo esto suene muy placentero, este tipo de actividades son en ocasiones peligorasas para aquellas personas que llevan lentillas. Por tanto, hay que asegurarse de que durante esta época del año se les de un cuidado especial, ya que los agentes químicos presentes en el agua de la piscina y en el agua marina pueden causar infecciones oculares, que conllevan una serie de incomodidades como pueden ser: ojos rojos, picazón o lagrimeo, entre otros síntomas.

En primer lugar, en verano se recomienda el uso de lentillas desechables, es decir, de uso diario, ya que de esta forma se evitará una posible contaminación ocular por el uso prolongado de lentillas de periodos más extensos como quincenales o mensuales. Existen páginas web en las que trabajan expertos profesionales conocedores del sector de la óptica, donde se pueden conseguir lentillas baratas. El personal de dichas plataformas también atiende consultas personalizadas por correo electrónico, por lo que todas las dudas o preguntas que el cliente tenga acerca del uso de lentillas en verano o cualquier otra, pueden ser enviadas para su respuesta. La opción de continuar con las lentillas quincenales o mensuales se puede considerar, siempre que su limpieza y desinfección se asegure antes de su almacenamiento en el estuche con líquido. 

Otra recomendación básica para las personas que lleven lentillas en el agua es llevar gafas de sol acuáticas para evitar la irritación de los ojos que se produce por el contacto entre el agua y el ojo. Después de haber estado en la playa o en la piscina, se debe esperar un rato para quitarse las lentillas, ya que es recomendable esperar a que estas se hidraten de manera correcta. Una vez quitadas las lentillas, se pueden utilizar gotas oculares o suero fisiológico para continuar con la correcta hidratación del ojo.

El uso de gafas de sol es también positivo, porque además de proteger los ojos del sol, actúa como barrera ante los agentes externos. Por ejemplo, al estar en la playa evitan que se pueda meter arena en los ojos. Lo que sí es imprescindible es que esas gafas sean homologadas.

Una de las marcas más populares en España es la de lentillas acuvue, que pertenecen a la familia de Johnson & Johnson. Incluso aquellos que no son clientes fieles a esta marca suelen conocerla porque sus años de experiencia la avalan. Ésta y muchas otras marcas se pueden adquirir en las plataformas online antes mencionadas. La gran ventaja de estas webs es que ofrecen servicio a domicilio, con entrega en 24 horas y garantía de devolución. Se trata de una opción bastante cómoda que permite al cliente comprar desde el sofa de su casa.

Cómo evitar las infecciones oculares por el uso de lentillas en verano