sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Internet es seguro si se usa bien

Onda de Wifi.EP
Onda de Wifi.EP

El uso responsable de internet ha traído grandes ventajas a la sociedad en general, la verdad. Sin embargo, es cierto que tiene sus peligros si no se usa de una manera correcta, ya que es la puerta de entrada de ciertos peligros que antes no existían y que ni pasaban por la cabeza. Pues bien, para tener una navegación segura y exenta de sustos lo mejor es seguir estos consejos.

  • Navegar por páginas seguras
  • Atención a la hora de descarga archivos
  • Tener cuidado con el phishing
  • No conectarse a redes WiFi públicas abiertas para realizar operaciones sensibles

Navegar por páginas seguras

La primera medida que se tiene que realizar a la hora de navegar por la web es hacerlo siempre en páginas totalmente seguras. Pero, ¿cómo se puede saber si una página es segura? Bueno, usando el sentido común se entiende que las grandes páginas de los grandes medios de comunicación o de las grandes tiendas son seguras.

Pero además, todas ellas cuentan con sellos de calidad, el de confianza online es el más conocido, y también con un certificado de seguridad que se puede consultar en el icono del candado situado en la barra de direcciones.

Asimismo, es bastante conveniente mirar en webs donde consultar qué páginas son seguras, en las cuales se realizan reseñas de diferentes servicios y que son muy fiables. Así, hay páginas  donde ver qué juegos son seguros y fiables, webs donde estudiar cuáles son las mejores tiendas online o donde poder consultar qué sistemas de inversión son más fiables. Todo está en internet y es conveniente utilizarlo para saber dónde navegar de una forma tranquila.

Atención a la hora de descargar archivos

Este es un elemento primordial si no se quiere tener un buen susto. La gran mayoría de malware llega al ordenador o al dispositivo móvil a través de la descarga de archivos. Por eso, siempre se recomienda realizar la descarga desde las tiendas oficiales del sistema operativo o desde la página oficial del software que se quiera descargar.

Pero si es necesario descargar un archivo desde otro tipo de webs, menos seguras o que dan menos confianza, lo inteligente es, antes de abrir el archivo descargado, pasarlo por un antivirus, con el fin de que descarte infecciones.
Por último, hay que tener cuidado, sobre todo con los softwares gratuitos, que suelen descargar una gran cantidad de programas que son solo publicidad y bastante molestos, sin que casi ni nos enteremos. En este caso, hay que especificar muy bien lo que se instala, estando atento a todas y cada una de las ventanas que van saliendo.
Tener cuidado con el phishing

El phishing es, probablemente, uno de los problemas que más dolores de cabeza están causando en muchísimas empresas. Se trata de un sistema para engañar al usuario, haciéndole creer que se comunica a través del email de una de las empresas con las que trabaja.

Desde el momento que se recibe cualquier mail, hay que tener mucho cuidado, porque el phishing está en todas partes, y cada vez haciéndolo mejor, la verdad.  Pero, aunque intenten copiar todo, es fácil, si se presta atención, saber cuál es verdadero y cuál no.

Así, un mensaje de phishing se referirá al usuario como ‘Querido usuario’ o algo general, ya que no saben el nombre de la persona. Después, es fácil comprobar cómo la dirección de correo de la que viene es falsa.

Y si aun así vamos al enlace donde nos dice que hay que clicar (para recuperar nuestra cuenta o hacer algo similar) se puede ver en la barra de direcciones que, aunque la web sea igual, la dirección URL es totalmente diferente.
Con todo ello, y aunque sean cada vez más sofisticados los mensajes, es fácil descubrirlos y, por supuesto, ignorarlos.

No conectarse a redes WiFi públicas abiertas para realizar operaciones sensibles

Esto está más enfocado a los móviles o las tablets, que son más propensos a conectarse a redes WiFi abiertas, pero también cuenta para los ordenadores que se usan en sitios públicos. Nunca es conveniente conectarse a estas redes públicas abiertas porque con ellas los hackers pueden meterse tanto en el móvil o la tablet como en el ordenador.

Obviamente, si solo se van a utilizar para buscar información o cosas similares, en un momento que no se tenga acceso a datos móviles u a otra red confiable, es posible utilizar este tipo de WiFis públicas.

Sin embargo, no es nada recomendable realizar traspasos de dinero, o entrar en cuentas personales de ningún tipo a través de ellas. Estamos dejawikndo la puerta abierta a quienes quieren hacerse con información privilegiada nuestra, como los datos de la tarjeta o de la cuenta bancaria.

Por ello, si es necesario usar redes WiFi, siempre hay que hacerlo con mucho cuidado y sin dar ningún dato personal en ninguna web o app estando conectados a ellas. Son peligrosas y no se suele tener conciencia sobre esto, por lo que los hackers se pueden poner las botas.

Internet es seguro si se usa bien
Comentarios