jueves. 15.04.2021 |
El tiempo
jueves. 15.04.2021
El tiempo

Vinoterapia gallega: esencia de tierra y mar para la piel

La familia Vilanova Peña lleva 30 años dedicándose a la venta de mobiliario de diseño y a la producción de vino en Ribadumia (Pontevedra), actividades que se ampliaron a la edición de una revista especializada en vino y un periódico gratuito, según explicó José Luis Vilanova a GG.

De Vilanova a Novavila

Al cumplir los 40 años, José Luis decidió dar una vuelta de tuerca a su apellido y a sus ocupaciones y de ahí salió la idea de llamar "Novavila" a una bodega-hotel abierta en la antigua casa familiar en Meis (Pontevedra), una línea de vino-cosmética elaborada con el bagazo de varios viñedos de O Grove y Meis, el diseño de velas aromatizadas con esencias de uva albariña, y algunos prototipos de mobiliario basado en elementos del vino.

La línea de productos de vino-cosmética es original en Galicia y una idea aún no muy productiva en España y por ahora,  la de José Luis sólo la prueban los que se hospedan en el "Novavila" o la adquieren por internet y en las tiendas familiares en Valencia, Pontevedra y Ribadumia.

La vino-cosmética de Vilanova tiene menos de un año y por ahora, según José Luis, se elabora a partir de 500 kilogramos de bagazo enviado a un laboratorio para que los utilice en un gel, sales de baño, champú, aceite para masaje, exfoliante corporal, baño de vino líquido, loción hidratante y  jabón con extracto de vino y aceite de pepitas de uva.

"Todo el bagazo para estos productos es de uvas tintas, de las variedades propias de la zona como caíño y espadeiro, que tenemos en viñedos costeros abonados cada año con algas de la playa de A Lanzada", agregó.

La producción artesanal de vino que comenzó hace más de 30 años en la casa de José Luis, se centra ahora en 6000 botellas anuales de albariño cien por cien que pueden catarse en una estancia del hotel-bodega de Meis.

Las esencias obtenidas por un perfumista a partir de esa uva albariña, son las que se desprenden de las velas aromáticas que hace dos años comenzó a fabricar un cerero gallego por encargo de José Luis.

"La vela decorativa es un producto en alza y decidí introducir en ese mercado un producto con el aroma que me es más familiar y ya lo disfrutan 2.500 personas que la adquirieron para Italia, Portugal y Venezuela, sobre todo", agregó.

Hotel-bodega destacado en la revista "Traveler" de Condé Nast

Hace dos años fue rehabilitada la casa de la bisabuela de José Luis, cuya fecha inicial de construcción es 1774 y está situada en una ladera del pueblo de Santo Tomé de Nogueira (Meis, Pontevedra).

Entre laureles, alcornoques, acebos y hortensias hay cinco habitaciones, una de ellas en un antiguo palomar, una piscina, estancias comunes y salas de recepción y cata, donde además todo el mobiliario está en venta.

El concepto de hotel-bodega, la elaboración propia de productos de vinoterapia, el uso de temas vitícolas para nombrar las habitaciones del hotel, el precio y otras peculiaridades, supusieron la inclusión del "Novavila" en una selección publicada en el número de julio-agosto de "Traveler" con los 125 hoteles del momento, a partir de 125 euros, entre otros grupos selectos de establecimientos de los cinco continentes.

Mobiliario de diseño con motivos vitícolas

Camuflado entre los muebles de diseño procedentes de todo el mundo que ocupan habitaciones y pasillos del hotel-bodega, se encuentran 4 prototipos de "mesa-cepa", "taburete-corcho", banco con banacal en el respaldo y silla con uvas blancas pintadas.

Los cuatro elementos son diseños propios que José Luis espera poder sacar a la venta si consigue un método de producción adecuado.

Más sencilla de producir fue una serie limitada de "sacacorchos" elaborada con madera de cepas viejas de los que guarda un ejemplar en la bodega, tras vender el resto.

Vinoterapia gallega: esencia de tierra y mar para la piel
Comentarios