sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

La 'guerra' del pulpo

Cartel de las fiestas de San Froilán de 2008 (Galiciae)
Cartel de las fiestas de San Froilán de 2008 (Galiciae)

El Ayuntamiento de Lugo adjudicó para los próximos tres años las cinco casetas y otros tantos calderos del pulpo que se instalarán en las patronales de San Froilán, después de una puja cargada de tensión, en la que algunos hosteleros llegaron a abandonar, momentaneamente, el salón de plenos, por discrepancias con la comisión de fiestas, en concreto con el orden de la subasta recogido en las bases.

El primer encontronazo tuvo lugar cuando Alberto López, propietario del ‘Mesón de Alberto’, fue requerido para que se identificase antes de que diese comienzo la subasta. Una funcionaria le preguntó si él era el titular de las tres empresas que concurrían a la puja, a lo que respondió, bastante alterado, si era preciso que presentase su carné de identidad.

Posteriormente, los hosteleros protestaron por el orden fijado por el Ayuntamiento para realizar la subasta. Otro de los presentes, Ramiro López, propietario del restaurante ‘A Palloza’, también amagó con abandonar la reunión y acusó a los miembros de la comisión de fiestas de “falta de respeto”, al tiempo que manifestaba en voz alta, visiblemente enfadado, que “Lugo non é dos socialistas, nin do Bloque, nin do PP, porque é dos cidadadáns que nos levantamos cada día e traballamos 24 horas para pagar as facturas”.

Después de quince minutos y de un intercambio de impresiones entre políticos y empresarios, los ánimos se calmaron y los hosteleros que habían abandonado el salón de plenos volvieron a sus sitios para iniciar la puja. La concejal de Cultura y Turismo de Lugo, Concepción Burgo, aunque manifestó que el Ayuntamiento tenía potestad para decidir el orden de la subasta, aceptó iniciar el proceso por la caseta que eligiesen los propios interesados. En cualquier caso, también dejó claro que esta decisión fue “una concesión de la comisión de fiestas”.

Calma tensa
En un clima de calma tensa, fueron subastadas, finalmente, las cinco casetas y los cinco calderos del pulpo. Curiosamente, salvo en el caso del puesto número 2, todas se adjudicaron por el precio de salida, un hecho que molestó bastante al Gobierno municipal. De hecho, en declaraciones posteriores a los medios de comunicación, Burgo aseguró que algunos hosteleros “vivinieron para pujar, pero otros, simplemente, para estar”. 

La caseta número 1 fue adjudicada a la pulpería Aurora e hijos, por 17.835 euros; la 3 fue para Ramiro López, que pagará 15.630 euros; la 4 será ocupada por el Hotel Torre de Núñez, que abonará 14.475 euros, y la 5 se la llevó “Xantar na feira”, por 13.325 euros. El precio de salida de la segunda era de 16.680 euros, pero “Manuel de Marce” tuvo que pagar, finalmente, 23.280 euros para hacerse con ella.

Los calderos fueron adjudicados a los mismos hosteleros que se harán cargo de las casetas, salvo en el caso de los números 2 y 5, de los que se ocuparán la pulpería Aurora y Alicia Fernández, respectivamente.

En total, el Ayuntamiento de Lugo recaudó con esta subasta 129.030 euros, 84.545 de las casetas que se instalarán en la Rúa de Foz –en las inmediaciones del Parque Rosalía de Castro- y 44.485 de los calderos, lo que supone un incremento de 12.330 euros con respecto a las pasadas patronales, cuando las arcas municipales ingresaron 116.700 euros.

Hasta el 1 de noviembre
Las fiestas de San Froilán comenzarán oficialmente el día 4 de octubre, aunque los adjudicatarios podrán iniciar el montaje de las casetas el 6 de septiembre, para comenzar su actividad el 27 del mismo mes y permanecer abiertas hasta el 1 de noviembre.

La ración de pulpo costará en esta edición 6,80 euros, mientras que la de pan y cachelos costará 1 euro. La botella de tres cuartos de litro de vino de mesa se pagará a cuatro euros.

La 'guerra' del pulpo
Comentarios