domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

La opción de otro Xacobeo

El Xacobeo 2010 llega en días de crisis como sucedió en el 93, cuando ocurrió la gran eclosión de este fenómeno turístico, cultural y religioso. ¿Por qué no puede suceder algo similar en este Xacobeo 2010? La gastronomía, por ejemplo, es una asignatura pendiente de cultivo y promoción dentro de la ruta en tierras gallegas. Esos libros sobre la cocina en el Camino de Santiago, que bajo el paraguas de este fenómeno actual han aparecido, habrán cumplido si contribuyen a que se investigue y se fomente la calidad de la cocina en la ruta a Santiago por tierras gallegas. Contamos con buenas opciones en el Camino o en las inmediaciones del mismo, pero la hostelería que hay a pie de ruta está basada en el turismo económico, de gasto muy reducido.

No quisiera ser dramático ni dogmático pero hay una asignatura pendiente en la gastronomía, en la oferta de la restauración en el propio Camino. Si esa propuesta de calidad es más bien escasa en muchas localidades jacobeas, la explicación radica únicamente en que no existe la demanda y en que la política de inversiones y promoción estuvo dedicada al viajero de bocadillo o de menú económico del día. Están, como excepción, los desvíos a algunas casas de turismo rural próximas a la senda que nos lleva a Compostela. En algunos casos son muy recomendables. Pongamos A Parada das Bestas como ejemplo.

Pero quizás se eche de menos que una propuesta de turismo rural, de pousadas de cierta y ganrantizada calidad, esté a pie de ruta. Tanto para comer como para hospedarse. Nadie dudará a estas alturas de que la gastronomía es uno de los grandes atractivos para el turismo de calidad, el que gasta y aporta recursos económicos. O sea, el que necesita Galicia siempre, y más en estos tiempos de crisis. Políticos anteriores apostaron por presentar sus logros en función de los millones de visitantes. A los concellos del Camino, y al conjunto de Galicia, probablemente interesen más los números en euros, la cuenta de lo que esos visitantes, pererginos o turístas, han gastado en Galicia. Para ello no hay más vía que la de la calidad y el fomento de la excelencia en la hostelería y en la gastronomía del Camino. ¿Más albergues?

Me apunto claramente al no en favor de la apuesta por crear una oferta de calidad media y mediaalta a lo largo de las diferentes etapas gallegas hacia el sepulcro del señor Santiago. Este Xacobeo 2010 debería plantearse un doble objetivo: la conservación del paisaje y la arquitectura en el Camino y mejorar la calidad de la oferta hostelera y de restauración a pie de ruta. Las escuelas de hostelería de FP y la Superior aportan el mejor capital humano para que esto sea posible. ¿Lo formamos para la emigración? Hace falta voluntad política, decisión en quienes disponen de los recursos financieros y una promoción del Camino que atraiga a ese otro peregrino a Compostela. Sería bueno para la economía y para la imagen del país. Admítase, al menos, el debate.

La opción de otro Xacobeo
Comentarios