domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

Móviles para mayores en la carta de Navidad, una sección aparte

Hablar de Navidades a estas alturas del año parece precipitado. Pero nada que ver. Mientras que las luces empiezan a ondear en la Oxford Street londinense y Nueva York comienza a buscar el árbol que reine Rockefeller, el usuario de a pie empieza a buscar los regalos que se incluirán en la carta y que se espera aparezcan bajo el árbol o la chimenea. La tecnología lleva tiempo siendo la estrella de los regalos, pero este año, más si cabe que otros, habrá que echar un vistazo a la sección de teléfonos para mayores.

Durante un tiempo parecía que todo el que quisiera utilizar la técnica más puntera debía atenerse a las marcas de siempre del mercado, sin atender a sus necesidades reales o incluso a sus conocimientos útiles en términos tecnológicos.

Así, muchos mayores quedaron fuera de las principales marcas, limitándose a escasos dispositivos que aún mantenían los teclados o incluso menús sencillos.

Poco se ha tardado en dar solución a esto. Los móviles para mayores han llegado al mercado para dar de verdad servicio a esas personas que, cada vez más olvidadas en los lanzamientos más punteros, también necesitaban estar disponibles y conectados con un mundo al que han tenido que adaptarse a una velocidad nunca antes vista.

La generación de abuelos que se responsabiliza también de los nietos y de ciertas tareas familiares necesitan la conexión con sus seres queridos sin que sea complicado. No quieren estar fuera de la rutina de telecomunicaciones, pero tampoco tienen por qué reciclarse cada año con las novedades de un sector en constante cambio.

En casa o en los móviles, son varias sus demandas reales, aunque se podrían resumir las más importantes en tres:

Botones grandes y accesibles: para poder llamar sin necesidad de estar buscando ni gafas ni entrecerrando los ojos, estando seguros del botón al que se quiere dar.  Algo tan sencillo a priori como esto las pantallas táctiles lo han obviado.

Botón SOS para emergencias: aunque esta demanda parte más de los familiares que de ellos mismos, lo cierto es que cuando los abuelos viven solos es una herramienta que puede acabar siendo mucho más útil de lo que a priori pudiera parecer.

Sonido extrafuerte: la pérdida de audición comienza a partir de los 50, luego no es de extrañar que este sea un requisito imprescindible para evitar que no oigan el dispositivo cuando suena o bien que no sean capaces, con sonido ambiente de la calle, de escuchar de forma correcta la conversación. Y si el altavoz es compatible con audífonos, mejor.

Por supuesto hay muchos otros detalles que diferencia a unos productos de otros y se consideran más adaptados a una persona mayor y con calidades mejores, donde entra en juego principalmente el factor económico, qué puedes o estás dispuesto a gastar en un móvil de este tipo.
 

Móviles para mayores en la carta de Navidad, una sección aparte
Comentarios