domingo. 15.12.2019 |
El tiempo
domingo. 15.12.2019
El tiempo

Un 'polbo' de Guiness

guiness1.jpg
guiness1.jpg

La plaza mayor de O Carballiño fue el espacio escogido para batir el récord Guiness ante la mirada de cientos de curiosos y del notario local que tomó la medida del plato de 2,20 metros cuando estaba vacío y volvió a medirlo cuando ya estaba lleno de pulpo.

El plato gigante

El carpintero y ebanista artesano Miguel Ángel González explicó a GG que hace quince días recibió en su taller de Maside -municpio vecino de O Carballiño- el encargo de un plato de madera, como los tradicionales en los que se sirve el pulpo, con medidas especiales pues debía tener 2,20 metros de diámetro.

"Para mí fue un reto ya que habitualmente no me dedico a esto sino a los muebles, igual que mi padre, pero me decidí y conseguí más de 30 tablas de madera de pino de O Irixo, con cinco centímetros de espesor y bien secas".

Tras unir las tablas, el carpintero ahuecó a mano la parte superior del enorme plato, para dejar un borde más alto que el resto de la superficie que permitiría añadir el aceite al pulpo sin que se vertiese.

Así se bate un récord Guiness

Poco antes de las 20:00 horas del día 3 de agosto, y ante la mirada de un notario y cientos de curiosos, seis "pulpeiros" de la empresa "Xantares", naturales del pueblo de Arcos (O Carballiño) colocaron el gran plato en horizontal sobre unos caballetes y sobre él vertieron casi la totalidad de los 120 kilogramos de pulpo que ya tenían cocido.

En quince minutos la operación de cubrir todo el plato quedó terminada y se completó con parte de 5 kilogramos de sal, 18 litros de aceite, un kilogramo de pimentón dulce mezclado con picante y docenas de palillos utilizados para comer las rodajas del pulpo "á feira", al modo tradicional.

El notario volvió a medir el plato, posó con "pulpeiros", carpintero y autoridades locales para los medios de comunicación llegados de toda España, y levantó acta de lo ocurrido.

En ese momento comenzó el reparto del pulpo cortado entre todos los asistentes que tenían un plato de tamaño normal -unos 15 centímetros de diámetro- con una frase alusiva al récord Guiness recién batido.

Ya se prepara el Museo del Pulpo

El alcalde de O Carballiño, Carlos Montes, explicó a GG que la "Festa do Pulpo" que celebrará en la villa su 48 edición el domingo día 8 de agosto, está muy agradecido al pulpo alemán "Paul" -el de las predicciones relacionadas con el campeonato mundial de fútbol 2010, ganado por la selección de España-.

"Gracias al impulso que ese pulpo dio sin querer a nuestra fiesta, el domingo tendremos aquí una delegación de la ciudad de Oberhausen, en cuyo aucario vive, y ya pensamos en dedicar al cefalópodo que nos representa desde hace siglos, un museo que esperamos impulsen los vecinos de Arcos, pues ese pueblo es el origen de la mayor parte de las personas especializadas en el pulpo á feira".

En el pueblo de Arcos, muy próximo a O Carballiño, todas las familias tienen algún "pulpeiro" o "pulpeira" en casa y ya están localizando enseres de su oficio para el futuro museo, entre ellos un caldero de cobre de más de cien años.

Sigue la fiesta

El parque municipal de O Carballiño acogerá el domingo día 8 de agosto a más de 50.000 personas, entre ellas una delegación alemana de Oberhausen, que disfrutarán al sol o bajo la sombra de los numerosos árboles, una comida al aire libre acompañados por numerosas peñas, medio centenar de "polbeiras" y grupos musicales para amenizar el día.

En la villa se organizó además la primera ruta de tapas con pulpo hasta el día 6, un concierto nocturno antes del fin de semana y una cena para las peñas y grupos de amigos de la fiesta del pulpo, que este año contó con un interés especial de otras partes del mundo gracias al protagonismo de su congénere alemán "Paul".

Un 'polbo' de Guiness
Comentarios