domingo. 08.12.2019 |
El tiempo
domingo. 08.12.2019
El tiempo

¿Cómo podemos medir la velocidad de nuestro Internet?

Hoy en día, la gran mayoría de los hogares disponen de una conexión WIFI, ya que se ha vuelto imprescindible en nuestras vidas. A la red WIFI conectamos un gran número de dispositivos electrónicos a lo largo del día, si antes solo era el ordenador, en la actualidad tienen conexión nuestros móviles, las videoconsolas, tablets o incluso electrodomésticos, los cuales cada vez tendrán un desarrollo más inteligente gracias la Internet de las Cosas.

Por lo tanto, para casi todas las tareas estamos conectados al WIFI y en el momento que notamos que una página tarda un poco más de tiempo en cargarse o un vídeo no se reproduce con la máxima calidad, empezamos a sospechar que algo va mal con nuestra conexión y la está ralentizando.
 

Lo mejor que podemos hacer en estos momentos es un Test de velocidad de nuestra conexión y comprobar el origen de la lentitud y solucionarlo cuanto antes, ya que puede convertirse en una situación bastante desesperante, sobre todo, cuando necesitamos Internet para hacer algo importante.
 

Descubre si tu conexión a Internet es más lenta

 Una conexión lenta puede ser originada por diversos motivos, ya sean problemas relacionados con el propio hardware o que estamos recibiendo menos velocidad de la contratada. En todos los casos, con un test de velocidad podemos realizar una prueba que solo nos llevar 30 segundos y en la cual podremos evaluar y obtener los resultados de nuestra velocidad de descarga (download), de subida (upload) y de respuesta (ping).
 

  • La prueba de descarga, esta medición es bastante simple, una vez iniciado el test se empezará descargar en el ordenador personal un archivo de prueba de tamaño como un peso de alrededor de 100 Kb. Si se ha descargado en 5 segundos la prueba se ha realizado con éxito y podemos comprobar los resultados en las estadísticas. En el caso de que no ocurra así, se vuelve a iniciar la prueba descargando un archivo por un tiempo mayor y de un tamaño diferente para obtener unos resultados válidos con éxito.
     
  •  La prueba de subida, sus resultados también se basan en los datos que se han obtenido en la prueba de descarga pero un límite máximo en el archivo descargado de 1500 Kb.
     
  •  La prueba de respuesta o ping, se trata del número de milisegundos que son necesarios para conectar un servidor a Internet. Esta medición se puede complementar con una prueba de estabilidad, la cual compara varias descargar de los mismos archivos de datos, comparando los peores con los mejores para obtener una estadísticas de estabilidad lo más representativas posible.

 


Indicaciones para realizar el test de velocidad

Si quieres obtener los resultados más exactos, es recomendable no trabajar con el ordenador durante el periodo en el que estemos realizando la prueba de velocidad, ya que esto podría interrumpir  el análisis de la velocidad. De igual manera, es muy importante cerrar todos los archivos, programas o las aplicaciones que trabajen con Internet en segundo plano o estén habilitados para enviarnos notificaciones o actualizaciones, ya que al no ser vistos a simple vista, se nos pueden pasar por alto e influir en los resultados.
 
Según los expertos en la materia, también sería aconsejable deshabilitar el WIFI y conectarse a la red a través del cable en el router, si bien es cierto que no siempre es necesario, de esta manera podemos obtener los resultados más precisos. Además, no hay que olvidar desconectar cualquier otro dispositivo electrónico de la red para que no interfiera en nuestro análisis.
 

¿Qué hacer ante una conexión lenta?

Si hemos descubierto que nuestra conexión a Internet es más lenta de lo normal, es muy importante no precipitarse y tomar las primeras decisiones que nos venga a la cabeza, como quejarnos y acusar a nuestra operadora. Previamente, hay que realizar una serie de comprobaciones fáciles, que nos ayudarán a determinar el origen del problema.
 

Lo primero que hay que hacer es comprobar si nuestro ordenador está dañado con algún virus, para ello hay que realizar un exhaustivo análisis de seguridad con el programa que tengamos instalado en nuestros ordenadores. Es muy probable que algún virus, un spyware o un malware se haya podido introducir en nuestro sistema a través de tráfico en la red, ralentizando las funciones del ordenador. Otro motivo podría ser las barras de herramientas que se instalan sin que nos demos cuenta con la descarga de archivos, las cuales también pueden ser la causa de la lentitud.
 
Después de comprobar que no es ningún virus o malware ni nuestro propio ordenador, por deficiencias en su estado,  los que causan una conexión lenta, ya podemos contactar con nuestra operadora y volver a verificar los servicios que se nos ofrecen, ya que, con casi total seguridad,  hemos estado recibiendo una conexión más lenta de la contratada.
 

¿Cómo podemos medir la velocidad de nuestro Internet?
Comentarios