viernes. 07.08.2020 |
El tiempo
viernes. 07.08.2020
El tiempo

El verano futbolero más apasionante

A mediados del mes de marzo, debido a la terrible crisis sanitaria que provocó la pandemia de la Covid-19, la vida, en todo el mundo, se paralizó. La población mundial debió confinarse para intentar paralizar el alto nivel de contagios de esta enfermedad que sufrían todos los países y que estaba provocando el colapso de muchos sistemas de salud.

El mundo de futbol no fue ajeno a esta grave situación y se suspendieron la práctica totalidad de los torneos nacionales e internacionales. Apenas un puñado de torneos internacionales de segunda fila continuaron la competición, pero ligas como la Premier League inglesa, la Ligue 1 francesa, la Bundesliga alemana o La Liga en España cesaron completamente su actividad, así como los torneos europeos, como la Champions League o la Europa League.

Decisiones diferentes

La interrupción de la competición implicaba el que los clubes dejaban de percibir sus ingresos por las retransmisiones deportivas, por lo que el fútbol, como otros ámbitos económicos, entraba en una crisis que provocaba grandes pérdidas para estas instituciones. Muchos equipos debieron tomar medidas económicas para minimizar estas pérdidas, negociando con plantillas la reducción de sus fichas para poder sostener este cese de los ingresos. Era necesario plantear una vuelta a la competición para poder evitar enormes pérdidas que ponían en peligro la continuidad de muchos equipos.

Sin embargo, ligas europeas como la francesa o la holandesa decidieron dar por terminada la temporada, mientras que la liga alemana, la inglesa, la italiana y también la española, empezaron a trabajar en un plan para la vuelta a la competición en cuanto la situación de emergencia sanitaria lo permitiera.

Vuelta a la competición

Poco a poco, y con medidas muy restrictivas, la competición fue volviendo. La primera de las grandes ligas que volvió fue la liga alemana, a la que posteriormente se unieron la liga inglesa, la liga española y la Serie A italiana. Todas ellas con estrictas medidas de seguridad, como la de llevar a cabo los partidos sin presencia de público, a puerta cerrada.

Esta situación provoca que los aficionados al fútbol solo tengan una posibilidad de poder ver los partidos: a través de la TV y de las plataformas de streaming, como por ejemplo, rojadirecta, uno de los tradicionales portales online para ver fútbol en vivo, que ofrece todas las competiciones a nivel mundial.

Un verano apasionante

Así, en estos momentos podemos seguir todas las competiciones europeas de fútbol, como La Liga española. El 10 de marzo de 2020 se disputó un Eibar – Real Sociedad, que fue el último partido antes de que toda la población española quedara confinada con el Real Decreto del Gobierno de España que dictó el estado de alarma por la emergencia sanitaria provocada por la Covid-19.

Tres meses después, el 11 de junio, la competición volvió con el derby sevillano entre el Sevilla y el Betis. Desde entonces hasta el 19 de julio de 2020 se disputarán todos los partidos de La Liga, siempre y cuando no se produzcan rebrotes de los contagios de esta terrible pandemia. Así, un mes y medio concentrará todos los partidos que debían disputarse en algo más de dos meses. Por este motivo, el aficionado puede disfrutar de partidos prácticamente cada día.

Y aún hay más
Hemos hablado de la vuelta de las grandes ligas europeas, como la alemana, la inglesa o la española, pero queda por hablar del plato fuerte: la vuelta de los torneos europeos de clubs, la Europa League y la Champions League.

Efectivamente, el mes de agosto traerá consigo la vuelta de estos torneos en su fase definitiva y no en la clasificación, como era habitual en este mes. A partir del 2 de agosto para la Europa League y 7 de agosto para la Champions, vuelven las competiciones europeas de clubs, retomando los partidos de vuelta de octavos de final, para después retomar todos los partidos hasta la final.

Máxima competición casi cada día

Los aficionados al fútbol tendrán un mes de agosto atípico. Si lo habitual era ver torneos menores organizados para la preparación de los equipos de cara a las nuevas temporadas, este año este mes servirá para conocer a los dos equipos ganadores de las dos máximas competiciones europeas.

La Final de la Europa League se disputará el 27 de agosto, mientras que la gran Final de la Champions League tendrá lugar el 29 de agosto. Desde luego, se trata de un mes apasionante y, como hemos dicho, muy diferente a cualquier verano de nuestra vida.

Un verano muy especial en el que, debido a que también los partidos se disputarán a puerta cerrada, tendremos que hacernos usuarios de las plataformas que nos permitan seguir todas estas competiciones. Rojadirecta es una de estas opciones que, además, permiten ver todos estos partidos de forma gratuita.

¿Te lo vas a perder?

El verano futbolero más apasionante
Comentarios