jueves. 14.11.2019 |
El tiempo
jueves. 14.11.2019
El tiempo

"Sigo picoteando todo lo que hago, pero luego corro media hora más"

El chef Alberto Chicote visitó Santiago con la campaña #DiabetesPorTuCorazón. LUIS POLO
El chef Alberto Chicote visitó Santiago con la campaña #DiabetesPorTuCorazón. LUIS POLO

El popular cocinero combinó este martes el delantal con la bata de médico para impartir un taller de cocina cardiosaludable en Santiago. Allí alertó sobre el peligro de la diabetes tipo 2, que apunta a ser "una de las grandes pandemias del siglo XXI", según la Organización Mundial de la Salud

Alberto Chicote practica lo que predica: una alimentación saludable. Ha perdido 40 kilos en tres años, pero reconoce que tenía ganas de cambiar sus hábitos.

Empecemos directamente por el plato principal, ¿cuáles son las claves de esta dieta cardiosaludable?
Una alimentación saludable no tiene por qué ser aburrida o cansina. De hecho, dieta es un término que no me gusta, porque se nos ha metido en la cabeza y que tienes que hacer por narices porque te pasa algo. Por eso prefiero el concepto de hábitos saludables de la alimentación, que implica decidir que, en un momento de tu vida, tu alimentación va a ser mejor. Y esto necesita un conocimiento de los alimentos. Procuramos ir reinformando a la gente, tanto si padece diabetes tipo 2 como si no, porque con una alimentación saludable y ejercicio habitual se va a lograr esquivar la enfermedad en muchos casos.

¿Por qué hay que preocuparse con esta variedad de diabetes?
Según la OMS, puede ser una de las grandes pandemias del siglo XXI, con millones y millones de afectados y con una mortandad derivada altísima. Así que el tema no va de perder unos kilos para estar más guapo; va de esquivar una enfermedad complicada o, en el caso de padecerla, que tengas una calidad de vida basándote en una alimentación saludable y hábitos de ejercicio que tampoco tienen que convertirte en maratoniano.

Dieta atlántica
"Defiendo el término ‘glocal’: una cocina global con producto local. Pero prefiero la virtud del producto a su procedencia"

Parece que estos consejos se llevan años dando. ¿Por qué no calan?
Posiblemente porque entendemos el asunto de un modo negativo. Si te dicen "te voy a poner a dieta hasta que te mueras" te llevas un disgusto de la hostia. Pero el mensaje positivo es "te voy a enseñar a comer mejor para que puedas vivir más". Eso ya lo piensas de otra manera.

¿En estos hábitos influye más la falta de conciliación o la pereza?
Me esfuerzo mucho en enseñar que comer bien no significa necesariamente dedicarle muchísimo tiempo si planificas lo que vas a comer durante una semana y la compra de esos productos. Al final está la excusa de decir que es más cómodo comer una pizza congelada. Estoy por competir con alguien y cocinar una cena saludable en el mismo tiempo en el que se hace la pizza, que ni es tan gratificante.

Predica con el ejemplo. ¿Cómo consiguió cambiar el chip?
Hace tres años tenía ya ganas de cambiar mis hábitos. Estaba cansado, quería perder peso, encontrarme mejor... Y coincidió con que Antena 3 me propuso Dieta a examen. Yo siempre he afrontado el trabajo con mucha positividad y pensé que era el pequeño empujón que necesitaba. Luego había gente que me advertía sobre el efecto rebote, pero perdí unos 15 kilos y, a día de hoy, son ya 40. Muchos me preguntan si no voy a parar y, no es que no piense parar, sino que he aprendido a llevar unos hábitos saludables y sé cómo comer bien. Es curioso que un cocinero diga que no comía bien... He comido rico toda la vida, pero las pautas que tenía... No controlaba lo que comía entre horas, picaba de allí y de allá y al final pam, pam, pam pam... 114 kilos pesaba. Sigo probando todo lo que hago, pero tengo una consciencia que me hace saber que luego tengo que echarle media hora más a la cinta de correr o que tengo que ir equilibrando el día para que las cuentas salgan.

¿Hay que adaptar los consejos al lugar? Suele defenderse que, para Galicia, conviene más la dieta atlántica que la mediterránea.
No estoy acreditado para decir si una u otra es mejor. Yo siempre defiendo el término glocal: una cocina global con producto local. Además, hay que tener en cuenta que lo cercano cambia cada día. Cosas antes lejanas están ahora al alcance de la mano. Prefiero la virtud del producto independientemente de donde venga.

Hábitos saludables
"El tema no va de perder unos kilos para estar más guapo; sino de conseguir esquivar una enfermedad complicada"

La obesidad infantil se triplicó en Galicia desde 1980. ¿Es lo más preocupante de todo esto?
Es un problema a tener en cuenta, porque el escenario de enfermedades asociadas a la edad se ha trasladado al mundo infantil. Ahora hay chavales con diabetes tipo 2, lo que es terrible, y es más común que tengan sobrepeso u obesidad. Los hábitos alimenticios han cambiado y algo tenemos que hacer.

¿Habría que dar clases de alimentación y cocina ya en el colegio?
Lo que pasa es que tardaría unas cuantas generaciones en ponerse en orden, porque de poco va servir enseñar al niño lo que tiene que hacer si cuando llega a su casa ve todo lo contrario. Porque si tu madre luego te da de cenar lo opuesto, ¿qué vas a pensar, que es una delincuente? Esto nos podrá servir cuando esos niños sean padres y se lo enseñen a sus hijos, y que estos también lo vean en el cole.

¿El boom de los programas de cocina ha abierto algo el camino?
Lo más importante es que a mucha gente se le ha despertado el gusanillo de cocinar en casa. Esto significa que cocina un producto fresco y natural y que no consume un producto ultraprocesado.

Polémica con la Xunta. "El caso del menú del María Mariño es señal de que nadie lleva el control de lo que ocurre"

El chef Alberto Chicote visitó Santiago con la campaña #DiabetesPorTuCorazón. LUIS POLO (2)

Un estudio dice que en 2017 fallecieron 11 millones de personas por enfermedades ligadas a la dieta. ¿Las administraciones se toman suficientemente en serio el asunto?
No sé cuáles son las medidas que están tomando las administraciones. A mí no me ha llegado nunca ninguna. Veo esta iniciativa de Alianza por la Diabetes, percibo en la gente más preocupación por la alimentación, pero, desde un nivel gubernamental, si se hace algo no es en el ámbito que a mí me toca. Me consta que muchas comunidades autónomas se toman medidas en la alimentación de los colegios, aunque luego cuando voy allí no lo encuentro.

¿Sus choques con la Xunta en ¿Te lo vas a comer? por los menú del colegio de educación especial María Mariño de A Coruña y el Hospital do Barbanza son señal de que esta concienciación no existe?
En el caso del colegio creo que es una señal de que nadie lleva el control de lo que está ocurriendo. Está muy guay poner en un papel que esto tiene que ser mejor y tenemos que hacerlo de esta manera, pero por desgracia siempre tienes que vigilar que las cosas se cumplan. Y no siempre se hace.

En otro programa volvió al hospital y los usuarios aseguraban que todo seguía igual. ¿Qué hace falta para que haya cambios reales?
Solamente queda como mecanismo la queja y que las personas tomen las decisiones que deben tomar. Con el programa podemos darle voz y repercusión a las quejas, pero ni todos los días ni a todas ellas, por desgracia. Cada uno tiene que tomar decisiones y quejarse una y otra vez hasta que esto se ponga en orden.

"Sigo picoteando todo lo que hago, pero luego corro media hora más"
Comentarios