lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

El TDAH, síndrome infradiagnosticado en niños y adolescentes

Se origina en la infancia y puede afectar muy gravemente a la calidad de vida del futuro individuo si no es tratado a tiempo

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un síndrome que puede afectar muy gravemente al rendimiento escolar y a la forma de relacionarse de niños y adolescentes. Se trata de un trastorno infradiagnosticado que debe ser tratado por psicólogos especializados.

El TDAH es un síndrome de carácter neurobiológico que se origina en la infancia y que puede afectar muy gravemente a la calidad de vida del futuro individuo si no es tratado a tiempo. Su causa concreta es desconocida aunque se sabe que influyen factores genéticos y ambientales en su aparición.

La mayor parte de los afectados por TDAH son niños y, entre los síntomas más frecuentes que pueden indicar la presencia de este síndrome en la escuela se encuentran la dificultad para prestar atención en cualquier actividad, la desorganización, suelen distraerse con estímulos irrelevantes y presentan conductas impulsivas.

En casa, estos niños tienen dificultades para prestar atención en conversaciones y les resulta complicado seguir normas fundamentales.

Todos estos síntomas, si no son tratados a tiempo, pueden derivar en fracaso escolar y en severas complicaciones de adaptación en muchas situaciones sociales. Los especialistas advierten que el 20% de los niños con fracaso escolar están afectados por TDAH, aunque en muchos casos no están diagnosticados. Y un 40% de los niños con TDAH presentan bajo rendimiento escolar y mal comportamiento. Además, en términos generales, el TDAH afecta a entre el 2% y el 5% de toda la población infantil.

El infradiagnóstico es un importante condicionante en el desarrollo del TDAH, y es también causa de muchas complicaciones para niños que presentan problemas de conducta sin recibir el tratamiento adecuado. Síntomas del TDAH son atribuidos demasiado habitualmente a mala educación. Al no recibir un tratamiento correcto, los problemas y complicaciones que presentan estos niños y adolescentes pueden derivar en alcoholismo, drogas o violencia, con el paso de los años. 

El diagnóstico y tratamiento por parte de psicólogos especializados, fundamental 
Un buen diagnóstico es crucial para la evolución del niño con TDAH. Los tests psicológicos, como los realizados por el centro de psicología en Madrid Psicoadapta, son muy importantes para realizar una adecuada valoración del paciente infantil y adolescente. Dificultades de concentración, inquietud e impulsividad son parámetros que sirven de indicadores a los especialistas para identificar el TDAH.

Asociaciones de pacientes como la Asociación de Niños con Hiperactividad y Déficit de Atención (ANSHDA) son también de ayuda a los afectados pero lo fundamental es contar con psicólogos especializados en área infantil que efectúen un diagnóstico y tratamiento correctos. 

Los psicólogos infantiles son expertos formados para comprender y explicar tanto el desarrollo como el comportamiento de los más pequeños. Estudian la evolución de los aspectos físicos, cognitivos, motores, perceptivos, sociales y afectivos de niños y adolescentes para detectar irregularidades. La psicología infantil presta atención tanto a los aspectos ambientales (influencia del entorno afectivo) como genéticos en la evolución del niño. En sus tratamientos para abordar el TDAH y otros trastornos, los psicólogos infantiles utilizan terapias individuales y de grupo. 

Junto al TDAH, otros problemas con los que se enfrentan los psicólogos especializados con mayor frecuencia son la depresión infantil, divorcios de los padres, fobias, acoso escolar, autismo o tics nerviosos.

Entre las fobias más comunes que tratan los psicólogos infantiles se encuentran la fobia escolar o incapacidad del niño para ir al colegio, pudiéndole provocar elevados niveles de ansiedad. 

Tratamiento del TDAH 
Los psicólogos infantiles abordan generalmente el TDAH con un tratamiento múltiple, que puede incluir terapias psicológicas, apoyo e información y medicación. 

Padres y profesorado deben estar informados de su importante labor de apoyo en la mejora de estos niños.

En cuanto al tratamiento psicológico, la terapia cognitivo conductual ha demostrado gran eficacia en el abordaje de esta patología. Se trata de una clase de terapia psicológica, validada científicamente, que intenta modificar tanto los actos como los pensamientos.

La terapia cognitivo conductual enseña al paciente a reconocer sus pensamientos disfuncionales, aquellos que no le hacen ningún bien y le producen malestar. Además, es un tratamiento que requiere de una participación muy activa del paciente para lograr los objetivos propuestos, estableciendo estrategias para llegar a las mismas.

En el TDAH, la terapia cognitivo conductual entrena al niño en técnicas para aumentar el control sobre sus conductas, mejora sus hábitos de estudio y organización del trabajo y le ayuda a corregir los errores en sus habilidades interpersonales. 

En las estrategias enseñadas deben participar también tanto los padres en el hogar como los educadores en el colegio. Los padres han de ayudar a sus hijos en casa estableciendo horarios fijos y un calendario claro de actividades y jerarquizando las mismas. Además, las instrucciones deben ser cortas y claras, los padres tienen que mantener el contacto visual al hablar con el niño, ayudarle a expresar sus emociones y evitar elementos de distracción.

El TDAH, síndrome infradiagnosticado en niños y adolescentes
Comentarios