viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

"El error es verlo como un problema"

Un voluntario se abraza a un inmigrante. EFE
Un voluntario se abraza a un inmigrante. EFE

Periodistas, activistas y especialistas en migraciones coinciden en que la prioridad de los gobiernos cuando llega una cifra elevada de personas debería pasar por respetar sus derechos y salvar sus vidas. Como solución para aliviar las tensiones entre países, apuestan por una modificación de las políticas migratorias europeas

Discursos diferentes, pero todos bajo la misma idea: la vida antes que cualquier otra cosa. Periodistas, activistas y especialistas en inmigración coinciden en que el principal error sobre la gestión de las migraciones es ver a estas personas como un problema, tanto por parte de la sociedad como de los gobiernos, a quienes responsabilizan de la situación actual por su deprimente actuación en materia migratoria.

Agus Morales, María Rodríguez y Alberto Rojas, conforman el grupo de comunicadores. Están cultivados en África y conocen de cerca los viajes que hacen miles de personas para buscar mejor vida.

Para Rojas, reportero de El Mundo, el principal reto a asumir por los estados en la gestión de las migraciones es "cumplir los acuerdos internacionales", algo que en su opinión no hacen.

DESEQUILIBRIO. Una idea que se asemeja a la visión de Rodríguez, periodista freelance en África occidental y Sahel. Para ella, la prioridad pasa por gestionar "las relaciones desequilibradas entre los países del norte y del sur", para así evitar que los inmigrantes tengan que hacer uso de vías que "ponen en peligro sus vidas".

Agus Morales: "España ha sido pionera en violar los derechos humanos en la frontera sur. Tiene mucho camino que recorrer aun"

Morales, director de la Revista 5W, ve ese como el objetivo primordial: "La superviencia".

Cumplir leyes y salvar vidas. Así resumen este grupo de periodistas las asignaturas pendientes de los gobiernos. María José Aguilar, directora del máster en Inmigración e Interculturalidad de la Universidad de Castilla La Mancha, opina de la misma forma.

"Los estados deben cumplir la ley en lugar de violarla sistemáticamente, que es lo que han venido haciendo hasta ahora a través de las devoluciones en caliente", argumenta, para añadir: "La vida está por encima de todo".

María Rodríguez: "La solución pasa por el derecho a la libre circulación, que no se le deniegue el visado a nadie por idioma o color de piel"

En la misma línea, aunque con un discurso diferente está María Dolores Fernández, doctora en Educación de la Universidad de Santiago: "Un dos principais retos é comprometerse para mellorar a protección de migrantes e garantir a unidade familiar así como o acceso á educación".

También se dirige a los gobiernos para pedirles que desbloqueen "o dereito ao asilo" porque "é unha cuestión de dereitos humanos".

Quien se desmarca de estos retos es Saray Durán, directora de la ONG Ecos do Sur de A Coruña. Para ella, lo esencial es poner fin a "los estereotipos eternos" sobre la migración porque "causan profundas brechas" en la sociedad.

Por eso, pide que los políticos dejen de hacer suyos "argumentos falaces que allanan el camino hacia la discriminación".

Saray Durán: "Hay que empezar a ser conscientes de las grandes aportaciones que hacen a la sociedad y a la riqueza del país"

Muchas de estas prioridades, es decir, las actuaciones que deberían llevar a cabo los gobiernos ante los flujos migratorios, se asemejan a los errores que cometen en su gestión política.

EQUIVOCACIONES. La principal equivocación política es considerar a los inmigrantes como "un problema". Tanto la periodista Rodríguez, como la ONG Ecos do Sur y la docente Aguilar están de acuerdo con ello.

Durán va más allá y apunta: "Es importante empezar a ser conscientes de las grandes aportaciones que hacen a la transformación de las sociedades y a la riqueza de los países. Más inmigración es más crecimiento económico (...) Hay que romper la falacia de que cerrar las fronteras terminará con la inmigración".

Alberto Rojas: "Al inmigrante se le debe de tratar como persona, no como un número incómodo, un invasor o un delincuente"

La catedrática de la Universidad de Castilla La Mancha, remarca, además, que el error clave es gestionar la migración "exclusivamente" desde la perspectiva de la seguridad, "que termina por considerar a quienes migran como una amenaza" y considerar la integración solo desde el punto de vista laboral, "como mera mano de obra".

A nivel nacional, el director de Revista 5W recuerda que España ha sido "pionera" en violar "los derechos humanos en la frontera sur", en referencia a las vallas de Ceuta y Melilla, si bien cree que el principal problema es que no hay "una política común de asilo" y sí mucha "insolidaridad" entre los estados europeos.

María Dolores Fernández: "Estamos ante unha crise humanitaria e de solidariedade. Europa non pode esquivar as leis internacionais"

Cuando hablan de políticas migratorias hacen referencia a la legislación actual, por la que el país al que llegan los inmigrantes o refugiados es donde deben pedir asilo. "Si esas personas llegan a Italia, por ejemplo, pero después pudieran repartirse por otros países, no habría las tensiones que hay ahora", según Morales.

Así lo ve también la profesora Fernández. En su opinión, hay "unha xestión política nefasta" y a algunos países les falta "sensibilidade": "Estamos ante unha crise humanitaria. Europa non pode esquivar as leis internacionais".

SOLUCIÓN. Coinciden en que el error es la legislación, por lo que la solución pasa por una modificación de las políticas europeas.

María José Aguilar: "Necesitamos articular tres tipos de políticas, las 3R: reconocer derechos, redistribuir recursos y representación"

Sin embargo, María Rodríguez añade que se debería respetar "el derecho a la libre circulación, sin denegar el visado a alguien por el color de su piel o el idioma". La ONG Ecos do sur lo ve igual: "¿Qué pasaría si se abrieran, de forma controlada, las fronteras?".

Para Aguilar es más simple. Todo pasa por reconocer derechos. Solo así se "puede pensar en una gestión eficaz" y añade: "Necesitamos articular tres tipos de políticas, resumidas en las 3R: políticas de reconocimiento de derechos, de redistribución de recursos, ya que lo que erosiona la cohesión social son las desigualdades socioeconómicas, y políticas de representación, porque la invisibilidad es una forma de racismo".

Aunque también hay que "revisar os conflitos armados e as tensións xeopolíticas existentes", según la profesora Fernández.

Quien resume la solución en tres palabras es el reportero Rojas: "Tratarlos como personas", y no como "invasor o delincuente".

"El error es verlo como un problema"
Comentarios