lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

Fecundación in vitro: ¿Cómo pagarla?

Fecundación in vitro
Fecundación in vitro
Es una solución para muchas parejas que, de otra forma, no podrían tener hijos

La fecundación in vitro es una solución para muchas parejas que, de otra forma, no podrían tener hijos. Sin embargo, no está al alcance de todo el mundo. Así que, en esta ocasión, vamos a ver cómo conseguir el dinero necesario para la fecundación in vitro.

Fecundación in vitro
No hace falta ser un experto biólogo para saber que hay muchas personas que tienen problemas de fecundidad. Personas que, por cualquier razón, no pueden tener hijos de la forma tradicional.

Esto es algo que puede causar una gran cantidad de problemas psicológicos y emocionales a las personas que padecen ese problema de fertilidad, y, además, puede ocasionar problemas de pareja.

Es por ello que, desde que surgió la fecundación in vitro, como la que ofrece FIV, muchas parejas han podido resolver el problema de la mejor forma posible, gracias a la ciencia y a la tecnología.

Cuando apareció la técnica hubo muchos sectores de la población que se opusieron, porque suponía un choque con todo lo que conocíamos acerca de la reproducción y de la biología (y, sí, los más religiosos fueron los que más se opusieron).

Sin embargo, con el paso del tiempo, la reproducción asistida y la fecundación in vitro se ha convertido en algo de lo más normal y habitual, y son muchas las parejas que recurren a ella para poder tener hijos.

Y eso es algo a celebrar, porque traer una vida al mundo es algo mágico y que todo el mundo debería tener la posibilidad de hacer.

Formas de conseguir dinero
Pero, claro, la fecundación in vitro tiene un precio. Así que echemos un vistazo a diferentes formas de conseguir dinero que tienes a tu alcance. Por supuesto, puede que no puedas acudir a todas ellas, pero, al menos, te servirán para abrir la mente a nuevas opciones:

1. Ahorro: Una primera forma de tratar de conseguir dinero es… ahorrando. Esta es la forma más sencilla que existe, porque, básicamente, consiste en apartar una parte del dinero que ganas cada mes, para que puedas utilizarlo posteriormente. Además, dependiendo de dónde lo guardes, puedes ir consiguiendo que crezca día a día poco a poco (no mucho, pero algo es algo). Esta es la forma más simple de conseguir el dinero.

2. Préstamos familiares y de amigos: Otra opción es acudir a amigos y familiares para conseguir el dinero. A nadie le gusta pedir dinero, pero si estás convencido de que lo devolverás, es una buena opción y que no tiene por qué colocarte en una posición de inferioridad respecto a ellos. Además, si saben que la fecundación in vitro es la única opción que tienes para tener hijos, seguramente estén encantados de ayudarte.

3. Créditos bancarios: Por supuesto, también se puede contemplar la posibilidad de acudir a un banco y pedir un crédito. Tendrás que devolver más dinero que si lo pidieras a tus amigos y familiares (y será más difícil que te lo den), pero es una buena opción si no tienes más alternativas.

4. Campañas: Por último, siempre puedes intentar lanzar algún tipo de campaña. Esta opción no está al alcance de todo el mundo, porque requiere tiempo y algunos conocimientos de marketing. Pero te puede permitir conseguir algo de dinero de gente que ni siquiera conoces. Es una opción que está ahí.

¿Te atreves con las apuestas?
Otra opción, un tanto más arriesgada, es la de las apuestas. La hemos colocado separada de las anteriores opciones porque entendemos que no es exactamente la misma forma de conseguir dinero. Lo anterior no entraña riesgo, mientras que esto sí.

Ahora bien, tampoco podíamos quedarnos sin mencionarla, porque hay personas que ganan mucho dinero con las apuestas y, si te gusta el deporte, también puede ser una buena forma para ti.

Por ejemplo, si te gusta el tenis, puedes dedicarte a las apuestas de tenis online. Con estas apuestas deportivas, podrás ganar el dinero que necesitas para la fecundación in vitro. Y, previsiblemente, podrás hacerlo en menos tiempo que con las opciones anteriores.

Eso sí, no deberías entrar en el mundo de las apuestas si tienes una personalidad adictiva. Tampoco deberías hacerlo si no tienes un buen conocimiento sobre el deporte al que te vas a dedicar.

Al fin y al cabo, si pretendes ganar dinero con las apuestas, deberías tomártelo como si fuera un trabajo más. Analizar cómo les va a los diferentes deportistas y qué es lo que suele suceder en tal o cual circunstancia, y apostar en consecuencia.

Como digo, no es la mejor opción en todos los casos, pero teníamos que mencionarla, porque es una posibilidad para algunas personas. Y, quién sabe, quizá eres una de ellas.

También puedes mejorar tu fertilidad
Por último, puede que no necesites acudir a la fecundación in vitro, sino que te base con mejorar tu fertilidad. Hay diferentes formas de mejorar la fertilidad natural, tanto por ti mismo como con ayuda de profesionales.

Hay que señalar que, en algunos casos, esto no es suficiente, porque hay casos en los que la fertilidad se ha perdido totalmente (y existen muchas razones para que eso suceda). Sin embargo, hay casos concretos en los que sí puede ser útil.

En algunos casos, el esperma, por ejemplo, no es lo suficiente rápido o no tiene la suficiente movilidad (o, directamente, no hay la suficiente cantidad), y esto hace muy difícil poder tener hijos.

En estos casos sí se puede trabajar en la mejora de la fertilidad natural a través de estimular la producción de esperma de mayor calidad. Por supuesto, no es algo que se haga de un día para otro y también tiene sus costes. Pero es algo que se puede hacer y que resulta más asequible que la fecundación in vitro.

Como has podido ver, existen formas de conseguir el dinero para la fecundación in vitro (algunas más recomendables que otras, por supuesto). Y, además, también tienes la opción de mejorar tu fertilidad en lugar de apostar por la fecundación in vitro directamente.

Fecundación in vitro: ¿Cómo pagarla?