Domingo. 24.06.2018 |
El tiempo
Domingo. 24.06.2018
El tiempo

Felipe Aira: "En Galicia no hubo juderías, pero sí judíos"

Felipe Aira ,ante la Porta da Alcazaba, en Monforte. TOÑO PARGA
Felipe Aira ,ante la Porta da Alcazaba, en Monforte. TOÑO PARGA

Este investigador es el autor de un completo estudio de 158 páginas sobre el pasado judío de su ciudad natal, Monforte de Lemos

¿En qué época se empieza a documentar la presencia de judíos en Galicia?

Las noticias documentadas más antiguas datan del siglo X. Algunas pertenecen al municipio ourensano de Celanova, donde se habla de la presencia de alguien llamado Abraham Abba. Otras son de mi propia ciudad, Monforte, donde se celebró por el año 915 una prueba caldaria en la iglesia de Santa María de la Regua, en la actual Praza de España, y entre los testigos se encontraba un tal Ismael Judila. No puede decirse al 100% que fuese judío, pero es muy probable.

Va a tener que explicarme qué es una prueba caldaria.

Era una prueba que se hacía para dilucidar un juicio. También se le llamaba juicio de Dios. En Monforte, en el caso citado, había dos monjes pretendientes para la abadía de San Vicente. Como he dicho uno de los testigos de la prueba fue un judío llamado Ismael Judila, cuyo nombre era muy poco habitual entre los cristianos y muy usado en la población judía.

¿En qué lugar de Galicia ha quedado escrita una mayor constancia de la presencia de judíos?

La provincia que más documentos tiene conservados es Ourense, también como ciudad. Es aquí donde se encuentran los asentamientos judíos más destacados y la mayor documentación procedente de los concejos de la villa, surgidos entre los siglos XI y XII y que son el origen de los ayuntamientos actuales.

¿Y eran frecuentes sus negocios con la población judía?

Tenían propiedades y eran proclives a aforarlas a judíos a cambio de una renta. Tristemente, se perdieron muchos documentos medievales. Si se hubieran conservado tendríamos más noticias. Insisto en que Ourense es la excepción.

¿Cómo eran las relaciones entre el sector judío y la Iglesia católica?

Depende. Generalizando mucho se podría decir que fueron buenas en los siglos X, XI y XII. Luego podría decirse que las relaciones eran cambiantes en función de la rama de la Iglesia de la que se tratase. En Monforte hay un caso de un aforamiento del obispado de Lugo a un cristiano viejo, así se denominaba a quienes eran descendientes de cristianos. Luego esta persona subaforó estas propiedades a un tal Isaac Chamizo. Ante esta situación, el obispado le retiró la propiedad por tratarse de un hombre de diversa fe de la nuestra. Pero ya estamos hablando del siglo XV, en el año 1462. Sin embargo, los benendictinos, en Monforte, sí aforaban y tenían relaciones comerciales con los judíos.

"Las noticias sobre judíos más antiguas que están documentadas datan del siglo X y son de Celanova y Monforte"

 

¿Por qué se instalaron los judíos en Galicia?

Porque no eran sistemáticamente perseguidos. Aquí había mucha menos presencia hebrea que en otros lugares de España. Galicia no era un punto de asentamiento judío, pero cuando en otros puntos empezaron a hacerse persecuciones y matanzas se inició su desplazamiento hacia aquí. En Galicia había entonces un movimiento antiseñorial muy exacerbado, ahí están las guerras Irmandiñas, pero no antijudío. Hay un caso de un asalto a una sinagoga en Ourense por parte de la familia Cadorniga en 1442, pero fue muy puntual y ni siquiera tuvo mucha repercusión. Fue más un ejemplo de bandolerismo señorial.

Usted defiende que en Galicia ni siquiera llegó a haber juderías.

Es que no las hubo, por la documentación que manejo. Pero eso no significa que no hubiera judíos. Las juderías eran dos o tres calles exclusivas donde los judíos llevaban a cabo sus vidas y costumbres. Sí hubo comunidades importantes, como en Ribadavia, y sus zonas pasaron a considerarse de ámbito judío y que solían ser de mucho tránsito.

¿Ocupaban siempre cargos importantes?

Los de más renombre sí, pero también los había humildes y sencillos. Podían ser mercaderes, médicos, escribanos o consejeros. En Galicia no es tan relevante el número como la calidad de su trabajo, muy relacionado con la economía, la cultura y el ámbito social. Dice que no eran muchos.

¿Podría precisar cuántos judíos había en Galicia?

En el siglo XV había unos mil y estaban distribuidos en tres zonas. La norte comprendía A Coruña, Viveiro, Ribadeo, Betanzos y Pontedeume; la sur la conformaban Ourense, Monforte, Allariz, Ribadavia, Celanova, Tui y Baiona y la centro se encontraba en Santiago. Pagaban impuestos en función de la cantidad que hubiera, lo que permitió establecer una demografía. En 1474 eran unas tasas muy parejas, que llegaban a los 1.800 maravedíes en el norte y a los 2.000 en el suro. En el año antes de la expulsión, 1492, en la zona sur llegaron a pagar 13.550.

¿Hacia donde se dirigieron los que huyeron en 1492?

Algunos a Portugal y de ahí a Europa occidental y a América. hubo otros que al norte de África (Marruecos y Egipto) que les llevó hasta Palestina y también a la Europa mediterránea, a los Países Bajos y al centro de Europa. Hay muchas familias europeas que a lo largo de los siglos se han apellidado Lemos.

¿Y los que se quedaron?

Algunos se conviertieron al cristianismo y otros, llamados judaizantes, mantuvieron sus costumbres en sus círculos íntimos. El profesor Jaime Contreras, que me ayudó a realizar mi estudio, indicó que el lugar de Galicia con mayor número de población conversa y judaizante era Ourense. Le seguían Monforte, Ribadavia, Pontevedra, Santiago o Tui.

Felipe Aira: "En Galicia no hubo juderías, pero sí judíos"