jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Médico de familia

Esta figura ha cambiado radicalmente. Ahora si vas al médico con tu hijo, porque ambos habéis pillado la gripe, tendréis que esperar dos turnos diferentes: el del pediatra y el del médico de atención primaria

Hace no tantos años existía lo que podíamos llamar médico de familia, pues aparte de dar título a una serie de televisión, existía la figura del doctor que atendía a varias generaciones, y con el que se establecía un vínculo de confianza a lo largo de los años.

La misma persona que atendía a tu abuela su artritis, te trataba tu gastroenteritis o virus intestinal y te daba las pautas a seguir para combatir la infección estomacal. Esta afección, que puede parecer inofensiva, puede ser especialmente grave en casos de niños y ancianos, donde la deshidratación pone en peligro sus vidas. Siempre la recomendación solía ser mantener al enfermo bien hidratado, ofreciéndole agua constantemente o suero.

En la actualidad esto sigue siendo igual, y suele remitir por sí sola al cabo de unos días o una semana, aproximadamente.

Pero lo que ha cambiado radicalmente es esta figura de médico para toda la familia, que ha sido eliminada. Ahora si vas al médico con tu hijo, porque ambos habéis pillado la gripe, tendréis que esperar dos turnos diferentes: el del pediatra y el del médico de atención primaria para vosotros.

En casos como este, casi que no tiene sentido y, además de engorroso, limita la visión global del problema, a tratarse el problema de forma independiente y por distintos profesionales de la salud.

La salud en la infancia
Pero aunque en primera instancia y para casos concretos sería más práctico contar con un único médico para todos los miembros del núcleo familiar, la realidad es que la salud infantil ha ganado mucho en los últimos años.

Gracias a los controles establecidos del niño sano, que son rutinarios a ciertas edades y llevados a cabo por sus pediatras, se pueden valorar y tratar anomalías que pueden observarse en el niño a una edad temprana, y de este modo, su valoración y tratamiento serán más efectivos, consiguiendo mejores resultados de sanación o mejoría a corto y largo plazo.

Los pediatras son los grandes protagonistas hoy día en nuestros centros de salud, pues atienden a nuestros seres más queridos y llevan a cabo una labor excelente.

Otro tipo de trastornos de la infancia son aquellos de tipo psicológico. Los niños son los grandes perjudicados del ritmo de vida acelerado que llevan sus padres y esto, en ocasiones pasa factura, manifestándose con conductas que requieren de especial atención o presentando cuadros de estrés y ansiedad a muy temprana edad.

La rama de la medicina que se ocupa de estos casos es la psicología, que mediante psicoterapia infantil y una valoración, tanto del niño como de su entorno, presta ayuda a la familia y al paciente para eliminar o mitigar el origen del problema.

La implicación directa de los padres es importantísima en la psicoterapia infantil. En primer lugar, es fundamental su asistencia y el seguimiento de las sesiones, que normalmente son combinadas; algunas visitas al especialista son individuales con el niño y otras con la presencia de los padres.

Pero el papel de los padres es mucho mayor que el simple hecho de estar presentes en algunos momentos de la terapia, puesto que para conseguir los resultados positivos que todos desean por el bien del paciente, es necesario continuar con los ejercicios y la terapia también en casa, siguiendo las indicaciones del profesional.

Terapias alternativas
El abanico de opciones para tratar la mente es muy extenso y hay ejercicios que nos ayudarán a tener la mente más sana, antes de tener que recurrir a un especialista. La meditación es un claro ejemplo que es entendida como una filosofía de vida que pretende aunar el bienestar del cuerpo con el de la mente, consiguiendo la felicidad y paz plenas, necesarias para vivir en armonía.

En TerapiasAlternativas10 encontrarás mucha información al respecto, como el reiki y los Ejercicios Mindfulness. Si no sabes de lo que estamos hablando, tienes aún más razones para pinchar sobre el enlace y empaparte de estas corrientes tan saludables. Te adelantamos que el mindfulness consiste en conseguir ser conscientes de lo que sucede en el momento presente, el único que existe y en el que nos encontramos. Además encontrarás un video muy especial: Mindfulness para niños.

La osteopatía infantil
La osteopatía entraría dentro de las terapias alternativas, pues es considerado un método médico no ortodoxo. Se basa en la creencia de que todos los órganos, tejidos y componentes del cuerpo humano trabajan conjuntamente, estando por tanto interrelacionados, y en consecuencia, los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros. El tratamiento osteopático intenta recuperar el equilibrio corporal perdido. Es una práctica de tipo holístico, es decir, analiza el conjunto y no un problema concreto.

Este método de tratamiento de las enfermedades se basa en los masajes y la manipulación de las articulaciones, que son llevados a cabo por un osteópata, y se fundamenta en la teoría de que el cuerpo tiene la capacidad de elaborar sus propios remedios contra las enfermedades. En osteopatía10 podrás profundizar sobre el tema.

La osteopatía infantil cada vez se está haciendo más popular, pues son muchos los padres que la han probado para mejorar los cólicos o el reflujo de sus bebés, obteniendo muy buenos resultados.

Muchos se acercan a este método buscando una solución para los terribles cólicos del lactante, capaz de desequilibrar a cualquier familia perfectamente estable.

La osteopatía nació, por suerte o por desgracia, de las manos de Andrew Taylor Still, un médico estadounidense, que tras perder a su esposa y a tres de sus hijos, perdió la fe en la medicina tradicional de la época y decidió investigar las conexiones anatómicas existentes en el cuerpo. Estableció cuatro leyes:
   - La estructura gobierna la función: esto quiere decir que una estructura debe conservar su movilidad para funcionar correctamente.
   - El cuerpo es una unidad: todas las partes del cuerpo son dependientes entre sí, pues funciona como un todo.
   - La autocuración: el cuerpo posee todo lo necesario para curarse y protegerse de agentes externos, pero para ello, debe estar en equilibrio.
   - La regla de la arteria es absoluta: la sangre transporta todos los nutrientes, defensas, oxígenos… necesarias para la vida. Una mala calidad en la circulación del riego sanguíneo hará que nuestro cuerpo no funcione bien.

Basándose en estas cuatro leyes, elaboró su propio sistema de diagnóstico y su tratamiento osteopático a través de la palpación manual. De este modo, nació la osteopatía.

Médico de familia
Comentarios