jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Julián Rodríguez, responsable del espacio Zona Franca, en los medios del Grupo El Progreso.

Vuelven los Fernández

Zendal, Pharma, mar... El covid pone el foco sobre una histórica saga de empresarios gallegos

Tres grandes grupos empresariales medraron en Galicia en plena autarquía franquista. Lo hicieron siguiendo caminos muy distintos. Barrié de la Maza, con el Banco Pastor y Fenosa; los Menéndez-Páramo, con el Banco del Noroeste, y José Fernández López, uno de los cuatro hijos de Antonio Fernández Fernández, siempre recordado como Antón de Marcos, fallecido en 1931 en accidente de automóvil cuando regresaba con uno de sus hijos de la feria de Becerreá. Proyecta luz sobre su figura el catedrático Xoán Carmona Badía, que repara en aspectos que cobran ahora especial relevancia, cuando asistimos a una nueva juventud para los negocios de la saga continuadora de Fernández López, encarnada por José María Fernández de SousaFaro, uno de sus hijos, y también por su sobrino Pedro Fernández Puentes.

El Covid-19 pone de nuevo bajo el foco a una dinastía empresarial que representa un gran pedazo de la historia de la empresa gallega en el siglo pasado. De tratantes de ganado en la provincia de Lugo a industriales de la carne en Galicia y Extremadura. Y de ahí a la química y el transporte, hasta virar en los años cincuenta, en la antesala del aperturismo del régimen franquista, hacia la pesca. El nombre de José Fernández López está detrás de marcas como Apis, la primera enseña española en elaborar industrialmente salchichas y hamburguesas. O de ZZ, popular insecticida creado a partir de la síntesis del DDT. También de la introducción del kiwi en España.

Zeltia, Frigsa, Transfesa, Frigolouro, Antibióticos SA, Pescanova, Corporación Noroeste y Cementos Cosmos, por citar un puñado de grandes proyectos, integran el universo empresarial creado por José Fernández López y sus hermanos. Su nombre también está unido al Museo de Pontevedra, que dirigía en tiempos su amigo Filgueira Valverde, o a Editorial Galaxia.

La pregunta reside ya en qué sectores no tenía intereses Fernández López. Y la respuesta la tiene otra vez Xoán Carmona: el financiero y el inmobiliario. Revelador. "A colección de iniciativas empresariais indica claramente", dice el catedrático, "a orientación a actividades innovadoras, cunha estratexia coherente, o que é dicir, entraba sempre en sectores con algún tipo de relación con aqueles nos que xa estaba presente o grupo". El caso de libro fue Transfesa, que nació casi a la par que Renfe para el transporte de ganado desde Lugo hacia Madrid y Barcelona. El principio de todo.

Siempre la innovación y las sinergias, como en su día replicó la segunda generación de los Fernández, en este caso cuando los ensayos clínicos de la entonces primigenia Zeltia se hacían sobre muestras marinas que recogía la flota de Pescanova. Eran los tiempos en que José María, hoy al frente de Pharma Mar, se entendía con su hermano Manuel, que en este caso está también de triste actualidad al haber saltado de las páginas salmón a las de sucesos tras el proceso a la cúpula de la antigua Pescanova en la Audiencia Nacional. Porque la historia de los Fernández de Sousa también es la de una saga rota. En este caso el silencio, a veces uno de los argumentos más difíciles de refutar, marca la apasionante crónica de una dinastía partida en dos.

Pero es la hora de José María con Pharma Mar, y sobre todo de su primo Pedro Fernández Puentes con Zendal, que no es ni mucho menos un recién llegado al mundo de la biotecnología. Es, simplemente, la marca corporativa de CZ Veterinaria SA, una histórica del sector que, como tal, fue constituida en O Porriño en diciembre de 1993 como consecuencia de la aportación por Cooper-Zeltia de todo su negocio veterinario. Zendal, con su filial Biofabri, será una de las instalaciones estratégicas para ampliar la capacidad de fabricación de vacunas contra el coronavirus a nivel internacional.

Pedro Fernández también es vicepresidente y accionista relevante de Pharma Mar, la antigua Zeltia, que dirige José María, uno de los hijos de José Fernández López. El catedrático de bioquímica ha llevado a su empresa hasta el Ibex-35 a golpe de expectativas sobre los ensayos de un antitumoral, el Aplidin, como terapia frente al coronavirus. La biotecnológica, en su día lo que se entiende por un chicharro en Bolsa, es hoy punto y aparte, pero envuelta en vaivenes especulativos y mil recelos.

Los Fernández vuelven a apostar, como lo hizo en su día el hijo de Antón de Marcos.

Francisco Reynés: el paso de Naturgy para apoyar a la restauración

Naturgy aporta su grano de arena. La compañía presidida por Francisco Reynés retoma una medida que ya activó en la primera ola de la pandemia: aplazará facturas de luz y gas a los hosteleros gallegos afectados por los cierres. Se estima, porque no hay datos demasiado fiables, que son 21.000 los establecimientos que en Galicia han tenido que cerrar. Esta vez, la antigua Gas Natural-Fenosa va un poco más allá, al fijar que podrán solicitar el aplazamiento pymes y autónomos tanto del sector de la restauración como las artes escénicas y musicales, equipamientos deportivos o centros de estética. Y un dato inquietante: podrán hacerlo desde el lunes hasta el 31 de enero de 2021. ¿Qué pasará en Navidad?

Roy Harvey: el presidente de Alcoa y la mesa de negociación

Es la última esperanza de la plantilla de Alcoa para una salida pactada a la crisis. Roy Harvey, el primer ejecutivo de la multinacional, es el nombre elegido por los trabajadores para desbloquear la situación. Una especie de mirlo blanco. Pero lo cierto es que Harvey no ha sido ajeno en estos últimos meses a la situación de San Cibrao. Las negociaciones fueron lideradas Álvaro Dorado, el presidente de Alcoa España, pero luego fue el propio Harvey, el primer ejecutivo del grupo, quien cogió las riendas. Sobre todo cuando tocó abordar las negociaciones frustradas de compra. Ojalá se vuelva a sentar al otro lado de la pantalla, aunque será difícil ahora, con la inminente vista por el despido colectivo en el TSXG.

Vuelven los Fernández
Comentarios