miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Licenciada en Filología, ” freak ” del costumbrismo , y consumidora de “pelis” de amor . Me encontré con el personaje de Marta Está Harta ya hace años y hemos llegado hasta este blog como contadoras de historias.

Ahora como madre cuaretañera de una adolescente del SXXI.

Aprobado para todos

Alumnos. EP
Alumnos. EP

Pues ya es oficial. Mira que estuve esperando a dar mi opinión sobre esto de regalar el bachillerato, con la esperanza de que esto solo fuese un díxome diíxome, como aquel de que no habría Selectividad 2020. Pero no, es oficial, la ministra ha decidido regalar el bachillerato... mientras haya pandemia, que no van a ser todo malas noticias. O sí. Por lo que todos aquellos que están atascados en el bachillerato, que aprovechen este curso, que lo van a terminar sin problema. Pero, ¿y los que estudian, los que luchan por una media? ¿Aquellos que compiten por una plaza de universidad? Esos a los que se lo estamos poniendo más difícil de una forma muy injusta, porque les estamos cambiando las reglas a mitad del partido.

Seguro que para muchos os sueno a carca y a aguafiesta. Desde mi humilde conocimiento y experiencia, si no va a haber notas justas, no será mejor que no haya exámenes? No será mejor que cambiemos el juego? Si ya no hay un bachillerato con notas, medias y selectividad porque van a ponerle un 5 al que se mate a preparar Historia , y se le de mal, y al que se mire las uñas de los pies mientras piensa que para qué saber que pasó con Fernando VII y el Manifiesto de los Persas, si total pasó hace mucho y él-ella ya está aprobado-a.

Porque este es otro problema, se pueden bajar los objetivos, reducir los contenidos, y hasta facilitar los exámenes, pero nunca, y cuando digo nunca es nunca, decirle a un adolescente que no se preocupe que la cosa ya está hecha. 

Los adolescentes, en su mayoría no estudian por acumular conocimientos, ni porque les interesen las derivadas, la Generación del 98 o la regencia de María Cristina, porque os voy a confesar una cosa , todo eso les tira de un pie. Los adolescentes estudian por alguna de estas razones:

► La primera, porque les han prometido algo maravilloso, tipo iphone , si aprueban. Así que recomiendo a los padres que no prometan nada este curso.

► La segunda,  porque si aprueban "no les rallan" sus padres y pueden hacer lo que quieran,  así que recomiendo buscar otras razones que no sean las notas para poner límites. Esto ya se debería de hacer antes de la pandemia, pero tal como se están poniendo las cosas de las notas hay que empezar a negociar con otras cosas que no sean notas. 

► Y la tercera, porque se están labrando su futuro y es que aunque no lo creamos existen algunos adolescentes, que quieren ser médicos, abogados, profesores,  diseñadores... y que están convencidos de que los estudios es el camino para conseguirlo. 

En cualquier caso, eliminar el trabajo y el esfuerzo de la consecución del objetivo es un grave error en la educación de nuestros hijos, así que los padres ya podemos ir reorganizando nuestro sistema educativo y eliminar la premisa de que las notas reflejan trabajo . Vamos, que se acabó eso de "si apruebas..."

Aprobado para todos
Comentarios