jueves. 24.10.2019 |
El tiempo
jueves. 24.10.2019
El tiempo

El baile de la oposición

Caballero es el rival número 15 al que se mide Feijóo desde 2009, sin contar a líderes orgánicos sin escaño en el Parlamento

EL ESTRENO parlamentario de Gonzalo Caballero esta semana acaparó buena parte de los focos, tras dos años haciéndose de rogar, los transcurridos desde su ascenso al liderazgo del PSdeG en octubre de 2017. Desde aquel momento, nunca mostró ninguna prisa por ocupar un asiento en el Pazo do Hórreo, consciente de que se trata de un escenario estéril para él: por la combinación de su propia falta de experiencia institucional, la mayoría absoluta del PPdeG y porque cada vez despierta menos interés en el ciudadano de a pie.

Más allá de que lo hiciese mejor o peor, hay que destacar que, con su debut en un cara a cara con Alberto Núñez Feijóo, Caballero se convierte en el portavoz número 15 de la oposición al que se mide el presidente gallego y líder del PPdeG en sede parlamentaria desde que se convirtió en presidente de la Xunta en 2009. Aunque este dato no deja de ser una anécdota, resume en cierto modo la crónica política gallega de la última década, protagonizada por un PPdeG fuerte, unido y hegemónico y una oposición hecha trizas. El principal pecado de PSdeG, BNG y, ya más recientemente, del rupturismo fue su incapacidad para convertirse en alternativa a Feijóo y para articular un discurso común frente al PPdeG. Y eso se refleja en ese baile de líderes y portavoces.

DE PACHI Y AYMERICH A CABALLERO

Feijóo ganó las elecciones del 1 de marzo de 2009 y se sometió a su primera sesión de control el 13 de mayo, cuando tuvo que responder a las preguntas del socialista Manuel 'Pachi' Vázquez y al nacionalista Carlos Aymerich. Los entonces líderes de PSdeG y BNG, Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana, todavía estuvieron en la Cámara un tiempo —un año el primero y dos el segundo—, pero ninguno asumió ya un rol protagonista ni se midió en debate a Feijóo, un procedimiento habitual teniendo en cuenta que habían sido presidente y vicepresidente de la Xunta entre 2005 y 2009.

Desde aquel debut de Pachi Vázquez, en el PSdeG pasaron varios portavoces que asu mieron los debates quincenales con el presidente de la Xunta: a partir de 2013 fue José Luis Méndez Romeu, hasta que en 2016 lo relevó de forma breve la pontevedresa Patricia Vilán. Con la nueva legislatura, el papel fue para Xoaquín Fernández Leiceaga, al que ahora sustituye Gonzalo Caballero.

En el BNG no hubo tanto baile. Carlos Aymerich fue el azote parlamentario hasta que en 2012 decidió dar un paso atrás por las diferencias internas en el Bloque. Terminó la legislatura con Ana Pontón como portavoz interina, hasta las elecciones, cuando el nuevo rival de Feijóo fue Francisco Jorquera, curiosamente el diputado por el que el de Os Peares siempre mostró más proximidad en lo personal. Después, Pontón ya se hizo con el liderazgo del nacionalismo gallego dentro y fuera del Pazo do Hórreo.

Y el rupturismo, que en Galicia irrumpió antes que en España con el experimento de Age en 2012, fue el que proporcionó más sparrings parlamentarios al presidente. Las grandes citas del calendario legislativo las asumía Xosé Manuel Beiras y las sesiones de control ordinarias, Yolanda Díaz. En esa legislatura, hasta Antón Sánchez tuvo su oportunidad en el careo con Feijóo, un papel que curiosamente repite hoy al frente del Grupo Común da Esquerda. Pero aquel proyecto de Age acabó como el rosario de la aurora, lo que motivó la creación del grupo mixto, que añadió dos nuevos nombres a la lista de rivales de Feijóo: Carmen Iglesias Sueiro y Consuelo 'Chelo' Martínez, que decidieron turnarse en las preguntas.

Por último, ya desde 2016, En Marea tuvo como referente en el hemiciclo a Luís Villares hasta que, antes del verano, el grupo que lideraba la oposición se fragmentó en dos. El lucense sigue como portavoz del grupo mixto, mientras que Antón Sánchez lo hace en el Grupo Común da Esquerda. Pero en medio, hubo tiempo para que Manolo Lago asumiese una sesión de control.

LOS LÍDERES ORGÁNICOS

Los 15 referentes parlamentarios de la oposición en diez años no incluyen a aquellos líderes orgánicos de PSOE o BNG sin acta en O Hórreo. Fueron etapas de bicefalia en ambos partidos, dirigidos desde fuera de la Cámara por José Ramón Gómez Besteiro, de forma interina Pilar Cancela, Guillerme Vázquez o Xavier Vence. A ellos también se tuvo que enfrentar Feijóo, por lo que forman parte del baile de la oposición.

El baile de la oposición