Imprimir

Santos dimite como secretario provincial del PSOE en Lugo

Axencias | 17 de junio de 2019

Gonzalo Caballero y Álvaro Santos. J. VÁZQUEZ
Gonzalo Caballero y Álvaro Santos. J. VÁZQUEZ

En medio del conflicto Campos-Tomé, reconoce que no hay "buenas relaciones" con la dirección gallega

El hasta ahora portavoz del gobierno de la Diputación de Lugo, Álvaro Santos, ha anunciado este lunes su dimisión como secretario provincial del Partido Socialista, una decisión que ha achacado a "cuestiones políticas". Con su salida se produce también el cese de toda su ejecutiva, por lo que el partido en Lugo quedará en manos de una gestora.

"Lo único que les interesa [a la dirección gallega del PSdeG] es la confrontación y, si no ganan como fue en la las generales en la opinión de las agrupaciones, se trata de ganar a través de la imposición"

En una comparecencia ante los medios, el que era secretario provincial del PSOE en Lugo desde diciembre de 2017 ha reivindicado que "siempre" actuó con "lealtad, compromiso y trabajo" pero ha reconocido que no "hay buenas relaciones con la dirección gallega". Todo ello después de que el pasado viernes pidiese públicamente al líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, que explicase los motivos por los que cree la diputación necesita un cambio de "rumbo". 

Ha asegurado que como secretario provincial su proyecto era "para el desarrollo de la sociedad, no para personas concretas del partido"

Precisamente, las desavenencias con la ejecutiva gallega que encabeza Gonzalo Caballero se materializaron en un conflicto por la presidencia de la Diputación de Lugo. Así, mientras Santos apoya que el alcalde de A Pontenova, Darío Campos, siga al frente de la diputación; otros sectores del partido apoyan para el puesto al alcalde de Monforte, José Tomé

Por ello, ha asegurado que deja la secretaria provincial para que su persona no "sea un problema". "En los próximos días veremos si en vez de un problema era una excusa", ha señalado para asegurar que se va "muy agradecido" con todos sus compañeros. 

Con todo, Santos ha explicado que, pese a su renuncia como secretario provincial del PSOE en la provincia, mantendrá su acta de concejal en el Ayuntamiento de Lugo, institución en la que concurrió como número dos de la actual regidora, Lara Méndez. 

Santos sostiene que cuando Caballero anunció la puesta en marcha de una estrategia azul para el sector pesquero y que cuando preguntaron como afectaría a Burela o Celeiro ni siquiera le respondieron


"LEALTAD, COMPROMISO Y TRABAJO". El dirigente socialista, que ha presumido de "lealtad, compromiso y trabajo" y de haber conseguido los mejores resultados para el PSOE en los dos procesos electorales en la provincia con "272 concejales y gobernando al 65 por ciento de la población", ha confesado que "no hay una buena relación con la ejecutiva nacional del PSOE (en Galicia)". 

Asimismo, ha atribuido esa mala o nula relación al hecho de que la "ejecutiva nacional está concentrada y trabajando única y exclusivamente en el plano orgánico". Frente a ello, ha asegurado que como secretario provincial su proyecto era "para el desarrollo de la sociedad, no para personas concretas del partido". 

Álvaro Santos ha puesto como ejemplo de esta falta de comunicación con la dirección gallega el hecho de que en 2018 Gonzalo Caballero anunciase en una visita a Marín (Pontevedra) la puesta en marcha de una estrategia azul para el sector pesquero. "Y como secretario provincial del PSOE en Lugo, con puertos como Burela o Celeiro, nos ponemos en contacto con la ejecutiva nacional para que se nos traslade qué es esa estrategia y qué efectos puede tener sobre A Mariña y hoy aún no hubo respuesta y no sabemos en que consiste la estrategia azul", ha manifestado. 

Antes de concurrir a las primarias para liderar el PSOE de Lugo el propio Gonzalo Caballero le invitó a que no se presentara

REUNIÓN CON EL SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN. En este contexto, Santos ha detallado que estuvo el pasado jueves reunido con el secretario de organización del PSdeG, José Antonio Quiroga, para "tratar de reconducir la situación a un escenario de dialogo". "Y no hay ninguna respuesta", ha asegurado. 

En esta línea, ha censurado que a la dirección gallega del PSdeG "no le interese el diálogo". "Lo único que les interesa es la confrontación y, si no ganan como fue en la las generales en la opinión de las agrupaciones, se trata de ganar a través de la imposición", ha argumentado en relación a la elección interna de los candidatos a las Cortes generales. 

Además, ha afirmado que antes de concurrir a las primarias para liderar el PSOE de Lugo el propio Gonzalo Caballero le invitó a que no se presentara por lo que la relación se fue "enfriando" desde entonces.

CANDIDATO A LA PRESIDENCIA. En cuanto a si en su decisión pesa también que el PSdeG se decante por el alcalde de Monforte para presidir la diputación, y no por Darío Campos, su apuesta personal, se ha limitado a decir que el partido en Galicia "debe de hablar claramente". 

"Creo que una institución que está estabilizada, que está normalizada, debe de seguir normalizada y estabilizada", ha expresado antes de asegurar que, para eso, la institución provincial tiene "un presidente". "Yo no sé sí apoyan a otra persona o no, el secretario de organización (Quiroga) dice que sí aunque públicamente no dice nada y el secretario xeral dice que se mantiene en la imparcialidad. No sé sí están divididos entre ellos o emplean un doble discurso", ha censurado.
 

Defiende su gestión
Por otra parte, Santos defendió su gestión al frente del partido, a cuya dirección provincial llegó el 22 de diciembre de 2017 después de imponerse en un proceso de primarias, porque "pese a otros discursos", opina que deja al PSdeG en una situación política mucho mejor de la que se encontró su ejecutiva.

Aseguró que, en algunos aspectos, los miembros de su ejecutiva se encontraron "un páramo desierto", hasta el punto de que incluso hubo que actualizar "la base de militantes". Según Santos, se decía que el partido estaba "en la UCI", pero en dos años consiguió "unos resultados históricos en las elecciones generales", los mejores de la última década, y recuperó los dos diputados por esta provincia.

Después llegaron las elecciones locales y, a pesar de que se decía que "el Partido Socialista había tocado techo" en 2015, tras "perder 5.000 votos", en la última convocatoria el PSdeG "consiguió mejorarlos" y hacerse con 27 alcaldías y sumar 272 concejales, una cifra también "histórica", porque "nunca tuvo tantos".

De hecho, recordó que tras las municipales del pasado 26 de mayo el Partido Socialista tiene "responsabilidades de gobiern" en los municipios que agrupan el 65% de la población de la provincia, dado que ostenta el "39% de las Alcaldías", el segundo porcentaje más alto de Galicia, solo por detrás de A Coruña.

Es más, Santos aclaró que el PSOE recuperó Foz gracias a una "apuesta personal" y ganó por primera vez en Vilalba, el municipio natal de Manuel Fraga, y aunque perdió la de Sarria, aseguró que optó por una "vía" de confluencia que seguramente les hubiese dado la victoria a los socialistas en ese municipio, pero que "no fue permitida" por la dirección gallega.

 

Seguirá como edil en Lugo
Álvaro Santos seguirá como concejal en el Ayuntamiento de Lugo, porque tiene "una responsabilidad con los ciudadanos" y asegura que no va a permitir "que esta situación orgánica influya en el trabajo que tiene que hacer en las instituciones públicas".

"Tengo un compromiso político del que voy a seguir formando parte", añadió, sin "obstaculizar el trabajo ni la toma de decisiones" de los compañeros.

"Los cargos no nos pertenecen", añadió el propio Santos, quien no se descartó para volver a concurrir a otro proceso de primarias en el Partido Socialista.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/alvaro-santos-dimite-secretario-provincial-psoe/20190617125954060316.html


© 2019 Galiciae

Fernando de Casa Novoa, 35 A 1ºB Santiago de Compostela

Tlfno: 981 55 25 30

(Grupo El Progreso)