domingo. 24.01.2021 |
El tiempo
domingo. 24.01.2021
El tiempo

"No concibo que el PP le regale la alcaldía al PSOE; sería más sensato volver al gobierno"

Gonzalo Pérez Jácome. RAMSÉS (AGN)
Gonzalo Pérez Jácome. RAMSÉS (AGN)
Gobierna la tercera ciudad de Galicia con solo tres ediles, pero asegura que funciona "mejor que nunca", ya que antes sus ya excompañeros de DO "no daban el nivel". Mantiene la puerta de su gobierno abierta a PP o PSOE y no teme una moción de censura, al tiempo que defiende su gestión de los fondos del partido. "He sido transparente", dice Jácome

¿Cómo es la experiencia de gobernar la tercera ciudad gallega con solo tres concejales?

Está siendo bastante gratificante. A veces es cierto que no hay mal que por bien no venga y nuestro gobierno tenía a cuatro personas que no daban el nivel, aparte de ser gente traidora, y afortunadamente nos libramos de ellos. En ocasiones uno tarda en dar el paso pero al final aquí fueron los hechos los que provocaron esa marcha, que fue un alivio.

Pero también salieron los siete concejales del PP.

Es cierto, pero un gran peso del trabajo municipal lo llevan los técnicos y en este Concello hay casi 700 empleados. La labor de un concejal, básicamente, es tomar decisiones, supervisar y dirigir. Si el concejal no es competente su labor es precindible. Entonces, ahora mismo, si un edil administra bien su tiempo y sabe dar órdenes, se puede organizar el Concello con tres concejales. En Ourense estaríamos haciendo algo raro si aceptásemos como un dogma de fe que el número correcto para manejar la ciudad son 14 concejales; pero eso no es un dogma de fe.

¿Qué está resultando más difícil?

Difícil no resulta nada, pero el problema es la incertidumbre de que seguir en la alcaldía no dependa de uno. Estuvieron en conversaciones para una moción de censura y claro, todo lo que no depende de ti te inquieta. Esto es como cuando te esfuerzas al máximo para ganar la Liga, pero sabes que se juega otro partido que, si lo ganan, te quedas sin ella.

¿Teme esa moción de censura? ¿La ve posible pese a las diferencias mostradas por PP y PSOE?

No le temo. Es difícil de concebir que el PP le regale la alcaldía al PSOE, porque la única moción posible pasaría por eso: regalarle la alcaldía a los socialistas. Y lo que puede ocurrir en la vida real es que por muchos pactos que establezcas, al día siguiente es el PSOE quien manda y puede cesar al PP del gobierno. Y ya no se puede hacer otra moción de censura porque solo se permite una por mandato. Así que veo difícil que el PP se arriesgue a eso. Y por otro lado, el PSOE no creo que acepte un cogobierno con el PP porque nunca ocurrió en la historia de España en una gran ciudad. Fíjate que incluso en el País Vasco, cuando PP y PSOE pactaron para que no gobernase Eta, no hicieron cogobierno sino que solo se prestaron los votos contra los nacionalistas.

De prolongarse esta situación, ¿estaría abierto a pactar los grandes asuntos con ambos partidos?

Para sacar mayoría en el pleno es fundamental pactar con ellos, sin lugar a dudas. Nosotros tenemos las puertas de las concejalías abiertas tanto al PP como al PSOE. Los socialistas no están por la labor porque solo aceptarían la alcaldía, pero el PP entiendo que cometió un error apartándose precipitadamente del gobierno y debería de volver. No tiene sentido lo que hicieron sus ediles. Marcharse por las acusaciones de unos tipos cuando ni siquiera son acusaciones judiciales, sino que simplemente echaron la boca a pacer con unas acusaciones sin base y sobre algo que además es dinero del partido, no dinero público.

¿Se arrepiente de no gestionar las cuentas de Democracia Ourensana con más tranasparencia?

Esa pregunta lleva implícita una acusación que no es así bajo ningún concepto. Yo soy igual de transparente que lo son el resto de partidos. Lo que ocurre es que me piden un absurdo: enseñar al detalle las cuentas de mi partido. No tengo nada que ocultar, ¡pero como voy a enseñar yo a la competencia y a los que no me votan mis datos bancarios, mis proveedores o las empresas a las que les compro! Ningún partido lo muestra, para empezar porque sería delito en base a la ley de protección de datos. Yo las cuentas del partido se las enseño a los militantes de DO, no al público en general.

¿Quién es el máximo responsable de la situación que vive Ourense?

Obviamente aquellos que denunciaron fraudulentamente y los que después se marcharon por una causa que no tiene base ninguna. Lo del PP fue una inconsciencia.

¿Confía en reintegrar al PP?

Hombre, yo entiendo que es lo más sensato que pueden hacer.

¿Contactó con los díscolos desde su salida de DO?

Ya no son díscolos, son tránsfugas. Y no mantuve contacto con gente de esa calaña. Pero es increíble como a veces los astros se alían con uno: en la ley antitransfuguismo hace 15 días salió una sentencia que prohíbe que los tránsfugas puedan acceder a un cargo con mejora económica o política; y más recientemente otra en la que se va a extender esa norma a otras administraciones, lo que también afectará a la elección de concejales para diputados provinciales. Eso refuerza nuestra teoría de que vamos a poder echar a Caride de la Diputación.

¿Y con Baltar habló?

Sí, pero lo que se suele decir servicios mínimos.

¿Pero abordaron la crisis?

La verdad es que no.

¿Se siente utilizado para mantener al PP en la Diputación?

No. En la última conversación que tuve con el PPdeG me dijeron que su hombre de confianza es Miguel Caride y que va a permanecer allí para dar estabilidad. Es como si lo hubieran comprado, así que la persoa que tienen ellos de mano es Caride, no soy yo ni es DO

¿Lo decepcionó la política?

No, para nada. Me decepcionaron alguna personas pero no la política. Yo ya sabía donde me metía y lo que había en la política. Pero me sorprende como puede llegar a ser el ser humano, porque yo fui la víctima de una traición impresionante. Pero bueno, es una experiencia de vida y nada más.

¿Pensó en abandonar?

Ni un segundo.

¿Qué sensación le transmiten los ourensanos?

La inmensa mayoría se ha puesto de mi lado, porque a la gente no le gustan las traiciones; es lo que más reprocha y lo más deleznable. Creo que me gané a alguna gente que no estaba muy de acuerdo cuando hicimos el pacto con el Partido Popular y se dieron cuenta de que yo he sido legal y otros no lo fueron conmigo. Entiendo que he ganado apoyo popular.

En todo caso, da la sensación de que la pandemia lo oculta todo y que la gente está más pendiente del día a día que de la política.

Es que el Ayuntamiento funciona con absoluta normalidad. Ahora mismo estamos pagando la mayor subvención de España a autónomos: 2.000 euros para cada uno con 5.000 beneficiarios, lo que son 10 millones de euros. Se están licitando obras como nunca se había hecho, con actuaciones simultáneas con ocho o nueve calles, y también estamos presentando nuevos proyectos a los arquitectos para licitar. Y vamos a tener las mejores luces de Navidad, que siempre habían sido muy cutres. Estamos haciendo las cosas mejor que nunca, con lo cual todo va bien.

¿Habrá presupuestos sin una mayoría absoluta?

Nosotros tenemos que intentar consensuarlos, pero en caso de no conseguirlo se pueden prorrogar los anteriores, que como estructura base para seguir tirando nos podrían valer. No es un gran problema el de los presupuestos.

Por cierto, ¿qué tal con el ‘city manager’ lucense que fichó [Francisco Cacharro Gosende]?

¡Buf! Es mejor de lo que yo creía.

¿Se ve con fuerzas para seguir?

Sí, a tope.

"La Xunta deja de lado a la tercera ciudad de Galicia y no duele"

Ourense fue de los primeros sitios en cerrarse en esta segunda ola de la pandemia pero parece que las medidas surgieron efecto.

La verdad es que Ourense hoy es de las ciudades españolas con menos tasa de covid, pero pese a ello tenemos férreas restricciones. Esperemos que las levanten porque no parece que tengan mucho sentido. En cualquier caso yo en el asunto del covid no me pronuncio de forma indpendiente porque es un tema que me sobrepasa; intento acatar las órdenes y punto. Pero sí me llaman la atención algunos números, porque somos de las ciudades con menos incidencia y con restricciones más duras.

¿Impactó mucho el cierre en la economía local?

La está destrozando. Es algo impresionante, la verdad. Ayudamos en lo que podemos, pero desde el Ayuntamiento tampoco tenemos grandes recursos. Usted apuesta fuerte por las luces de Navidad este año.

¿Pueden ayudar al comercio y la hostelería?

Ayuda un poquito, pero tampoco es vital. Realmente las luces no son para el comercio local sino para toda la ciudadanía, porque será una decoración muy bonita, una alegría que nos levantará el ánimo. Respecto a las ventas, pueden ayudar pero no son determinantes ya que el factor clave de las ventas no va por ahí. Yo practico atletismo y soy amante de las pruebas de velocidad y aprendí a diferenciar lo que marcan los detalles y lo que realmente importa. Un entrenador canadiense, cuando le decían que la clave para ganar los 100 metros lisos era la mente, defendía que lo primero era la preparación física y las cualidades, lo segundo la preparación física y las cualidades, lo tercero la preparación física y las cualidades… Y cuando llegaras al punto 50 se podría hablar del asunto mental. Pues eso.

Ya que habla de atletismo, este año se echó de menos la tradicional carrera del San Martiño.

Yo quería hacerla, pero los técnicos me lo pintaron muy mal y la Federación de Atletismo también, así que me hicieron desistir. Yo quería hacerla aunque fuese solo para deportistas de élite, pero me decían que era feo que el gran público no pudiera correr en la carrera más antigua y más populosa de Galicia. Es curioso que a la hora de tomar decisiones, lo malo siempre es culpa del alcalde y lo bueno es acierto de los técnicos. Yo en este caso me fié de los técnicos.

Entre el covid y la crisis, ¿tendrá que abandonar alguno de sus grandes proyectos para la ciudad? Par- «La Xunta deja de lado a la tercera ciudad de Galicia y nos duele» que acuático, rascacielos, centro de inteligencia artificial, escaleras mecánicas en la zona vieja...

Los proyectos todos siguen en marcha y esperamos el apoyo del pleno, porque no se entendería que los partidos votasen en contra de las escaleras mecánicas para el barrio de A Ponte y otras cuestiones clave para la ciudad. Lo que sí notamos ahora mismo es que la Xunta nos dejó un poco de lado, al menos en proyectos como el parque acuático o el impulso del centro de inteligencia artificial. La Xunta nos tiene como en ‘standby’ y nos duele porque somos la tercera ciudad de Galicia.

¿Lo ve como un castigo por la crisis con el PP local?

No. Más que un castigo da la sensación de que están examinando si esto va para adelante o para atrás. Sobre las relaciones con la Xunta, no nos gustó cuando el presidente habló de entrevistarse con todos los alcaldes de las ciudades menos con el de Ourense.

¿Le pedirá esa entrevista a Feijóo?

Claro que se la pediré. No tiene sentido discriminarme.

La última. Como buen conocedor de EE.UU., ¿siguió las elecciones?

Las seguí con bastante interés, la verdad. Donald Trump perdió con todos los medios de comunicación en contra y hay que preguntarse… ¿perdería si no los tuviera? Posiblemente no. Incluso si no llega a ser por el covid hubiera ganado. Circunstancias de la vida.

"No concibo que el PP le regale la alcaldía al PSOE; sería más...
comentarios