lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

AL VOLANTE

Fiat 500X, un concepto diferente

Fiat 500X Cross 1.0 FireFly.
Fiat 500X Cross 1.0 FireFly.
La versión 1.0 FireFly de tres cilindros y 120 caballos destaca por su buen rendimiento
Dentro de la gama del Fiat 500X, la versión gasolina 1.0 FireFly de 120 caballos y acabado Cross es una de las más novedosas de la gama. Esta variante combina un equilibrado motor con una imagen más campera, que, sin embargo, no pierde el encanto del diseño retro común a toda la familia 500.

Quizás ese aspecto original y diferenciador, es el que ha hecho que el Fiat 500X se haya convertido a lo largo de estos últimos años en uno de los modelos más apreciados dentro del segmento en el que compite.

Pero aparte de razones estéticas, al Fiat 500X le acompañan también razones técnicas y, de hecho, comparte muchos componentes con el Jeep Renegade.

La versión protagonista de esta prueba, con acabado Cross, se diferencia de la Urban y la Sport por tener un enfoque más campero, gracias a la adopción de ciertos detalles, como las defensas plásticas situadas en la parte inferior de los paragolpes.

Fiat 500X Cross 1.6Mjt 120d

Una vez en marcha, el motor gasolina se deja sentir de forma suave en el habitáculo. Este bloque tricilíndrico de 120 caballos está asociado a un cambio manual de seis velocidades y muestra un rendimiento más que suficiente para aquellos conductores que no busquen unas prestaciones demasiado altas en carretera y que, normalmente, viajen con escaso equipaje.

De no ser así, dentro de la gama también hay versiones más potentes tanto en diésel como en gasolina, más indicadas para aquellos usuarios que a lo largo del año hacen un mayor número de kilómetros por carretera o autovías.

Los consumos de esta versión se muestran contenidos y en un recorrido en el que se combine ciudad con carretera se sitúan un poco por debajo de los siete litros cada 100 kilómetros.

COMPORTAMIENTO. Esta motorización gasolina de 120 caballos únicamente está disponible con tracción delantera. Las suspensiones resultan más duras y secas que las de algunos de sus rivales más directos, lo que le confiere un notable aplomo en carretera. Sin embargo, cuando el firme es algo más irregular o hay que superar algún pequeño resalte del asfalto, esa reacción seca puede resultar un tanto incómoda para los ocupantes, aunque en defensa de todo el conjunto hay que señalar que el coche no pierde la compostura en ningún momento.

La elevada posición de conducción también le dota de una excelente visibilidad en medio del tráfico urbano, aunque la anchura del pilar C lo pone, en este sentido, en cierta desventaja con relación a sus rivales más directos.

En autovía esto no presenta problema y transmite una sensación de control superior a la de algunos rivales, con una pisada sólida parecida a la de vehículos de mayor tamaño. Esa mayor dureza de suspensiones también controla los balanceos y por tanto se aumenta la sensación de seguridad.
Fiat 500X Cross 1.6Mjt 120

El acabado interior es otro de los aspectos más destacables del Fiat 500X. El salpicadero mantiene ese aire retro que tan buena aceptación tiene en el mercado, con una consola que adopta el mismo color de la carrocería.

La pantalla táctil central es de cinco pulgadas, aunque opcionalmente puede equipar una de seis, que es la que montaba la unidad de pruebas. El manejo de este elemento resulta muy intuitivo y, además de incluir la cámara de visión trasera, ofrece el sistema de conectividad U-Connect.

Esa sencillez de líneas que caracteriza a todo el interior se aprecia también en el modo en el que el cuadro de instrumentos presenta la información sobre el funcionamiento del vehículo. En todo caso, en el Fiat 500X no faltan datos sobre el ordenador de viaje, la temperatura de los neumáticos y la presión de aceite. Además, este ordenador se puede manejar desde los mandos situados en el volante, lo que supone un plus de seguridad a la hora de realizar las diversas consultas.

La habitabilidad es otro de los puntos fuertes del 500X, que es capaz de cubrir de forma holgada las necesidades de espacio de una familia de cuatro miembros.

La capacidad del maletero arranca  desde los 350 litros, aunque más que por su capacidad destaca por su modularidad

Ese generoso espacio se deja notar especialmente en las plazas delanteras, en las que tanto el conductor como el acompañante disponen de unos asientos bastante cómodos y una postura muy confortable.

Las plazas traseras tampoco merecen ningún tipo de objeción en cuanto a espacio, ya que los pasajeros de esta segunda fila disponen de suficiente amplitud tanto para las piernas como en altura.

Estas buenas dimensiones interiores permiten a cuatro personas viajar con comodidad, aunque si se incorpora un quinto pasajero, la escasa anchura del habitáculo provoca que vaya un poco más apretado.

La capacidad del maletero arranca, por su parte, desde los 350 litros, aunque más que por su capacidad este espacio destaca por su modularidad, lo que permite un óptimo aprovechamiento.

La gama Fiat 500X dispone en estos momentos de interesantes ofertas en vigor, lo que lo colocan como uno de los modelos más interesantes de su segmento por su buena relación entre equipamiento, calidad y precio.

Fiat 500X, un concepto diferente
comentarios