domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Lo mejor del diésel

Al volante del BMW 320d.
El BMW 320d es una opción eficiente y racional para quienes realizan largos viajes.

En un mercado dominado por los todocamino, BMW apuesta por una berlina con carrocería familiar y un motor diésel con tecnología microhíbrida, que se impone a cualquier tendencia y se revela como la solución más racional para quienes buscan un coche cómodo para viajar, respetuoso ambientalmente y, sobre todo, económico en el día a día.

El BMW 320d Touring combina unas líneas modernas y elegantes con un estética deportiva, que deja claro el actual ADN de la marca y que explica por qué la Serie 3 es uno de los modelos de la marca más vendidos en todo el mundo.

En la parrilla frontal, como no podía ser de otro modo, llaman la atención los grandes riñones típicos de la marca, mientras que la carrocería familiar dota a todo el conjunto de una gran funcionalidad con un maletero que ofrece una capacidad de carga de 500 litros, que pueden llegar hasta los 1.510 si se abaten los respaldos de los asientos traseros.

bmw320b

El motor que impulsa al 320d es un 2.0 litros de cilindrada, 4 cilindros, 190 caballos de potencia y 400 Nm de par, que destaca por unas más que notables prestaciones, ya que alcanza los 225 kilómetros por hora de velocidad punta y acelera de 0 a 100 en 7,4 segundos. Todo ello, con un consumo de combustible muy ajustado, en torno a los 5,4 litros cada 100 kilómetros en condiciones reales de tráfico.

El interior cautiva tanto por diseño como por su equipamiento tecnológico. La posición al volante resulta muy ergonómica y todos los mandos del salpicadero están orientados hacia el conductor, lo que facilita su manejo.

Los acabados, como es norma habitual en la marca, son impecables y la consola central, en la que se sitúa la palanca del cambio automático de ocho velocidades o el botón de arranque, resulta muy accesible. El volante tiene un excelente agarre y destaca además el buen tacto de la dirección, lo que transmite una gran confianza una vez puestos en marcha.

bmw320d

El Serie 3 es, sin duda, una de las berlinas de su segmento más divertida de conducir, transmitiendo unas sensaciones que combinan confort y dinamismo. Así, en carreteras viradas, destaca por la agilidad de sus reacciones y un puesto de conducción más bajo que el de sus rivales directos, lo que ayuda a potenciar esa sensación de deportividad.

Respecto al cuadro de instrumentos, equipa dos tipos de pantalla: una digital de 5,7 pulgadas y otra multimedia, que opcionalmente puede llegar a las 10,25.

Por lo demás, el equipamiento puede ser tan amplio y personalizado como cada usuario desee. Lo que sí ofrecen todos los modelos de serie son el climatizador trizona, paquete iluminación, retrovisor interior anti-deslumbramiento, sistema de carga de objetos largos y paquete de compartimentos.

El interior cautiva tanto por diseño como por su equipamiento tecnológico. La posición al volante resulta muy ergonómica y todos los mandos del salpicadero están orientados hacia el conductor

También son de serie muchos asistentes a la conducción como el sensor de lluvia y luces, control de velocidad de crucero, control de distancia en aparcamiento (PDC) delantero y trasero o la llamada de emergencia inteligente. Como es habitual en BMW, la Serie 3 está disponible en cuatro niveles de equipamiento: Sport, Luxury, M-Sport y M Sport Individual.

En cuanto a precios, el 320D con carrocería Touring está disponible a partir de los 51.350 euros, a los que hay que descontar posibles campañas promocionales.

Lo mejor del diésel
comentarios