jueves. 27.01.2022 |
El tiempo
jueves. 27.01.2022
El tiempo

Consumo y legalidad del CBD en España, ¿qué se debe saber?

Publi CBD
CBD

La demanda y consumo de CBD en España ha crecido exponencialmente en los últimos años. Esta sustancia, que en ocasiones resulta controversial, se encuentra presente en todos lados, habiéndose hecho hueco entre los más distintos sectores sociales.

Hay quienes lo consumen con fines medicinales, quienes lo han adoptado como complemento para mejorar el descanso e incluso quienes le han atribuido un valor estético por medio del uso de aceites y cosméticos. ¿Pero qué se sabe sobre el CBD? ¿Es realmente tan beneficioso? Y, lo más importante, ¿es legal su consumo en España?

El estado del arte del CBD

El cannabidiol, más comúnmente conocido como CBD, es una sustancia que se encuentra presente en la marihuana. Entre los principales efectos de su consumo se encuentran la relajación, la mejora del estado de ánimo y el aumento de la concentración.

Su efecto depende de la proporción que contenga la cepa, si bien se han hallado evidencias de que el CBD suprime los efectos psicotrópicos del tetrahidrocannabinol (THC), el principal componente psicoactivo de la marihuana.

Aunque todavía queda mucha investigación por delante, diversos estudios han mostrado evidencias sólidas sobre las propiedades favorables del CBD para el tratamiento de algunos síntomas y enfermedades, aunque siempre bajo supervisión médica para evitar intolerancias e interacciones con otros fármacos.

Beneficios de consumir CBD

Entre las diversas propiedades terapéuticas del CBD se pueden destacar su efecto analgésico, antioxidante, ansiolítico y antiinflamatorio. Además, su uso viene siendo indicado para tratamientos anticonvulsivantes, ansiolíticos y antipsicóticos.

A esto se añadiría que, en los últimos tiempos, se ha llegado a emplear para controlar el síndrome de abstinencia de personas que se encuentran bajo tratamiento por abuso de sustancias. Aunque debido a la recencia de los estudios, los expertos sugieren estudiar más a fondo este uso del CBD.

Si bien todos estos efectos se encuentran mayormente relacionados con el ámbito clínico, el motivo por el que el consumo doméstico ha aumentado es que el CBD estabiliza el estómago, mejora la calidad del sueño y tiene propiedades inmuno-moduladoras.

Aunque no todo son ventajas y es que del mismo modo que muchas personas se han beneficiado de las propiedades del CBD otras han sufrido efectos adversos debido a la adquisición de productos de dudosa procedencia. Entre los principales efectos adversos se pueden destacar las cefaleas, la disminución del apetito, los mareos y la sequedad bucal, por lo que siempre deben adquirirse productos de buena calidad.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta que no solo basta con consumir CBD, sino que se deben revisar las garantías de calidad del producto. Desde las distintas entidades y fundaciones que defienden la producción y consumo de CBD se enfatiza en que en el momento de comprar cogollos online se revisen bien tanto las garantías del sitio web como las opiniones de otros usuarios.

Situación legal del CBD en España

En la actualidad no hay ninguna ley que regule la producción o el consumo de CBD, de modo que la sustancia como tal se encuentra bastante sujeta a la interpretación de convenios internacionales.

Así, España toma inicialmente como referente la Convención única de 1961 sobre Estupefacientes, que establece que, a priori, el CBD no se encuentra fiscalizado, cosa que el THC sí lo estaría.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea dictó en diciembre del 2020 que “un Estado miembro no podrá prohibir la comercialización del cannabidiol (CBD) legalmente producido en otro Estado miembro si se extrae de la planta de Cannabis sativa en su totalidad y no solo de sus fibras y semillas”. De modo que de comprar cogollos marihuana online nuevamente sería necesario comprobar las garantías de calidad del producto y la transparencia del sitio web.

En caso de considerarse su consumo como complemento alimenticio, el CBD sí que no sería legal, ya que no se encuentra tipificado ni por la Agencia del Medicamento (AEMPS) ni por la Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN). Descartando la ingesta de CBD, todos aquellos productos que sean aplicados a nivel tópico, como cosméticos o ungüentos, sí serían considerados legales.

Con todo esto, el Código Penal Español establece que queda prohibido y bajo castigo penal el cultivo, tráfico, uso público y posesión ilícita de cannabis, si bien sí que queda permitido el uso en ámbito privado de hasta 100 gramos.

A pesar de ello, la normativa vigente puede estar sujeta a cambios, ya que, recientemente, tres partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados anunciaron la presentación de proyectos de ley para abordar la regulación del cannabis. El fin de esto es el de controlar y mejorar la producción, distribución y uso de la planta y sus derivados. Esto, entre otras cosas, supondría un mejor acceso a los productos, así como una mayor protección de los usuarios tanto a nivel médico como lúdico y una regulación del precio del cannabidiol, que hasta el momento venía estipulándose en función de la variedad, proporción y peso.

Consumo y legalidad del CBD en España, ¿qué se debe saber?