El tiempo
miércoles. 28.09.2022
El tiempo

''Hai un viño para cada ocasión e para compartir con cada persoa''

enologo.col1.jpg
enologo.col1.jpg

Ingeniero agrónomo, enólogo y bodeguero, Miguel Ángel de Gregorio es propietario de Finca Allende y Finca Nueva (La Rioja) y de Finca Coronado, en La Mancha. Creador de premiados vinos como 'Aurus' o 'Calvario', no descarta nuevos proyectos en Galicia.

Se define como un "viticultor" criado entre viñedos e insiste en que el vino "no es sólo un negocio sino una forma de vida". Estos días ha dirigido en Samos una cata de vinos representativos de lugares que atraviesa el Camino Francés. Y es que esta ruta de peregrinación es también "camino de vinos" por su estrecha relación con monasterios benedictinos, asegura.

Pregunta: ¿Qué relación se puede establecer entre el mundo del vino y el Camino Francés a Santiago?

Respuesta:
El Camino Francés es un camino de vinos. La relación es total, no podemos olvidar que el Camino está jalonado de monasterios benedictinos, orden que iba trasladando con ella el cultivo del viñedo. En las zonas donde el cultivo era posible se hacía junto al propio monasterio. En otras zonas, como Samos, donde el clima no lo permitía, los monjes tenían sus viñedos en El Bierzo.

El vino formaba parte de la vida monástica, era imprescindible para la consagración. Además, formaba parte de la dieta de los monjes porque les proporcionaba calorías, ayudaba a combatir el frío y tenía propiedades saludables para combatir la gastroenteritis. Por motivos religiosos y dietéticos, fueron los monjes quienes fueron introduciendo el cultivo del vino. Por eso el Camino Francés está indisolublemente ligado a los vinos.

P: ¿Qué opina de los vinos gallegos y de la Ribeira Sacra?

R: Los vinos gallegos han experimentado en los últimos años un renacer increíble, algunos de los mejores vinos blancos de este país se están haciendo en Galicia. La Ribeira Sacra es una zona maravillosa, pero queda mucho por trabajar. Es la zona de más viticultura heroica, porque no es nada fácil cultivar esas laderas.

P: ¿Existen unos parámetros para catalogar un vino como bueno o todo depende de cada paladar?

R: Las dos afirmaciones son ciertas. Hay parámetros objetivos y, a su vez, no olvidemos que es un alimento creado para causar placer a quien lo bebe. A Dios gracias no lo necesitamos como alimento básico ni como medicina, pero es cada vez más importante como elemento de cultura y de placer.



P: ¿En qué medida influye en la venta el etiquetado y la presentación?

R: En los segmentos medio y bajo es fundamental. Cuando hablamos del segmento medio alto o de premium la presentación pasa a un segundo lugar, porque se mueven en un círculo de conocedores.

P: Calidad y precio moderado, ¿son conceptos reñidos?

R: Depende de lo que uno busque. Hay vinos de magnífica calidad para el consumo diario a un precio muy asequible y hay grandes vinos que le hacen a uno ver la gloria a un precio más alto.

P: ¿Afectará el cambio climático a la producción de los viñedos?

R:
De hecho está afectando, lo que pasa es que sabemos muy poco de cambio climático. Sabemos que zonas donde antes no se podía cultivar hoy se está cultivando.

P: Es miembro del comité ejecutivo de la Federación Europea de Clubs del vino y uno de los primeros en llevar los caldos españoles al extranjero. ¿Cómo se reciben los vinos españoles en otros países?

R: España es poco conocida como productora de vino de alta calidad, es más conocida como productora de vino a otros niveles y baratos. Queda mucho camino por recorrer, pero las altas calidades poco a poco se van imponiendo.

P: Dicen de usted que ha revolucionado la forma de hacer vino.

R: Eso fue hace tiempo, quizás era un momento en que nadie pensaba en la viña, pensaban que el vino se hacía en la bodega. Apostamos por una filosofía que el tiempo parece habernos dado la razón, en la que prestábamos más atención al viñedo que a la bodega.

P: ¿Es ésa la razón por la que huye de clasificar como crianza o reserva?

R: Efectivamente. Era una cosa extraña en España y hoy casi todos los vinos de alta calidad en España han seguido nuestra idea.
 

P: ¿Qué tiene el mundo del vino para generar tanta fascinación?

R: Tiene magia, la misma que el monasterio benedictino, un paisaje, una sinfonía de Beethoven o un cuadro. La magia de la belleza, de la perfección técnica y estética.

P: ¿Es un mundo elitista?

R: Está muy relacionado con el glamour, aquellos que han ganado dinero a veces les apetece participar de nuestro glamour pensando que se compra. Han sido muchos los que se han introducido y pocos los que han triunfado; sólo quienes han tomado esto como forma de vida y no un simple negocio.

P: ¿Hay un vino para cada ocasión?

R: Para cada ocasión y para compartir con cada persona. El estado de ánimo también es básico.

P: ¿Podría dar algunas recomendaciones para acompañar platos?

R: No creo en eso. Creo más en un vino para cada momento y cada persona. Lo del blanco para el pescado y el tinto para la carne es un tópico. Lo que nunca se debe tomar es vino con alcachofas, espárragos, coles de bruselas o ensalada aderezada con vinagre.

''Hai un viño para cada ocasión e para compartir con cada persoa''
comentarios