sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

¿Televisión tradicional o por internet? Dos opciones cada vez más reñidas en el hogar

Los hogares españoles se están modernizando, y la clara muestra de ello está en cómo consumen los contenidos de televisión. La tradicional TV con su antena está dejando sitio a las soluciones online, a formatos como el vídeo bajo demanda y derivados de las principales cadenas públicas y privadas. ¿Cuál es la mejor opción entre ambas? Hay quienes siguen debatiéndose entre una y otra, aunque la ganadora cada vez es más clara.

Vamos a ver qué ofrecen las dos opciones, qué necesitan y, sobre todo, qué público las consume. En la era digital, va siendo hora de renovar ideas y formatos, y ni siquiera la televisión "de toda la vida" se libra del inexorable paso del tiempo y la evolución tecnológica.

TV tradicional vs TV online, ¿cuál es mejor?

Son dos opciones bastante similares en fondo, pero no en formas. Al final, el objetivo de ambas es permitir a los usuarios disfrutar de la parrilla televisiva, entretenerse con programas, series, películas o cualquier contenido que pueda interesarle del sector audiovisual. Sin embargo, son dos soluciones muy diferentes por numerosas razones, y las vamos a desgranar a continuación.

Televisión tradicional

La TV tradicional empieza por requerir una instalación de antena para poder conectarse. Sin ella, es imposible que el televisor pueda recibir la señal de las diferentes cadenas que emiten su programación tanto por privado como en público. Sea como fuere, esta instalación es obligatoria y, aunque existen alternativas fáciles de colocar y de llevar, sobre todo si se tiene una buena antena Tv portátil de alta calidad, este proceso puede ser algo engorroso.

Por otra parte, con la televisión tradicional, aunque el espectador cada vez puede gozar de una mayor amplitud de opciones, sobre todo si opta por las soluciones vía satélite, al final tiene que ceñirse a los horarios de emisión de las cadenas. Estas establecen todos los programas que se emiten a lo largo de la jornada y, aunque cada vez van amoldándose un poco más a la emisión bajo demanda, siguen teniendo ese patrón tan habitual y lógico para los formatos de antaño.

Además de eso, este ámbito más frecuente y ligado a la tradición tiene en la TV a su principal medio. Sin ella, es mucho más difícil ver la parrilla habitual, salvo que se realizan instalaciones más complejas y se compren incluso productos para poder sintonizar canales en el PC o en otros aparatos. Por supuesto, pueden encontrarse sintonizadoras para ordenadores todavía, algunas de gran calidad gracias a webs de comparación de productos como estas; sin embargo, cada vez son algo más obsoleto.

Televisión online

Y del formato más tradicional en los hogares de todo el mundo, pasamos al más reciente. Con internet de por medio y las nuevas tecnologías, también ha nacido un nuevo tipo de televisión, la online. Aquí nos encontramos con un ecosistema que es prácticamente ilimitado, ya que el usuario tiene acceso rápido y directo a lo que se pueda emitir en cualquier parte del mundo. A eso hay que sumar, además, la accesibilidad de la que se dispone, y es que tan solo se necesita una conexión a internet para ver lo que se desee.

Antes podría ser algo más complicado, pero, actualmente, tenemos dispositivos móviles que están siempre conectados a la red de redes. Eso, sumado a las nuevas apps e incluso a plataformas de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video, nos permite disfrutar de películas, series, documentales y programas de TV o formatos completamente nuevos en cualquier lugar. No importan la hora ni el sitio, siempre podemos ver algo que pueda resultarnos interesante.

La accesibilidad y, sobre todo, la disponibilidad, son los grandes alicientes de la televisión online. De hecho, a eso hay que sumar que no solo tiene a su disposición todos los programas ya disponibles en el formato tradicional de antena, sino que también cuenta con una gran cantidad de producciones independientes, hasta elaboradas por los propios consumidores. El ecosistema es muchísimo más amplio, y eso facilita que el usuario tenga más posibilidades de encontrar lo que desee.

Su último punto a favor, y lo que más ventaja le da frente a la TV tradicional, es que no es algo sujeto a horarios, salvo que se vean emisiones en directo. Los usuarios pueden ver lo que quieran cuando quieran, cuando quieran y como quieran. No hay restricciones, siempre que se tenga internet y un dispositivo móvil o, al menos compatible. Las facilidades son máximas.

Todo eso es lo que está haciendo que la TV online vaya ganando muchísimo terreno a la tradicional en todo el país. Cada vez hay más hogares conectados, de hecho, más del 90% de población joven está conectada a diario. Las instalaciones de internet son el único paso necesario en el hogar, pero en el terreno móvil ni siquiera existe ese paso. Todo se ha democratizado y facilitado, todo para que el consumidor tenga lo que desea sin apenas tener que esforzarse.

¿Televisión tradicional o por internet? Dos opciones cada vez más...
comentarios