jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

Looks para no olvidar

Conocidos como la antesala de los Oscar, la gala de entrega de los Globos de Oro ha conseguido dejarnos boquiabiertos

SE ACABARON las Navidades y nos encanta volver a nuestra rutina fijándonos en las alfombras rojas. La gala de los Globos de Oro ha sido la primera de este 2020 y ha dejado el listón muy alto. En esta entrega de estatuillas han sido muchas las caras conocidas las que se han dejado ver y fotografiar en el photocall para hacer gala de sus looks frente a las cámaras. Conocidos como la antesala de los Oscar, estos Globos de Oro nos han dejado boquiabiertas.

CON ACENTO ESPAÑOL. Y la mejor vestida fue una actriz muy conocida en España, Ana de Armas (imagen), nominada a mejor actriz de comedia o musical por Puñales por la espalda. La nueva chica Bond se estrenaba en estos galardones, por lo que su outfit debía ser impresionante, y así fue. La hispanocubana se decantó por un espectacular vestido estilo princesa hecho a medida. De una de sus firmas preferidas, Ralph & Russo, era una creación palabra de honor repleta de lentejuelas en azul noche y de cintura ajustada con un detalle de lazo. Su desembarco en los Globos de Oro también estuvo acompañado de un collar de zafiros y pendientes de brillantes de Bulgari. Su look llevaba el sello de Karla Welch, una de las estilistas más cotizadas de Hollywood.

Ana de Armas en los Globos de Oro. EFE

MUCHO ROJO. La apuesta de todo al rojo llegó de la mano de Nicole Kidman. No arriesgó mucho con su modelo, pero igualmente desñumbró, coronándose como una de las mejor vestidas. El palabra de honor de la australiana era de Versace y contaba con una larga cola y una abertura infinita. Acompañaba la prenda con sandalias de Giuseppe Zanotti y joyas de Fred Leighton. A sus 52 años, Kidman estaba de infarto.

Ella no fue la única en elegir ese tono tan sensual y atrevido. También lo hizo Scarlett Johansson, que acaparó flashes en la noche en la que estaba nominada como mejor actriz de drama por Historia de un matrimonio. La intérprete recurrió a Vera Wang para un vestido strapless (sin tirantes) con un pronunciado escote corazón y gran lazo trasero. Escote, eso sí, con truco: un aplique de tul transparente evitaba cualquier momento incómodo.

Todos pensábamos que Scarlett Johansson se llevaría el galardón, pero finalmente se lo arrebató Renée Zellweger. La actriz de Judy recogió el premio con un elegantísimo Armani Privé en azul pastel, escote palabra de honor y un corte delantero que creaba bajo sí una abertura lateral en la falda.

No fue la mejor vestida ni de lejos, pero sí la más viral a cuenta de su vestido-regalo. Jennifer López escogió un Valentino que fue muy comentado en las redes sociales, un diseño de alta costura con maxilazo en oro y verde oscuro sobre una falda blanca con cola. No nos termina de convencer su vestido XL, pero sí que consiguió llamar la atención.

Looks para no olvidar