domingo. 15.12.2019 |
El tiempo
domingo. 15.12.2019
El tiempo

Hacia 2020 con empate técnico

LA CARRERA para las autonómicas de 2020 comenzó ayer de forma oficial en Galicia con PPdeG y PSdeG partiendo de una situación de empate técnico, lo que sobre el papel complica cualquier escenario de mayorías absolutas. Sin embargo, y admitiendo que no son citas ni cifras extrapolables, las elecciones de ayer ofrecieron alguna pista interesante en clave gallega.

El PPdeG no solo vuelve a ganar sino que se le despeja el carril de la derecha. Hace medio año se le marchaban por él más de 270.000 votos –los de Cs y Vox y ahora, 100.000 menos. Además, si los de Rivera no fueron capaces de articular una estructura en Galicia en su momento dulce, parece difícil que puedan hacerlo de aquí a septiembre con el partido reducido a cenizas. Y aunque Vox superó ayer los 100.000 votos, el hecho de no tener representante en las Cortes lo saca en la agenda gallega. Ahí deposita el PPdeG sus esperanzas y ahí están las claves sobre las que Feijóo valoró este envite electoral en clave de triunfo.

También lo hizo Gonzalo Caballero y razones no le faltan para ello: en la confrontación de bloques a nivel gallego, la izquierda ganó uno y la derecha lo perdió. En los planes del PP estaba absorber los dos de Cs pero uno se lo llevó el BNG, lo que desequilibra todavía más a Galicia hacia la izquierda. Sin embargo, en el PSdeG también hay señales de alarma, porque Caballero llegó al histórico triunfo electoral del 28 de abril a caballo de Sánchez, pero ayer se demostró que la montura no da para más. El líder socialista necesita articular un discurso propio en clave autonómica de aquí a las elecciones si no quiere seguir perdiendo apoyos -se dejó casi 70.000 votos en seis meses-. Y resultados como el de As Pontes, donde el PSOE perdió diez puntos, demuestran que la derecha va ganando el relato de culpables de la crisis industrial.

En cuanto a la izquierda, la lección que se extrae de ayer es que unida suma y dividida pierde. Coincidencia o no, el BNG vuelve al Congreso después de no presentarse En Marea ni CxG, mientras que Más País, pese a su irrelevancia, penalizó a En Común a nivel de votos, aunque no de escaños. De cuántas fuerzas concurran a las autonómicas y cómo lo hagan dependerá el éxito de la izquierda.

Hacia 2020 con empate técnico
Comentarios