domingo. 17.11.2019 |
El tiempo
domingo. 17.11.2019
El tiempo

Vagos y maleantes

Desde que Pedro Sánchez convocó elecciones un gran grupo de justicieros sociales tocados por la varita mágica del Frente Popular se dedican a difundir la palabra del ‘señor sistema’ incitando a la gente a que vote

Cascos de obreros. ARCHIVO
Cascos de obreros. ARCHIVO

La mirada perdida en la Play, los pies encima de la mesa y la tarde de un domingo consumiéndose ante mis ojos. Un sentimiento de indecisión y pereza que me embarga y que me impide decidir qué juego insertar en la consola, optando por no hacer nada. Esto era para mí la vagancia hasta hace poco. Se ve que estaba muy equivocado

Desde que Pedro Sánchez convocó elecciones un gran grupo de justicieros sociales tocados por la varita mágica del Frente Popular se dedican a difundir la palabra del ‘señor sistema’ incitando a la gente a que vote. Su estrategia: tachar de ‘vago’ a todo aquel que decida no hacerlo.

Desde su superioridad moral adquirida por obra y gracia de Twitter y Facebook dicen que al no querer depositar tu voto “le haces el juego al fascismo”. Como si de un Doraemon de la Inquisición se tratasen, sacan de su bolsillo todo tipo de recursos descontextualizados con los que hacer que sucumbas ante la masa. Mención especial para la definición de los analfabetos políticos de Bertrol Brecht.

“Eres un egoísta al que no le importan las minorías”, “tu pereza está condenando al pueblo”… Son algunas de las joyas con las que nos obsequian estos filisteos, tan imbricados en la sociedad del espectáculo que interpretan su papel de indignados en ella a la perfección.

Y es que si nos detenemos a observar los datos de abstención, podemos comprobar que esto todo es una farsa. La mayor abstención se encuentra en aquellos barrios españoles en los que hay más personas en situación de extrema pobreza. Su acto ‘electoral’ posee bastante más significado político de lo que los justicieros sociales se piensan. 

Estas personas no votan porque aseguran que su acción no va a repercutir en su situación. Han llevado a cabo una profunda reflexión, aunque puede que no sean conscientes de la misma, que les ha llevado a la conclusión de que el sistema seguirá su curso independientemente de qué partido gobierne

Los ‘perezosos’, ‘alienados’ o ‘inútiles’, en caso de que voten a la derecha, han demostrado que son los que mejor conocen la naturaleza de nuestra sociedad, al final es en ellos en los que como último estrato más se reflejan las características de la misma (machismo, racismo o amor incondicional por la propiedad privada).

Deberían aquellos que aleccionan y se burlan desde su pedestal de privilegios replantearse la situación. Quizás ellos, que escogen una de las opciones brindadas en el tablero, sean los verdaderos ‘vagos’ y los que estén perpetuando esta maquinaria.

Aunque si me preguntan a mí, prefiero que la pereza continúe siendo lo de no levantarse a abrir el portal cuando sabes que el que llama es el cartero.

Vagos y maleantes
Comentarios