domingo. 17.11.2019 |
El tiempo
domingo. 17.11.2019
El tiempo

Zarpazo a la ultraderecha

Son muchos los que se llenan la boca hablando de libertad de expresión, sin embargo no tienen problema en justificar la agresión a un político y en pedir que no se le otorgue voz en los medios de comunicación a Vox

Dos leones reflexionando. EP
Dos leones reflexionando. EP

- ¿Qué me dices de aquel lugar oscuro?

- Eso está más allá de nuestro reino, no debes ir allí, Simba.

- Creía que un rey podía hacer lo que quisiera.

- ¡Oh! Ser rey significa mucho más que salirte siempre con la tuya.

Sabía Mufasa que en el rincón que estaba fuera de “todo lo que baña la luz” esperaban las hienas, ansiosas por hacerse con la carnaza de su impulsivo cachorro. Solo necesitaban una excusa, en este caso la entrada en su territorio, para dar rienda suelta a sus pasiones. Contando además con la permanente protección de Scar y su discurso de víctima de la sociedad.

Una estrategia infalible que ahora también se aplica en la sabana española. Y es que como dice mi padre, El Rey León es una película que te enseña todo lo necesario en la vida.

Habitan aquí las hienas llevando por bandera los toros, la paella y la unidad de España. Sumergidas en una especie de psicosis que les lleva a rendir culto de forma permanente al líder de su selva, Santiago Abascal. Él, desde su trono de papel, busca la solución a los problemas en la culpabilidad del otro: España va mal porque las mujeres quieren ser personas, porque los emigrantes quieren tener una vida digna o porque los idiomas no quieren desaparecer.

Nuestro particular Scar y sus súbditos se nos presentan como los oprimidos que han venido a cambiar el mundo. Esperan en el lugar oscuro a que alguien insensato entre para poder avivar el fuego de su discurso. Y es que su mensaje, que vive de la épica y el odio, necesita del conflicto y de las ofensas para sobrevivir.

Lo preocupante son esos numerosos ‘demócratas’ que no dudan en aplaudir este ‘zarpazo’ a la ultraderecha

Últimamente parece que pasan los días comiendo hasta reventar. Son muchos los ‘Simbas’ que no dudan en presentarse como carnaza en la cueva verde. La última pieza que han devorado entre risas ha sido la agresión de un joven al coordinador local de Vox en Pontevedra.

No entraremos a valorar este acto debido a la salud mental del acusado. Lo preocupante son esos numerosos ‘demócratas’ que no dudan en aplaudir este ‘zarpazo’ a la ultraderecha. 

Estos buitres, que poco tienen que ver con los que cantaban a la amistad en El libro de la selva, son los mismos que se llenan la boca hablando sobre la libertad de expresión. Sin embargo no tienen problema en justificar la violencia ejercida sobre un político y en pedir que no se le otorgue voz en los medios de comunicación a Vox.

Las hienas no pueden parar de regocijarse en tanto que han descubierto que una de las cartas escogidas por los ‘demócratas’ para hacerles frente es la de la censura y la violencia. En una batalla ideológica lo tendrían complicado, pero en el fango son los mejores. Lo han demostrado ya, consiguiendo que parte de la sociedad se quiera regir por la 'Ley del Talión' y responder a su discurso intolerante a través del odio.

Supongo que esto se debe a que ya hemos entrado en el macabro juego de la épica. En él conviene hacerle caso al sabio Mufasa: “Ser valientes no significa buscarse problemas”. Por lo de ahora, ‘demócratas’, me habéis decepcionado.

Zarpazo a la ultraderecha
Comentarios