Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Accidente anunciado

El maquinista del Alvia que dejó 80 muertos en Angrois sostuvo ayer en la comisión del Congreso que fue un "accidente anunciado". Lo que siguió a esa tragedia hasta llegar a esta comisión y hasta los informes de Europa no es propio de una democracia avanzada. Vístanlo como quieran. Y entre paréntesis, curiosa ignorancia o silencio de algunos medios madrileños sobre esta comisión de investigación. En esa curva de Angrois, además de la velocidad inadecuada a la que circulaba el tren, se daban demasiadas condiciones como para hacer imposible que no sucediese un problema cualquier día. Porque alguien, y no necesariamente político, será responsable técnicamente de la seguridad en las vías -las infraestructuras- que se construyeron o reformaron, y de los trenes para esas vías. Lo dijo el maquinista y lo escribimos aquí al ver las primeras imágenes. Sentido común: la velocidad y la infraestructura de Angrois se daban de bruces. Si esos riesgos no los ven los políticos, cabe suponer que habrán de hacerlos patentes los responsables técnicos y de ingeniería. Con independencia de las responsabilidades judiciales que puedan corresponderle, el maquinista da una lección de humanidad y absoluta empatía con las víctimas, en contraste con el silencio o la obstrucción a la investigación que practicaron otros directamente afectados.


Traducir
Entender el gallego para quien domine el castellano y viva en Galicia no es problema. Así lo dicen los sondeos de opinión: aunque no lo hable, lo entiende. Al abogado coruñés Xosé Antón Pérez-Lema le acompaña la lógica cuando se niega a traducir unos documentos judiciales por petición de la empresa Adecco en un concurso de acreedores. Y tampoco le falla la lógica cuando apela a la cooficialidad del gallego y el castellano.

Accidente anunciado
Comentarios