Martes. 17.07.2018 |
El tiempo
Martes. 17.07.2018
El tiempo

Albor y el inicio

GERARDO FERNÁNDEZ Albor pasa a la historia como el primer presidente de Galicia. Antes, en un proceso previo y transitorio de la preautonomía, por designación del poder central que no por elección, aunque se hable a veces de asamblea de parlamenarios, estuvieron los presidentes Antonio Rosón y José Quiroga. Este dato, el primer presidente de Galicia, es suficientemente importante ante la desaparición de Gerardo Fernández Albor, si se tiene un mínimo sentido institucional y de respeto a lo que este país es.

Estamos ante la muerte del primer mandatario gallego. No es el momento de hacer valoraciones, ni para entusiasmos ni para críticas, a su tarea política al frente de la Xunta o como europarlamentario. Es tarea que corresponderá ya a los historiadores más que a los opinadores puntuales. Albor concurre a las primeras elecciones autonómicas en Alianza Popular como candidato a la presidencia de la Xunta. Lo hace desde los entornos de aquel 'galleguismo histórico' que confluía en la Rosaleda compostelana, con el doctor Domingo García Sabell, Ramón Piñeiro o el doctor Agustín Sixto Seco, por atenernos únicamente a los nombres significativos en Santiago. Fernández Albor ejercía la medicina en la clínica de la Rosaleda, en consulta contigua con la de Sixto. Y vivía, en chalé equidistante al de Sixto y al de Sabell, en la calle Ourense de la Rosaleda.

Son María Victoria Fernández España y Felipe Fernández Armesto los artífices de la operación que supone llevar a alguien del entorno del galleguismo al cartel de Alianza Popular. Los resultados electorales demostraron que la idea fue un éxito: el "Amazonas cambió su curso". UCD, la fuerza dominante en las cuatro provincias, perdió. Quiroga, presidente preautonómico por UCD, decía en campaña que tendría que cambiar el cauce del Amazonas para que ganase Alianza Popular. Con Gerardo Fernández Albor en la Xunta, como primer presidente, arranca uno de los períodos históricos más brillantes y más transformadores para Galicia: el de la autonomía.

Albor y el inicio
Comentarios