viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

VÍDEOS

Un guardia civil baja al bar en pijama y detiene a dos ladrones

Un guardia civil no ha dudado esta madrugada de salir en pijama, bata y babuchas para detener a los ladrones que estaban robando en un bar situado cerca de su casa, en la localidad de Paterna (Cádiz).

La peculiar detención ocurrió sobre las cuatro de la madrugada cuando dos hombres, vecinos de otro pueblo, irrumpieron en el bar Los Clásicos tras forzar la reja de hierro de una ventana con alguna herramienta tipo radial.

El bar estaba cerrado a esas horas, pero su dueño, que vive en el piso de arriba, oyó ruido y al percatarse de que había ladrones en su negocio llamó a la Guardia Civil.

Con el susto llamó también a su vecino Luis Miguel Larbi, guardia civil muy conocido en el pueblo, en el que, además de nacer, lleva 25 años trabajando y que a esas horas dormía en su casa.

"Me asusté al oír el teléfono a esas horas, pensé que algún familiar se había puesto malo", explica en declaraciones a EFE.

Pero era su vecino que le pedía que fuera corriendo porque tenía a los ladrones debajo de su casa.

"Me dejé guiar por el corazón", cuenta el agente.
Sin pensárselo dos veces se puso la bata y las babuchas, fue al armario en el que tiene su uniforme y material de trabajo, cogió las esposas y una linterna y fue corriendo al bar.

"Tardé dos o tres minutos en llegar", explica este agente que "por experiencia" sabe que "hay que darle la máxima celeridad" a estas actuaciones.

Su preocupación no era ya detener o no a los ladrones, sino la integridad física de los vecinos que estaban en la casa de arriba del bar porque pensaba que los delincuentes podían ir armados.

Por ello se asomó a la ventana por la que los ladrones habían entrado al bar, se identificó como guardia civil y les pidió que salieran de uno en uno y con las manos levantadas.