Jueves. 18.01.2018 |
El tiempo
Jueves. 18.01.2018
El tiempo

El transporte revisa su descanso

Cabina de un camión. EP
Cabina de un camión. EP

Recibe el fallo que rechaza las paradas de al menos 45 horas en el camión entre la preocupación y la previsión de que no habrá grandes trastornos

El Tribunal de Justicia de la UE ha confirmado al sector del transporte por carretera lo que al menos una parte del gallego esperaba ya como "noticia anunciada", aunque eso no evita que haya voces que la reciben con "preocupación". La resolución que divulgó el miércoles el TJUE para advertir de que los conductores no pueden pasar en los vehículos el descanso semanal de un mínimo de 45 horas seguidas completa la letra del reglamento europeo para extender a toda la Unión la prohibición que ya se aplica en Francia, Alemania y Bélgica, y al hacerlo dibuja un panorama que no todo el sector ve con los mismos ojos. De hecho, una parte cree que no habrá "grandes trastornos para buscar alternativas" y otra advierte de que "vai dar dores de cabeza".

"O problema que imos ter agora é que non hai infraestruturas suficientes para dar resposta a isto", asegura Carlos García Cumplido, secretario general de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer). Denuncia así que no hay áreas de descanso suficientes para dejar el camión cuando el momento de tomar el descanso pilla al conductor en ruta y que con frecuencia tampoco es fácil encontrar cama en un alojamiento en esos entornos, hasta el punto de que, según dice, a veces hay problemas para hacer las paradas obligadas en cada jornada.

"Son sentenzas que sobre o papel parecen moi lóxicas, pero na práctica é moito máis complicado que unha simple decisión", apunta García Cumplido, para lamentar que "se penaliza aos estados periféricos" porque las rutas de su transporte son más largas y augurar problemas de organización "díficiles de solventar". Y eso sin entrar en cuestiones de gastos. A partir de ahí, al sumar el encarecimiento de carburantes o peajes, el representante de Fegatramer ve "un panorama moi complexo" para 2018 y avisa de que puede haber subidas de precios de un 6 o 7%.

La Federación Galega de Transportes (Fegatrans), mientras, ve menos problemas. De hecho, su coordinador general, Alberto Vila, asegura que es "unha cuestión de organización da actividade", valora el impacto de la medida en las condiciones laborales del sector y cree que no debe de haber grandes problemas para buscar alternativas al descanso semanal en el camión, porque lo más habitual es pasarlo en casa. "Aquí aféctalles máis aos condutores non residentes en España", dice.

Lo que ya se suele hacer ahora cuando el descanso semanal toca en un viaje es optar por la versión reducida, de entre 24 y 45 horas -que sí se puede pasar en el vehículo-, y dejar las restantes para sumar a la parada de la siguiente semana. Fegatramer, con todo, asegura que no siempre es posible.

En cualquier caso, Vila advierte de que la resolución del TJUE, que constata que va en la línea del reglamento europeo en elaboración, obligará a las autoridades españolas a establecer con qué sanción se castiga el incumplimiento.

El transporte revisa su descanso