martes. 19.11.2019 |
El tiempo
martes. 19.11.2019
El tiempo

"A veces, es un error dejar ir a profesionales con experiencia"

A sus casi 67 años, el abogado José Eugenio Galindo es jefe de servicio del gabinete jurídico de la Diputación de Ourense. Lleva más de 30 años trabajando en el organismo provincial

El letrado José Eugenio Galindo González acude a su despacho en la Diputación de Ourense todas las mañanas de lunes a viernes desde el año 1988. 

A las puertas de soplar 67 velas y con más de 30 años de experiencia a sus espaldas formando parte del gabinete jurídico de la institución, actualmente como jefe de servicio, ya ha solicitado la segunda de las cinco prórrogas a las que puede optar para continuar en activo antes de alcanzar "la jubilación forzosa".

Su despacho sigue siendo el mismo que cuando llegó a la Diputación, y sus ganas, a pesar del paso los años, tampoco se han visto mermadas. "Sigo trabajando porque no estoy cansado, me encuentro bien y no quiero aburrirme", comenta. Si bien el abogado acude todas las mañanas a su oficina en los pasillos de la institución ourensana, su jornada laboral no cuenta con un horario fijo. Esto se debe a que las horas de actividad de este profesional las dictan los tribunales con los que trabaja.

Asimismo, Galindo González puntualiza que sus tareas no son cosa de una sola persona. El experto cuenta con todo un equipo jurídico formado por otros letrados en el que cada uno desempeña su función particular. En cuanto a la remuneración, Galindo no compatibiliza ningún tipo de pensión con su salario habitual como funcionario, por lo que, del mismo modo que su jornada laboral, la retribución que recibe no dista de la que obtenía antes de alcanzar la edad oficial de jubilación.

Mientras la salud se lo permita, confía en seguir formando parte del equipo jurídico de la Diputación

SEGUIRÁ EN ACTIVO. Por el momento, la opción de retirarse no entra dentro de sus planes a corto plazo. Mientras el cansancio o la salud no se lo impidan, su intención es seguir formando parte del equipo que conforma el gabinete jurídico de la Diputación.

Por otro lado, pese a descartar por el momento la idea de retirarse, también admite que "a medida que pasa el tiempo, uno busca cada vez más la vida cómoda y relajante" que otorga la ausencia de responsabilidades laborales. "Hoy me veo capaz de seguir haciendo mi trabajo, pero nunca se sabe lo que vendrá mañana", añade.

EXPERIENCIA. Dejando a un lado su trayectoria profesional, Galindo González realiza una reflexión general sobre lo que supone para él la edad de jubilación legal, fijada este año en los 65 años y ocho meses para quienes hayan cotizado menos de 36 años y 9 meses. Para el letrado, el momento de la retirada lo debe marcar el propio cuerpo. "A veces, es un error dejar ir a profesionales con experiencia que pueden seguir trabajando y quieren hacerlo", afirma. 

En este sentido, matiza que una vez cumplidos los 65 años —teniendo en cuenta siempre las diferentes condiciones según el tipo de tarea que se realice—, muchos trabajadores todavía se encuentran en plenas facultades para continuar desempeñando su jornada laboral.

Precisamente, esa experiencia adquirida con los años, según mantiene Galindo, es la que los ha hecho grandes profesionales capaces de aportar conocimientos útiles que sirvan de guía a las nuevas generaciones.

"A veces, es un error dejar ir a profesionales con experiencia"
Comentarios