Jueves. 23.05.2019 |
El tiempo
Jueves. 23.05.2019
El tiempo

Más allá del glamour

Los globos de oro se tiñeron de negro contra los abusos

NOCHE HISTÓRICA en Hollywood. Por primera vez en una entrega de premios, todas las actrices e invitadas se vistieron de negro para apoyar la igualdad de género y para rechazar los abusos sexuales. En los Globos de Oro 2018 se entregaron 25 premios: 14 fueron para el cine y once para la televisión. El director mexicano Guillermo del Toro recibió el mayor número de nominaciones, siete exactamente. Y aunque el ‘dress code’ de estos galardones pueda parecer sencillo, no todos han sabido sacarle partido y darle su toque personal.

Dakota Johnson nos ha dejado sin palabras. Podríamos decir que ha sido la mejor de la noche. Vestido de Gucci en terciopelo con tirante muy fino, cinturón joya y una especie de cola de strass. La actriz ha terminado recientemente el rodaje de ‘Cincuenta sombras liberadas’, película que se estrena en febrero, y ha eliminado todas y cada una de sus fotos de Instagram para incluir imágenes en apoyo el movimiento #whywewearblack de Time’s Up. Simplemente espectacular.

A Dakota le ha seguido muy de cerca Diane Kruger, que nos sorprendió con su diseño de Prada. Vestido de plumeti de color negro, falda recta con pedrería en tonos cristal en los filos y una capa que sale de los hombros. Además de que la prenda era impresionante, la actriz ha sabido lucirla y ha optado por la sencillez en su maquillaje y peinado para darle protagonismo al vestido.

Un modelo muy diferente ha sido el de Alicia Vikander, que se ha decantado por un vestido en clave vintage con cuello perkins, con pedrería, juego de transparencias y manga larga. El detalle: un precioso escote en la espalda. Un diseño de Louis Vuitton con el que Alicia Vikander nos ha conquistado.

Angelina Jolie también fue otra protagonista, no sólo por la polémica surgida en las redes sociales por su rivalidad con Jennifer Aniston, sino porque su look era de lo más sofisticado. Eligió un vestido de Atelier Versace, hecho a medida, con cuello redondo y unas mangas en clave XXL que terminaban con plumas. Otra de las grandes triunfadoras de estos Globos de Oro.

La protagonista de una serie estrella de Netflix también nos ha dejado sin palabras. Claire Foy, de The Crown, decidió decir no al vestido al elegir un esmoquin firmado por Stella McCartney.

El pantalón en pata de elefante y un maquillaje muy sexy con los labios rojos. Otra de las que tampoco dejó indiferente a nadie fue la actriz Jessica Biel, que deslumbró con un diseño de la casa Dior que era una auténtica maravilla, no solo por el plisado de tul que llevaba el cuerpo sino por la luna de terciopelo negro, que otorgaba al traje un toque de distinción sin perder nada de estilo.

Pero también hubo actrices que no estaban nada de acuerdo con el reglamento de vestir de negro, por que dicen algunas de ellas que sea luchado por «poder llevar lo que queramos y vestirnos más sexy. Si restringimos eso porque algunos hombres no pueden controlarse, estaremos dando un paso atrás, en mi opinión». Son las palabras de la modelo y actriz alemana Barbara Meier, que en su caso optó por un vestido bordado con estampado floral y cola de plumas en tonos pastel.

Más allá del glamour
Comentarios