martes. 01.12.2020 |
El tiempo
martes. 01.12.2020
El tiempo

El escudo de Galiza y el Santo Grial

Nuestro escudo es el más antiguo de la península Ibérica y uno de los más antiguos de Europa

Que se sepa, la primera representación gráfica conocida del escudo de Galiza, aparece en un libro de armas inglés de 1282 titulado Segar’s Roll. Hay ciertas diferencias con el actual, lo normal si tenemos en cuanta que han transcurrido unos ocho siglos, pero el elemento principal, el cáliz, no ha variado desde entonces cono elemento fundamental. Es de suponer que si nuestro escudo aparece en Inglaterra en el S. XIII, es porque era conocido con mucha anterioridad, salvo que alguien desde Galiza hubiese diseñado el escudo y lo hubiera mandado a Inglaterra el mismo día por correo electrónico, cosa improbable dado que tal como va el servicio de R últimamente, no es de suponer que en 1282 fuera mucho mejor.

Las tesis sobre el origen del escudo gallego y sobre su significado son múltiples y todas obviamente tienen un origen religioso, razón por la que, imagino yo, el nacionalismo moderno, que se distingue del antiguo en que los nuevos nacionalistas reniegan de nuestro pasado más remoto, como si fueran los creadores de nuestra nación, ignorando que el asunto religioso fue determinante en la creación de la patria gallega, se equivocan. Ésa es la razón por la que, digo yo, el escudo originario de Galiza cuenta con la reprobación o el ninguneo de las nuevas hornadas que creen que la patria gallega es de anteayer y la inventó la Xeración Nós.

EscudoVolvamos al lío, que no estoy aquí para renegar de los independentistas, entre los que me cuento. Hay quien sostiene que el origen de nuestro escudo puede llevarse al Concilio de Lugo, celebrado en el año 569, lo que nos remontaría a los tiempos del rey suevo Teodomiro, pero la suposición es por definición conjetural, pues no hay fuente que diga que de tal Concilio surgiese escudo alguno. Durante la Edad Media, numerosos autores a los que conocí en persona elaboraron todo tipo de teorías: que si era cosa del Apóstol, que si nuestra patria había sido señalada por Dios como un segundo Pueblo Elegido, que si esto, que si lo otro, que si el escudo procedía de la devoción que el pueblo gallego había mostrado al Creador.

En fin. Durante siglos nuestro escudo sufrió modificaciones. El número de los cálices se redujo a uno y el de las cruces que lo acompañan fue variando hasta conformar las siete que prevalecen hoy y que corresponden a las provincias de nuestro antiguo reino.

Entre las tradiciones más asentadas se encuentra la de la iglesia de Santa María de O Cebreiro, provincia de Lugo, donde se produjo un milagro un tanto absurdo en el S. XII. Un monje se disponía a celebrar una eucaristía. Era un mal día con un tiempo satánico, valga la expresión. Nevaba y el viento era imposible, así que el monje pensó que tendría el día libre pero apareció un feligrés llamado Juan Santín, cuyo apellido ayuda a corroborar la historia, se presentó. El monje le recriminó que hubiera desafiado al clima por una copa de vino y un poco de pan, y en ese momento, el pan se convirtió en carne y el vino en sangre. El cáliz, que se conserva y se venera en esa primorosa iglesia románica, parece datar del S. XII, con lo que casaría con la primera representación gráfica de nuestro escudo en el mencionado Segar’s Roll inglés.

Pero existe una tradición oral, que es la que más me divierte, que propone que el escudo gallego guarda una relación directa con el Santo Grial de la Última Cena. Algunos autores lo han investigado. Recomiendo la lectura, libre en internet, de la obra de Francisco Manuel Mariño, de la Universidad de Valladolid, quien ha estudiado, con profusión de fuentes, la relación entre el escudo de Galiza y el Santo Grial a través de las leyendas artúricas, en las que involucra a Parzival, uno de los Caballeros de la Mesa Redonda que supuestamente centró en Galiza su búsqueda, y el la que Mariño sostiene que de ahí viene el privilegio de la Catedral de Lugo de exhibir el santísimo sacramento de manera permanente.

Sea como sea, nuestro escudo es el más antiguo de la península Ibérica y uno de los más antiguos de Europa. En cualquier caso, uno de los que durante más siglos ha perdurado y eso si tomamos como fecha de partida el mencionado Segar’s Roll inglés, aunque es de suponer que cuando lo pintaron en ese libro es porque llevaba años o siglos circulando y establecido como representación del Reino de Galiza. Por lo que a mí respecta, y dado que no es posible a fecha de hoy establecer su origen ni su significado, hasta que no aparezcan nuevas fuentes, cosa que creo que ya no sucederá, me da un poco igual de dónde viene, pero me interesa algo más a dónde va. Me gusta la bandera gallega con la estreleira. Pues habrá que meterla en medio del cáliz, pero nuestro escudo de siempre, el del cáliz, de ése me enamoro.

El escudo de Galiza y el Santo Grial
Comentarios