Domingo. 24.06.2018 |
El tiempo
Domingo. 24.06.2018
El tiempo

La amargura

Jesucristo (centro) visto por Juan de Juanes en la 'Última cena'. ADP
Jesucristo (centro) visto por Juan de Juanes en la 'Última cena'. ADP

LA HERMANDAD del Santo Rosario y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor de la Pasión Despojado de sus Vestiduras, María Santísima de la Amargura, Madre de la Iglesia y San Juan Evangelista, denunció a un joven de 24 años, Daniel Serrano, por colgar en su cuenta de Instagram una imagen en la que el rostro de Cristo es sustituido por el del propio Daniel.

Según reconoció el acusado, valiéndose de sus habilidades para el manejo de programas informáticos de tratamiento de imágenes, realizó el montaje que tanto ofendió a la cofradía, vulgarmente llamada "de la Amargura", nombre que parece impuesto a propósito para denunciar a Daniel. Entre las razones por las que dicen sentirse agraviados, los cofrades insisten en que en la imagen resultante, Jesús lleva un piercing en la nariz. El caso es que cuando tomó la fotografía que luego sustituyó por la auténtica, el condenado presentaba, en efecto, un piercing en la nariz. No tenemos noticia, como es sabido, de que Cristo llevase objeto alguno colgando de la nariz.

¡Ay de aquellos que suplanten la imagen de Jesús por otra en la que nuestro Señor aparezca con la nariz horadada por un objeto metálico, pues no alcanzarán la gloria, ni encontrarán lugar en el Paraíso a la derecha del Padre! ¡Y sufrirán eternamente la ira de Dios y sus hijos serán condenados, y los hijos de sus hijos hasta la séptima generación!

"Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia..."

Siguiendo el consejo de su abogada, Daniel Serrano se declaró culpable ante el juez de un delito contra los sentimientos religiosos. De otra manera, la condena impuesta, el pago de una multa de 480 euros, podía haber subido hasta los dos años de prisión. Con ese dinero, los cofrades podrán comprarle a su muñeco alguna de las vestiduras de las que fue despojado.

Alguien tendrá que poner fin a esto. Hace cosa de un año, Cassandra Vera fue condenada a un año de prisión por unos tuits en los que hacía chistes sobre el asesinato de Carrero Blanco. A finales del año pasado, la docena de miembros de un colectivo de raperos fueron condenados a dos años y un día porque las letras de sus canciones, según la sentencia, ofrecían una "tónica subversiva frente al orden constitucional democrático", signifique eso lo que signifique. En febrero de 2016 dos titiriteros pasaron cinco días en prisión por representar una obra en la que se veía un cartelito que ponía "Gora Alka-Eta". En enero de 2017 el cantante de Def Con Dos, César Strawberry, fue condenado a un año de cárcel por unos tuits en los que se burlaba del rey o de algunos dirigentes franquistas.

Que nos den una lista de los chistes que se pueden contar, de las bromas que podemos gastar en las redes sociales o de las canciones que podemos cantar. En Corea del Norte es más fácil. Allí todo el mundo tiene muy claro lo que se puede hacer y lo que no. Como en cualquier dictadura, los ciudadanos tienen muy claro que no existe la libertad de expresión y lo que se juegan si dicen o hacen según qué cosas. Lo que no es normal es lo de España, donde día a día vamos descubriendo que hoy está prohibido hacer lo que podíamos hacer ayer. Ahora, por ejemplo, sabemos que está prohibido coger a Cristo y cambiarle la cara. Fotomontajes con Jesús, no.

Podrían poner un teléfono de atención al humorista: "Buenos días. Es que se me acaba de ocurrir un chiste y llamaba para saber si puedo contarlo, no vaya a ser". Alguna solución tiene que tener esto, porque si seguimos por este camino acabaremos todos condenados.

Volviendo a Cristo, en uno de sus más famosos sermones, el conocido como Sermón de la Montaña, del que se ocuparon Mateo y Lucas, Jesús desgrana uno de sus hits: las Bienaventuranzas. Mateo se lo curró más que Lucas, así que acudimos a la versión del primero, que podemos consultar en "Mateo 5:3-10".

"Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos". Según Jesús, que es quien lo dice, no yo, es más probable que acabe en el Paraíso César Strawberry que el juez que lo condenó. "Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa", sigue Jesús en clara referencia a Daniel Serrano, el del piercing, condenado, injuriado y perseguido por causa de Jesús, que no por su culpa.

Antes de entrar en el sermón propiamente dicho, pues las bienaventuranzas son más bien una introducción, Jesús envía un mensaje a todas estas personas condenadas últimamente en España: "Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros". Y es cierto. Los humoristas, los artistas, los compositores, son las primeras víctimas de cualquier régimen en el que desaparecen las libertades. La razón es simple. Si hay algo que no soporta un sistema autoritario es cualquier forma de humor que pueda ser interpretado como burla, parodia o escarnio. Les duele más un chiste que una soflama.

La amargura
Comentarios