Imprimir

Debajo de esa mascarilla

Víctor M. Rivero |

Víctor M. Rivero | 31 de julio de 2020

Las mascarillas son la demostración de que el ser humano es una criatura esencialmente optimista. Consultando a distintos observadores, hemos constatado que, desde la normalización de la pandemia, hay más personas guapas por la calle que antes. La atención se focaliza en los ojos y su expresión insinuada, mientras que, con medio rostro cubierto, el resto queda impregnado de un sensual misterio. Y, en una situación así, la imaginación siempre se pone en lo mejor; lo fantaseado siempre sublima la realidad posible. Aun con una mascarilla por encima, que como un atosigante bozal nos recuerda el peligro acechante y las limitaciones que pesan sobre nosotros, siempre se tiende a soñar.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/victor-m-rivero/debajo-mascarilla/20200731131904082555.html


© 2020 Galiciae

Fernando de Casa Novoa, 35 A 1ºB Santiago de Compostela

Tlfno: 981 55 25 30

(Grupo El Progreso)