Imprimir

Nuestro deber

Álvaro Ulloa | EL POLIEDRO

Álvaro Ulloa | 18 de marzo de 2020

COMO ES notorio, El Progreso modificó desde hace unos días su estructura para adaptarse a la nueva situación que estamos viviendo, con amplia información centrada en la alarma desatada por el coronavirus. Con ello, este periódico centenario no tiene otra pretensión que responder a la creciente demanda de nuestros lectores, que exigen noticias veraces y contrastadas, alejadas de los bulos y las ‘fake news’ que con tanta frecuencia circulan por las redes sociales y lo contaminan todo. Nuestro objetivo es mantenerlos puntualmente informados, tanto a través de la edición digital como de la impresa. Por ello hemos concentrado nuestros principales recursos humanos y materiales en esos contenidos, que consideramos prioritarios. En el diario de Lugo entendemos que así podemos prestar un mejor servicio a toda la sociedad. Ese es nuestro reto y nuestro deber.

Una situación transitoria
Los cambios no solo afectan a la redacción, sino a la integración de contenidos de A Mariña, Ribeira Sacra y A Chaira en la edición general. También sufrirán modificaciones otros suplementos y habrá más pasatiempos. Cuando remita la crisis, El Progreso volverá a su estructura habitual.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/alvaro-ulloa/nuestro-deber/20200318135505075294.html


© 2020 Galiciae

Fernando de Casa Novoa, 35 A 1ºB Santiago de Compostela

Tlfno: 981 55 25 30

(Grupo El Progreso)